Vestuario de Clinton y Trump "espiando" a su esposa, las anécdotas de las elecciones en EE.UU.

Noviembre 08, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP

Los momentos más espontáneos que los candidatos a las presidencias han protagonizado este martes no han pasado de largo en las redes sociales. Aquí lo más comentado.

La expectativa mundial por las elecciones presidenciales en los Estados Unidos han estado marcadas por una serie de anécdotas que se han robado la atención en las redes sociales: Donald Trump "espiando" lo que vota su esposa, el presidente Barack Obama jugando básquet y hasta el vestuario de Hillary Clinton, ente lo más llamativo.

El día no empezó como Trump posiblemente había imaginado. 

A las puertas del colegio de Manhattan donde emitió su voto fue recibido por un grupo de ciudadanos que le gritó "¡Nueva York te odia!".

Luego, en el interior del centro escolar, protagonizó un descuido que las cámaras captaron y que provocó las risas de miles de personas en todo el mundo: el candidato republicano fue sorprendido mirando cómo su esposa Melania usaba la máquina para votar. 

"Parece que Donald Trump no se fía ni de que Melania vote por él", se burló el usuario @cafedotcom.

Poco después empezó a circular una imagen de su hijo Eric, que también observó el momento en el que su mujer Lara Yunaska votaba. El usuario @JuddLegum escribió en su Twitter: "De tal palo, tal astilla" (Like father, like son).

 

 

La candidatura de Hillary Clinton impulsó la moda por el traje pantalón, su prenda favorita a la hora de participar en mítines y otros eventos públicos.

Cuando perdió la nominación demócrata en las primarias de 2008, dio las gracias a la "hermandad que viaja en traje pantalón".

Cincuenta seguidoras de la exsecretaria de Estado crearon un grupo privado en Facebook llamado "Pantsuit Nation" (La nación del traje pantalón"), y decidieron llevar lucir esa prenda para demostrarle apoyo.

Actualmente cuenta con 2,2 millones de miembros -y contando- así como con el apoyo de grandes celebridades.

Beyoncé cambió sus usuales vestidos ajustados para ponerse el traje pantalón en un mitin de Clinton el viernes pasado. 

 

 

A lo largo de la campaña, Clinton ha intentado disipar la idea de que es demasiado estricta.

Para convencer a la opinión pública de lo contrario, su equipo se unió al #MannequinChallenge (El reto de los maniquís), que consiste en grabar un video en el que todos sus protagonistas no se mueven. 

Así, la candidata, su marido el expresidente Bill Clinton, el cantante Bon Jovi y todos sus colaboradores de campaña aparecen "petrificados" en un video filmado en el avión de campaña que se ha hecho viral.

Equipos deportivos y cientos de estudiantes han hecho sus propias versiones y las hicieron circular por las redes sociales.

El roquero Marilyn Manson dio la nota publicando un video que reproduce la ejecución de una persona que se parece mucho a Trump.

En el tema "SAY10", que aparecerá en el próximo álbum del artista, Manson aparece sentado en un trono arrancando páginas de una Biblia, antes de decapitar a un hombre que viste un traje.

El cantante es conocido por sus letras y videos provocativos, pero pocas veces comparte su opinión política.

Su "aportación" en el día de la elección se suma al apoyo que han dado a Clinton otras celebridades de la música como Lady Gaga, Beyoncé y Bruce Springsteen.

Nada tiene importancia ya si no es inmortalizado con un selfie. Votar no es una excepción, salvo en estados donde la ley no es muy clara.

Una serie de leyes electorales parecen prohibir esta afición en algunos estados, pero no en otros. 

Algunos expertos legales dicen que esta actividad está protegida por la Primera Enmienda de la Constitución, que vela por la libertad de expresión.

Como era de esperar, los votantes estaban un poco confundidos, y al menos uno se metió en problemas.

Eric Trump, uno de los hijos del candidato republicano, colgó una foto con su voto y un grupo de activistas presentó una denuncia ante la Junta Electoral del estado de Nueva York.

Obama aprovechó que sus compatriotas acudían a las urnas para dar rienda suelta a una de sus pasiones y jugar un partido de básquet con un grupo de amigos, una tradición que cumplió durante las jornadas electorales de 2008 y 2012.

El mandatario, muy en forma a sus 55 años, disfrutó de una tranquila partida, nada que ver con lo que ocurrió en 2010, cuando necesitó 12 puntos tras recibir un codazo en la boca.

[[nid:592022;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/11/734x486-elecciones-usa.jpg;full;{Estas son las reglas fundamentales que usted debe conocer sobre la mecánica electoral en Estados Unidos para que Trump o Clinton puedan llegar a la Casa Blanca.}]]

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad