Doctor Lourido, renuncie

Octubre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por: Alberto José Holguín

Francisco Lourido estaba muy tranquilo en la Presidencia de la SAG cuando el 5 de agosto recibió de parte del presidente Álvaro Uribe, dos días antes de entregar el poder, el ofrecimiento de nombrarlo gobernador del Valle para reemplazar al destituido Juan Carlos Abadía. Lourido, hombre íntegro, aceptó de buena fe en el convencimiento de que ejercería el cargo hasta el 31 de diciembre del 2011, lo que le daría tiempo para hacer algo y destapar la olla podrida que hay en el Palacio de San Francisco. Pero antes de que se posesionara empezó la guerra contra él, creada por politiqueros temerosos de lo que un buen Gobernador podría sacar a la luz. Se metieron hasta con su familia y su vida privada, pero especialmente con la legitimidad de su nombramiento. Después de muchas contradicciones y pronunciamientos de importantes organismos como el Consejo Superior de la Judicatura y el Consejo de Estado, la Procuraduría salió con una perla que acabó por enredar más las cosas y que confirmó que somos fieles seguidores del ‘hombre de las leyes’, al conceptuar que Lourido no estaba inhabilitado para ejercer el cargo, pero había que llamar a elecciones. Basado en este absurdo, el Gobierno Nacional no analizó nada más y las convocó para el 23 de enero...Es realmente penoso ver la falta de seriedad con que el Alto Gobierno y los entes nacionales de control manejaron tan importante asunto. Lo demuestran hechos tan dicientes como el pronunciamiento de los alcaldes del Valle, recientemente reunidos en Cali, que rechazaron la decisión, y las palabras del Ministro del Interior quien dijo que “una organización política sancionada con la destitución de un funcionario, no debería tener derecho a sustituirlo”. Y ahora, a las diez de últimas, personas que no están de acuerdo con la elecciones atípicas han pedido con razón a las autoridades judiciales, suspender los efectos del decreto que las convocó. Y eso está bien. Pero lo malo es que de admitirse cualquiera de las acciones de nulidad, se ordenarían medidas cautelares, lo que suspendería el decreto de que hablamos hasta que se falle la acción popular, pero esto podría tardar cerca de un año.Señor Gobernador, desconozco qué lo impulsa a seguir en el cargo, pero piense que lo montaron en una vaca loca y que a la hora de la verdad lo dejaron solo. Mientras usted ha guardado una postura responsable y digna, sus gratuitos enemigos lo atacan y en las altas esferas del Estado no ha tenido un solo defensor. Por amor propio renuncie. Y que otros pongan la cara para tratar de arreglar lo que de aquí a enero no tiene arreglo.COLETILLA 1: el miércoles pasado se cumplieron 40 años de la presencia de la Universidad Javeriana en Cali. Por la magnífica labor cumplida felicito a la Comunidad Jesuita y de manera especial al padre Jorge Humberto Peláez, su actual rector, así como a todos sus antecesores, entre los cuales guardo especial recuerdo de los padres Álvaro Jiménez y Javier González.COLETILLA 2: por la puerta grande sale Julián Domínguez de la Presidencia de la Cámara de Comercio de Cali después de doce años de exitosa gestión. Lo reemplazará Roberto Arango quien tiene las condiciones necesarias para ejercer el cargo con lujo de detalles. Felicitaciones a estos dos destacados ejecutivos y a la Cámara por la ejemplar obra que ha venido desempeñando.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad