Votos de ocho estados definirán futuro de Estados Unidos en las elecciones

Noviembre 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Votos de ocho estados definirán futuro de Estados Unidos en las elecciones

El candidato republicano a la presidencia de EE.UU., Mitt Romney, espera arrebatar la presidencia a Barack Obama.

Los denominados ‘estados bisagra’, entre los que se destacan Florida y Ohio, y en los que no hay predominio claro de ningún partido, serán definitivos en las elecciones.

En la democracia más emblemática del mundo no se elige el presidente con la mayoría de los votos que depositarán los cerca de 230 millones de estadounidenses habilitados para sufragar, sino que son los 538 colegios electorales los que tienen la última palabra.Así las cosas, no es solo una la campaña nacional la que se libra en Estados unidos por la Presidencia, sino que son 50 pequeñas batallas que se dan en cada uno de los estados por alcanzar esa mayoría que le permita sumar la totalidad de los colegios electorales de cada uno.De acuerdo con la normas estadounidenses, el candidato que logra el respaldo de la mayoría de los ciudadanos de un estado -sin importar la diferencia en votos- se lleva el total de colegios electorales atribuidos a ese estado. Es por este juego numérico en el sistema electoral que hoy todo apunta a que en estas elecciones por la Presidencia de Estados Unidos pueda ocurrir algo similar a lo que se vivió en los comicios del 2000, y Mitt Romney se quede con la mayoría de los votos, pero sea Barack Obama quien se reelija como presidente.Así estaban hasta ayer las apuestasSi se suman los votos de los estados indiscutiblemente demócratas y de los hoy por hoy que muestran una inclinación clara por este partido, Obama tendría asegurados, según la prensa local, un total de 243 votos del Colegio Electoral, sólo 27 menos de los 270 necesarios para proclamarse vencedor.Romney, por su lado, tendría asegurados sólo 206 votos electorales, por lo que necesitaría ganar 64 votos más, lo que reduce el número de combinaciones victoriosas.La diferencia en esta carrera por alcanzar las llaves de la Casa Blanca se jugará en los llamados “swing states” o “estados bisagra”, que pueden decantar sus votos tanto por los republicanos como por los demócratas. El grupo de estados ‘visagra’ está integrado por Florida (29 votos electorales), Ohio (18), Virginia (13), Wisconsin (10), Colorado (9), Iowa (6) y Nuevo Hampshire (4), que es donde las campañas de uno y otro candidatos centraron ayer su último esfuerzo por obtener la ventaja.En la mayoría de estos estados existía una clara ventaja del presidente Obama, sin embargo en el último mes Romney mejoró su posición en las encuestas, tras su firme desempeño en los debates de octubre y ha visto un incremento muy favorable en diversos estados como Colorado, Florida y Virginia.De lo reñida de la contienda habla el hecho de que hoy esté previsto que los dos candidatos realicen el último esprint de esta campaña y en pleno día electoral visiten aquellos estados en los que están más parejos, entre ellos Florida, Nueva Hampshire y Ohio.Ohio es un caso aparteOhio, donde se han definido los ganadores de las últimas doce elecciones presidenciales de los Estados Unidos, se ha convertido esta vez en el ‘botín’ más reñido entre Barack Obama y Mitt Romney.Más importancia aún cobra este estado porque de ser ciertos los resultados a los que le apuntan todas las encuestas y tanto Florida como Carolina del Norte retornan en estas elecciones presidenciales a las huestes republicanas, el nombre del nuevo mandatario de Estados Unidos lo decide Ohio.No en vano este estado ha recibido también reiteradas visitas en las últimas semanas de Joe Biden, fórmula vicepresidencial de Obama, y de Paul Ryan, compañero de campaña de Romney, así como de las primeras damas.Como están las cosas, Obama necesita el apoyo de los electores negros e hispanos para contrarrestar el respaldo de los varones blancos para Romney, pero su campaña sabe que esa sensación que hizo historia al elegir al primer presidente negro en EE.UU. y que encendió la campaña del 2008, hoy ya se ha disipado.Hispanos definen estados claveUna encuesta revelada ayer por la firma Latino Decisions advierte que el 73% de los hispanos tiene intención de votar por la reelección del presidente Obama y con la que sería la participación electoral más importante de la historia, definirían los reñidos estados de Florida, Nevada, Colorado y Virginia.Las cifras señalan que el 73% de los hispanos consultados prevé votar por Obama, un punto más que el porcentaje de apoyo que logró entre los hispanos el expresidente Bill Clinton en 1996, frente a un 24% que lo hará por Mitt Romney.“Si los latinos acuden a la urnas en los niveles que estamos proyectando, le darían el triunfo a Obama en Nevada, Colorado, Florida y Virginia”, indicó el investigador Matt Barreto.“Todo indica que los latinos están motivados y acudirán a las urnas en una cifra récord, demostrando una vez más que este electorado es crítico para cualquier candidato nacional a la hora de ganar”, señaló Mónica Lozano, consejera delegada de la firma ImpreMedia.Sobre los temas que se han tratado en campaña, el 71% confía más en la gestión de Obama a la hora de mejorar la economía y crear empleo, comparado con el 20% que apuesta por Romney.El 64% tiene una impresión “muy favorable” del Presidente y el 14% tiene la misma percepción del candidato republicano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad