Varios países acusan de nuevo a Irán de violar resoluciones ONU

Enero 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE

El representante francés señaló que esa actividad supone una "violación de las resoluciones del consejo de gobernadores del OIEA, así como de las del Consejo de Seguridad".

Los embajadores ante la ONU de Francia, Reino Unido, EE.UU. y Alemania reiteraron este miércoles de nuevo sus acusaciones a Irán por violar las resoluciones del Consejo de Seguridad respecto a su programa nuclear y el enriquecimiento de uranio al 20 %.El embajador adjunto francés ante la ONU, Martin Briens, señaló que su país había expresado su preocupación al respecto durante la reunión de hoy del Consejo de Seguridad, que el año pasado ya impuso sanciones a Teherán.El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) confirmó el pasado lunes que Irán comenzó la producción de uranio enriquecido con una pureza del 20 % en su nueva planta de Fordo, situada a unos 160 kilómetros de Teherán y en las montañas de la provincia iraní de Qom, con una estructura de tipo búnker que protege esas instalaciones de un eventual ataque aéreo."Hemos querido expresar nuestras preocupaciones porque las instalaciones que se utilizan son clandestinas", dijo el diplomático francés, que indicó que realizar esas actividades "bajo las montañas, enriqueciendo uranio a más del 20 % no tiene un uso civil creíble".El representante francés señaló que esa actividad supone una "violación de las resoluciones del consejo de gobernadores del OIEA, así como de las del Consejo de Seguridad".En línea similar se expresó la embajadora adjunta estadounidense, Rosemary DiCarlo, que junto a sus homólogos de Francia, Reino Unido y Alemania subrayó "la gran preocupación (de los cuatro países) por los últimos anuncios de Irán"."Es obvio que Irán no tiene justificación para enriquecer uranio a ese nivel para un uso pacífico", dijo DiCarlo, que señaló que para esos países la decisión iraní supone una violación de sus obligaciones internacionales.Los países reiteraron su disposición a llegar a una solución negociada que "restaure el nivel de confianza en el programa nuclear de Irán y en que su naturaleza es exclusivamente de carácter pacífico".La comunidad internacional teme que bajo el paraguas de un programa nuclear civil Irán ambicione desarrollar un arsenal atómico, mientras que ese país niega las acusaciones y defiende que sus aspiraciones sólo tienen fines energéticos y médicos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad