Venezuela busca apoyo para detener la caída del petróleo

Noviembre 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP.
Venezuela busca apoyo para detener la caída del petróleo

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El desplome del petróleo por debajo de 80 dólares ha disparado las alarmas en ese país, que obtiene 96% de sus divisas de las exportaciones de crudo y derivados.

Venezuela lanzó una ofensiva en busca de apoyos dentro y fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, de cara a la próxima reunión del cartel petrolero, para tratar de estabilizar los precios del crudo y reducir su vulnerabilidad financiera. Lea también: Maduro evalúa aumentar el precio de la gasolina en Venezuela.El desplome del petróleo Brent por debajo de 80 dólares ha disparado las alarmas en el país caribeño, que obtiene 96% de sus divisas de las exportaciones de crudo y derivados. Algunos analistas señalan temores en el gobierno por esta situación. Esas divisas son clave para la seguridad alimentaria y sanitaria de un país que importa la mitad de su comida y un porcentaje mucho mayor de medicinas. Aunque el presidente Nicolás Maduro asegura que Venezuela está preparada para cualquier descenso en la cotización del barril, el canciller venezolano, Rafael Ramírez, emprendió la semana pasada una gira por varios países OPEP y no OPEP para tratar de revertir la acelerada debacle del crudo, que en el caso venezolano ha perdido 23% de su valor en tres meses. Ramírez visitó Argelia, Qatar, Irán y Rusia, y antes había estado en México y recibido en venezuela al ministro saudí de petróleo. El lunes por la noche el mandatario aseguró que su gobierno ha "coordinado una reunión especial de países OPEP y no OPEP muy pronto, para tomar decisiones en defensa del petroleo y de los precios del petroleo". Maduro sólo se refirió a la aliada Rusia entre los países no OPEP que estarían en esa reunión, de la que no detalló fecha ni lugar. Opiniones encontradas Pero en el seno del cartel petrolero hay opiniones encontradas sobre un recorte en las cuotas de producción, que actualmente tienen un techo de 30 millones de barriles por día. Un bloque liderado por Arabia Saudí, principal productor con más de 9,7 millones de barriles diarios, no parece dispuesto a disminuir la extracción porque perdería mercado ante productores no OPEP en un eventual intento por reducir la oferta global de crudo. Los saudíes incluso decidieron bajar el precio de su petróleo a la venta a EE.UU. para ser competitivos frente al boom petrolero en ese país, aunque subieron el crudo a sus clientes asiáticos. Pero otro grupo de países como Venezuela, Ecuador o Kuwait promueven que se tomen decisiones en la reunión del cartel del próximo 27 de noviembre en Viena. Irán también se une a la corriente de cambios en las cuotas, pero con el interés de recuperar espacio en el mercado -perdido a manos de los saudíes tras las sanciones internacionales de hace un par de años- y elevar sus exportaciones. "Es difícil volver a los precios anteriores, pero hay que intentar mejorar las cotizaciones teniendo en cuenta la nueva situación del mercado", señaló el ministro iraní de Petróleo, Bijan Zanganeh. Luis Oliveros, profesor de postgrado de Economía Petrolera en la Universidad Metropolitana de Caracas, manifestó a la AFP que "la pregunta es quién está dispuesto a bajar producción" en la OPEP. "¿Acaso Irán está en condiciones? Arabia Saudí, Kuwait y Emiratos Árabes son los más importantes, quienes podrían sacar producción. Pero serían 400 o 500 mil barriles por día, y eso no ayuda" dice Oliveros. Críticas al "shale oil" El rápido ascenso de la producción de petróleo no convencional (shale oil) en Estados Unidos ha elevado la oferta global y empujado los precios a la baja. Maduro acusa a Estados Unidos de haber "inundado de petróleo" el mercado. Lo hizo "para dañar a Rusia y colateralmente dañarnos a nosotros como grandes productores", señaló. También dijo el mandatario venezolano que la fracturación hidráulica usada para extraer el shale oil "destruye el planeta" y no es sostenible financieramente por sus altos costos de producción. Sin embargo Oliveros destaca que los proyectos más importante de shale oil en Estados Unidos, como Bakken y Eagle Ford, "pueden producir" aún con precios más bajos pues "tienen costos marginales de producción, alrededor de 60 dólares" el barril. Por ahora los esfuerzos diplomáticos de Venezuela no se han reflejado sobre los precios del petróleo, que al cierre de este lunes se cotizó en 79,31 dólares por barril de Brent europeo. Oliveros considera que "esta gira del canciller Ramírez revela que hay temores en el gobierno de Maduro", que debe afrontar en 2015 el pago de miles de millones de dólares en servicio de deuda externa, además de deudas comerciales por más de 10.000 millones de dólares. Para Venezuela cada dólar que baja el petróleo significa unos 720 millones de dólares que deja de percibir al año. Oliveros advierte también que esta baja en los ingresos ocurre cuando la popularidad del presidente Maduro está en su peor momento (alrededor de 30%) , cae el precio del oro (más de 70% de las reservas internacionales de Venezuela son lingotes del metal precioso) y el déficit fiscal de 2014 apunta a más de 20 puntos del PIB.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad