Vargas Llosa dice que legalizar la droga en América Latina disminuirá la violencia

Marzo 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

El escritor peruano y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa auguró este jueves para Latinoamérica en el corto o medio plazo un futuro tan violento como el presente de México si no se toma la decisión de legalizar las drogas.

El escritor peruano y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa auguró este jueves para Latinoamérica en el corto o medio plazo un futuro tan violento como el presente de México si no se toma la decisión de legalizar las drogas."Las políticas represivas no van a acabar con el narcotráfico" , reiteró el Nobel en una conferencia de prensa que ofreció en México con motivo del estreno en el país de su obra teatral 'Las mil noches y una noche'.Vargas Llosa calificó la guerra al narcotráfico emprendida por México -que ha costado más de 30.000 muertos en cuatro años- como "valerosa, heroica" y plagada de sacrificios. Sin embargo, consideró que Latinoamérica debería buscar otros enfoques.La situación mexicana es "un indicio, un anuncio, de lo que van a vivir los países latinoamericanos a la corta o a la larga, que ya están viviendo la depredación del narcotráfico en todos los órdenes", consideró. El narcotráfico, advirtió, "puede acabar con la democracia" .El escritor respaldó la idea lanzada por el expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso de abrir una negociación entre países productores y consumidores de drogas.Según Vargas Llosa, su nación, Perú, es el primer productor de cocaína del mundo, sin embargo el Departamento de Estado de Estados Unidos lo ubicó en el segundo puesto por detrás de Colombia en su informe anual sobre la lucha antidrogas ."La legalización es la única forma de acabar con la criminalidad asociada a la drogadicción", apuntó, aunque matizó que esta política conlleva ciertos riesgos.Vargas Llosa, que ya se ha pronunciado en diversas ocasiones a favor de regular la venta y el consumo de estupefacientes ilegales, será condecorado mañana por el presidente de México, Felipe Calderón, cuya postura es diametralmente opuesta.El conservador Calderón, que subió al poder en diciembre de 2006 gracias a una mínima ventaja electoral sobre su principal rival, decidió lanzar una ofensiva frontal contra los carteles de la droga, que a su vez entablaron una guerra entre ellos por el territorio.La estrategia del Gobierno mexicano fue el empleo del Ejército y la Policía federal como punta de lanza y en labores de seguridad pública. A pesar de las detenciones y los decomisos de droga, la violencia ha aumentado significativamente de un año a otro.El número de muertos atribuidos al crimen organizado en 2010 (de 15.273) es casi seis veces mayor que el registrado en 2007 (cuando fue de 2.700).Vargas Llosa recibirá de Calderón la insignia del guila Azteca, en consideración a los servicios prestados al país, en una ceremonia que tendrá lugar en el Castillo de Chapultepec, que fue la residencia del efímero emperador afrancesado Maximiliano I (1863-1867).En agosto pasado, el presidente admitió en un foro sobre seguridad la posibilidad de abrir un debate sobre la legalización de las drogas, aunque su postura es contraria y la estrategia de seguridad apenas ha variado desde su inicio.Por el contrario, el Nobel peruano piensa que con una redistribución de los gastos en "políticas represivas" hacia actuaciones de carácter preventivo, una vez se encarrile una legalización, Latinoamérica podría evitar el baño de sangre que vive México.A pesar de las limitaciones que impone México en la Constitución para que los extranjeros opinen o interpelen en política interna, Vargas Llosa realiza ocasionalmente declaraciones de alto calado en sus visitas al país, siempre en respuesta a preguntas de la prensa y sin ninguna traba por parte de las instituciones.Él fue quien acuñó, años atrás, la definición de "dictadura perfecta" para referirse al régimen que gobernó México entre 1929 y 2000, el del Partido Revolucionario Institucional (PRI), asociado por una parte de la sociedad a la corrupción y a un autoritarismo disfrazado de democracia.Además de ser honrado con el guila Azteca y de representar su obra teatral -que escribió y protagoniza, a sus casi 75 años-, en el Palacio de Bellas Artes capitalino, Vargas Llosa recibirá mañana otra distinción de manos del alcalde de Ciudad de México.El escritor se reunió el miércoles con autoridades de la cúpula cultural y educativa del país, y pronunció una conferencia ante universitarios.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad