"Veto migratorio contra musulmanes es por seguridad, no por religión": EE.UU.

Mayo 08, 2017 - 07:31 p.m. Por:
EFE / El País 
Donald Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

EFE / El País

El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, insistió este lunes en su defensa del veto migratorio por razones de seguridad y no religiosas, después de que dos jueces bloquearan en marzo pasado su segundo intento de prohibir la entrada a los ciudadanos de ciertos países musulmanes.

Lea también: En sus primeros 100 días en el poder, Trump endurece la retórica en política migratoria

"Esto no es un veto a los musulmanes (...) El presidente (Donald) Trump dejó claro que no se refería a todos los musulmanes del mundo", dijo Jeffrey Wall, procurador general interino en representación del Gobierno en su intervención ante el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Distrito, ubicado en Richmond (Virginia).

Wall subrayó que las promesas explícitas de Trump durante la campaña de prohibir la entrada a los musulmanes datan "de hace más 16 meses", se produjeron antes "de que asumiese el cargo" e insistió en que la medida está basada en la amenaza a la seguridad nacional.

Se trata de la primer audiencia de apelación después de que en marzo dos jueces federales de Hawai y Maryland emitieran sendas órdenes contra la orden de Trump de prohibir la entrada al país de los nacionales de seis países musulmanes (Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen) durante 90 días, por proceder de lugares con altos índices de terrorismo.

Lea también: La primera senadora latina de EE.UU. arremete contra "las promesas" de Trump

Los jueces argumentaron que las intenciones de Trump van contra la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense al desfavorecer a ciertos individuos por motivos religiosos.

Durante la vista oral, el juez de la corte de Virginia James Wynn Jr. insistió en que los comentarios de Trump de la que la segunda orden era una "versión diluida" de la primera fue una "especie de guiño, de "ya saben a lo que me refiero".

Asimismo, Omar Jadwat, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (Aclu), subrayó en la audiencia la validez de la suspensión del veto porque "encarna el mensaje de condena de una religión", lo que viola la Constitución.

El Tribunal de Apelaciones del Cuarto Distrito, que cubre Maryland, cuenta con 13 jueces, de los cuales nueve fueron designados por un presidente demócrata, tres por un republicano y uno lo fue originalmente por un demócrata y posteriormente ratificado por un republicano.

No hay fecha para el fallo del tribunal del Cuarto Distrito, y el próximo lunes se espera que aborde el caso el Tribunal de Apelaciones del Noveno distrito, en Seattle, que cubre Háwai.

Pese a los fallos de ambas cortes, casi con toda seguridad se espera que la cuestión alcance la máxima instancia judicial, el Tribunal Supremo, que deberá decidir la constitucionalidad o no del controvertido veto.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad