Virginia ya no se opondrá a las bodas gay

Enero 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPais.com.co | AP

Gracias a la decisión tomada por las autoridades de Virginia se logró el derecho al matrimonio igualitario.

Después de un cambio radical en las autoridades de Virginia, el nuevo Secretario de Justicia llegó a la conclusión de que la prohibición estatal al casamiento gay es inconstitucional y afirmó que no la defenderá más en demandas federales, anunció este jueves su despacho. Virginia, considerada como un estado reñido en la lucha nacional para conceder el derecho al casamiento de las parejas del mismo sexo, y "apoyará a partir de ahora a los demandantes que buscan revocar la prohibición", precisó un vocero del secretario de Justicia Mark Herring en un correo electrónico a The Associated Press. "Después de una minuciosa revisión legal de la cuestión, el Secretario de Justicia Herring ha concluido que la actual prohibición de Virginia viola la Constitución Nacional y no la defiende" , escribió el vocero Michael Kelly. Herring, un demócrata que dedicó parte de su campaña a defender la igualdad matrimonial, se proponía presentar este jueves la notificación del cambio de posición del estado en el caso ante el tribunal federal de Norfolk, "donde se ventila una de las demandas", agregó Kelly. El cambio de actitud en el estado tiene lugar poco después de fallos de jueces federales que revocaron las prohibiciones a los matrimonios gay en Utah y Oklahoma.Con la elección de los demócratas Terry McAuliffe como gobernador y Herring como Secretario de Justicia, se efectuó un cambio radical respecto de los conservadores que quienes sustituyeron, en especial el Secretario republicano Ken Cuccinelli, activista en cuestiones sociales como el aborto y el casamiento entre homosexuales. El mismo día de su inauguración, Mcauliffe emitió una orden ejecutiva que prohibió la discriminación contra los empleados estatales homosexuales. Los votantes de Virginia aprobaron el casamiento de personas del mismo sexo en el 2006. Pero una encuesta de la Universidad Quinnipiac halló en julio que el 57% de los votantes registrados del estado apoyaban el casamiento gay y el 43% se oponía. El sondeo tuvo un margen de error de 3,1 puntos porcentuales. Los partidarios de revocar la prohibición estatal dicen que la cuestión tiene resonancia particular en Virginia debido a una decisión de la Corte Suprema en 1967 sobre una pareja de este estado y un casamiento interracial que sentó precedente. Mildred y Richard Loving se habían casado en Washington DC y vivían en Virginia cuando la policía allanó su vivienda en 1958 y los acusó de violar la ley estatal sobre integridad racial. Fueron declarados culpables, pero prevalecieron ante la Corte Suprema.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad