Víctimas del general serbio bosnio Ratko Mladic cuentan sus historias

Julio 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Diego Muñoz | Corresponsal de El País
Víctimas del general serbio bosnio Ratko Mladic cuentan sus historias

Ratko Mladic fue acusado de crímenes de guerra en 1995 y estuvo 16 años en la mira de las autoridades.

Ratko Mladic es acusado del cerco a Sarajevo y de la masacre de más de ocho mil personas en Srebrenica. “Fui violada y torturada. Hoy sólo espero justicia”, dice una de sus víctimas.

Elvedin Pasic, de 34 años, comenzó a hablar con la emoción desbordándosele por los ojos. Fue un momento difícil, tan difícil como han sido y serán otros momentos con otras voces, con otros malos recuerdos, con otros testimonios, en total 411. La sala del Tribunal Internacional de La Haya le escuchaba en silencio. Recordó que hace 20 años su padre se apareció en su casa de Vrbanjci, corriendo con una pistola en la mano. Estaba muy alterado, muy nervioso.“Tienen que irse rápido”, les dijo. Era una decisión de vida o muerte. Los militares serbiobosnios, comandados por el general Ratko Mladic, venían matando a todos los jóvenes musulmanes, a sus familias, quemando las casas y llevándose todo.“Salimos por la ventana, -contó emocionado Pasic en un perfecto inglés- mientras mi padre trataba de protegernos. Recuerdo que las balas nos pasaban cerca, fue muy difícil salir con vida de allí. Pero fuéramos por donde fuéramos, nadie nos quería recibir. Cuando volvimos al pueblo no había nada, habían destruido todo, habían matado a todos. En mi casa estaban los cadáveres quemados de mis abuelos y los otros habían muerto de disparos en la cabeza. Hasta al perro lo mataron”.El testigo hace una pausa larga, se seca las lágrimas y continúa. “Nos entregamos a los militares y nos llevaron a una escuela convertida en prisión donde nos golpearon. A mi padre lo llevaron hasta la segunda planta con otros hombres. A los niños y las mujeres los sacaron en un autobús, después no supe mas de mi padre. No hay duda en mi cabeza de que, después de la primera noche en la escuela, todos fueron asesinados”.Al terminar, Pasic llora y hay lágrimas en varios de los presentes. Algunas mujeres se tapan la cara con las manos. Mladic, al que acusan de estas muertes y de la de ocho mil jóvenes musulmanes en el bosque de Srebrenica en 1995 y de otros crímenes de guerra, no miró a Pasic desde el banquillo de los acusados. El juicio en el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia contra este general serbio bosnio que comenzó el pasado 16 de mayo pero tuvo que ser suspendido esta semana por enfermedad del acusado que fue trasladado a un hospital. La salud de Mladic, de 70 años, ha sido un asunto constante de preocupación para los magistrados y la Fiscalía y ha planteado dudas sobre la continuidad del juicio.El general está acusado de once cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad cometidos en la guerra de Bosnia (1992-1995), incluida la acusación de genocidio por la masacre de Srebrenica, ocurrida justo hace 17 años.“Al verlo ahora -dice el periodista de El País Miguel Ángel Villena- en la parte exterior todo ha cambiado, está mas viejo, el cabello canoso, se viste elegante y podría pasar por un apacible jubilado centroeuropeo, pero las apariencias engañan, cuando uno lo mira a sus ojos porque esas pupilas frías y claras, desafían a sus interlocutores con un aire desafiante e intimidante. La vejez no ha dulcificado ni atenuado esa mirada de asesino”.Mladic fue capturado en Lazarevo, un pueblo a 80 kilómetros de Belgrado donde se hacía llamar Milorad Komadic, en un mercadillo donde suelen venderse aún camisetas con las fotos de los principales acusados de los horrores de la guerra, los tres principales que se han sentado en el banquillo de los acusados del Tribunal: Slobodan Milosevic, Radovan Karadzic y Ratko Mladic.Milosevic, expresidente de Serbia e instigador de los conflictos balcánicos, murió en el año 2006 antes de escuchar su sentencia; mientras el ideólogo-psiquiatra Karadzic, está también a disposición del alto tribunal.La guerra de la antigua Yugoslavia estuvo plagada de horrores: el brutal y encarnizado cerco a Sarajevo ha sido uno de los mas largos de la historia reciente de Europa, 43 meses, y los sucesos de Srebrenica, el episodio mas cruel en el continente desde la II Guerra Mundial.En el asedio de Sarajevo, entre 1993 y 1995, murieron mas de 12.000 personas y 50.000 mas quedaron heridas. En Srebrenica asesinaron más de ocho mil personas; el 11 de julio pasado, día en el que se cumplían 17 años de la matanza, enterraron 520 cuerpos que han sido identificados con pruebas de ADN. Ese 11 de julio de 1995 las tropas serbias dirigidas por Mladic irrumpieron en el pueblo, separaron a los hombres de las mujeres y ejecutaron a 8.372 hombres y niños en unos pocos días.“En ambos casos: Sarajevo y Srebrenica, -agrega Villena- Ratko Mladic se hallaba al frente de las tropas serbias. Ha sido una sensación escalofriante que, en la apertura del juicio en La Haya, se hayan proyectado imágenes del bombardeo de un mercado de Sarajevo con 30 muertos y cerca de un centenar de heridos y de un adolescente de Srebrenica que murió tiroteado por la espalda cuando escapaba de aquel infierno". "Lo irónico de esta triste historia es que se esté juzgando en La Haya; Holanda es un país que arrastrará para siempre la vergüenza de que sus tropas de los cascos azules, tenían bajo su protección a los musulmanes que Mladic se llevó en autobuses y camiones al matadero, a la carnicería que armaron sus hombres”.Las madres de Srebrenica están presentes en el juicio aunque el juez no les permitió exponer una pancarta que rezaba: “Mladic, asesino en serie”. Algunas de ellas hacen parte de los 411 testimonios, siete de los cuales serán en persona, y 141 están dispuestos a ser careados por la defensa. La acusación tiene 200 horas para exponer el caso.Miles de ellas fueron violadas y torturadas en centros detención. Hoy, todas, sin excepción, quieren que tal y como ha pasado con el presidente de El Congo Thomas Lubanga, condenado a 14 años, el Tribunal Penal Internacional, haga por fin justicia.“Yo solo espero que el Tribunal me llame para testificar -dice Alisa Muratcehajic- solo espero que se haga justicia. Yo estuve detenida 21 días, me violaron y me torturaron. Perdí a mi familia, mi casa. Todo. Una hermana perdió a su marido en el bosque de Srebrenica, allí mataron a 8.100 hombres, niños y mayores, les dispararon, les tiraron granadas y luego los enterraron con buldozers. Nunca vi tanta maldad, tanto odio”.Las mujeres también fueron víctimas de la campaña de limpieza étnica que condujo a la violación, la tortura y al encierro de miles de ellas. Desaparecidos y asesinados sus maridos, el objetivo era que dieran a luz a bebés de padres serbios. Las organizaciones que han investigado estos crímenes cifran en 20.000 el número de bosnias musulmanas que fueron violadas por militares serbios a mediados de los 90.Muchas de ellas tuvieron hijos que dieron en adopción. Otras, los criaron lejos de la verdad, haciéndoles creer que sus padres fueron héroes de guerra bosnios caídos en combate.Nusreta Sivac fue llevada a tres campos de concentración. “Estuve en Omarska, Keraterm y Trnopolje. Las fotos que tomaron en Trnopolie dieron la vuelta al mundo, era como los campos de concentración para los judíos en Alemania. En los tres fui violada y torturada. Hoy solo puedo decir que estoy feliz de que haya llegado este día. Ahora solo espero que Ratko Mladic tenga un juicio justo. Espero que le condenen por todos sus crímenes”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad