Venezuela, refugio y ruta de la cocaína que llega a Europa

Venezuela, refugio y ruta de la cocaína que llega a Europa

Julio 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Por Juan Francisco Alonso Corresponsal de El País Venezuela

Aparte de ser un escondite para narcos, es el origen de la droga que llega a África occidental.

Por Venezuela pasa la mayoría de la cocaína que llega a Europa. La afirmación realizada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), ha dado nuevos brios a quienes vienen denunciando que el país se está convirtiendo en una plataforma para el negocio de las sustancias ilícitas. Y la captura la semana pasada en Caracas, de Carlos Alberto Rentería, considerado el jefe del Cartel del Norte del Valle, no ha hecho si no reforzar estos temores. La detención de ‘Beto’ Rentería por las autoridades venezolanas no es el primer caso de presencia en ese país. A la muerte del capo Wílber Varela, ‘Jabón’, también del Cartel del Norte del Valle, se le suma la información de que varios narcos colombianos de primera línea se esconden en ese país. Entre ellos están los actuales jefes del narcotráfico: Javier Antonio Calle Serna, ‘Comba’, y Daniel ‘El Loco’ Barrera.Pero no sólo es un escondite de narcos. Según el informe de la Unodc, Venezuela es el origen de “todos los envíos aéreos clandestinos de cocaína detectados en África occidental” y de vuelos destinados a pistas clandestinas en el país de Honduras.La Autopista 10El reporte anual del Unodc informó que en la ruta entre Venezuela y África -llamada por expertos como la A10, (autopista del paralelo 10)- circularon 250 toneladas de cocaína en el 2009. Llega a países como Marruecos Nigeria, Ghana, Liberia, Sierra Leona, Guinea, Guinea-Bissau, Cabo Verde, Senegal, Malí y Mauritania.Agrega el reporte que la droga atraviesa el Atlántico en embarcaciones nodrizas. Luego es transbordada a barcos más pequeños frente a las costas africanas. En junio pasado, dos toneladas de cocaína fueron halladas en una pequeña isla frente a Gambia.En Venezuela temen que se repita la situación que se vivió en la otra orilla del Arauca en los años 80 y 90 o en la actualidad en México, donde la violencia y la corrupción parecen desbordar a las autoridades. Rocío San Miguel, directora de Control Ciudadano, organización no gubernamental dedicada al estudio de temas de seguridad y defensa, es una de quienes considera que ese escenario es posible. “Hay una modalidad que ha cambiado en los últimos años, pues de las incautaciones de ‘mulas’ hemos pasado a grandes alijos. Esto habla de un fenómeno que se debe a la fragilidad fronteriza de Venezuela y al hecho de que tenemos diez años sin convenios militares ni policiales con Colombia”.Por su parte, el ex jefe de la Policía Científica y actual director de la Policía del estado de Miranda, comisario Eliseo Guzmán, explicó: “Entre las razones que han incidido en el tráfico de drogas está que tenemos 2.200 kilómetros de frontera con el principal productor de coca y estamos a mitad de camino del principal consumidor: Estados Unidos. Además teníamos la mejor real vial de Latinoamérica y la mercancía que partía de nuestros puertos no llamaba la atención ni generaba sospechas”. El gobierno se defiende El reporte de la Unodc ha supuesto un duro golpe para el Gobierno del presidente Hugo Chávez, quien se viene esforzando por demostrar su compromiso con el combate a las drogas. Como prueba de ese empeño, el Ejecutivo venezolano muestra el hecho de que en 2009 decomisó 60 toneladas de sustancias ilícitas y que hasta el 2 de julio de este año ha impedido que 30 toneladas más salgan del país, de acuerdo con cifras suministradas por la Oficina Nacional Antidrogas (ONA). Otro elemento esgrimido por las autoridades para refutar las acusaciones de su supuesta tolerancia con el narcotráfico es el número de aprehensiones de supuestos capos. Recientemente el ministro del Interior y Justicia, Tarek El Aissami, anunció que en los últimos cuatro años 44 grandes traficantes habían sido detenidos por las autoridades venezolanas en el país, cifra que se incrementó hasta los 46 con las capturas de ‘Beto’ Rentería el domingo 4 de julio y de un policía peruano solicitado por la Interpol. El año pasado ocho mil personas fueron detenidas por su vinculación con el tráfico de drogas y en lo que va de 2010 la cifra ya ronda los tres mil.La dureza con la que los tribunales tratan a los narcotraficantes también es exhibida por las autoridades venezolanas. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha calificado a los delitos relacionados con la producción, comercio y consumo de sustancias ilícitas como “crímenes de lesa humanidad”, por lo que los procesados por estos hechos no pueden gozar de beneficios procesales como la libertad condicional.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad