Usarán sensores para vigilar derrame en el Golfo de México

Usarán sensores para vigilar derrame en el Golfo de México

Junio 14, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

El pozo fuera de control en el Golfo de México será monitoreado con sensores submarinos para rastrear mejor la cantidad de petróleo derramándose al mar, informó la Guardia Costera.

El pozo fuera de control en el Golfo de México será monitoreado con sensores submarinos para rastrear mejor la cantidad de petróleo derramándose al mar, informó la Guardia Costera.Al mismo tiempo, el gobierno y los estados cercanos incrementaron la presión sobre British Petroleum para que abra cuentas bancarias especiales donde aparte miles de millones de dólares para pagar demandas vinculadas con el derrame.Nuevos cálculos indican que el pozo podría haber estado arrojando hasta 7,6 millones de litros (dos millones de galones) de crudo al día antes de que un capuchón colocado anteriormente este mes comenzara a capturar parte de éste.Esto significa que más de 380 millones de litros (100 millones de galones) podrían haberse derramado en el Golfo de México desde que comenzó la crisis en abril, más de nueve veces el tamaño del desastre del buque tanque Exxon Valdez frente a las costas de Alaska en 1989, anteriormente el peor derrame petrolero en la historia de Estados Unidos.Los científicos han pasado apuros para determinar la cantidad exacta de crudo que está derramándose en el mar, y el gobierno ha enfatizado que las cifras de mayor magnitud emitidas aún son preliminares y consideradas como el escenario en el peor de los casos. El científico que encabeza el esfuerzo dijo la semana pasada que el rango más creíble hasta el momento oscila entre 3,18 millones de litros (840.000 galones) y 6,36 millones de litros (1,68 millones de galones) al día.El hombre al que el presidente Barack Obama nombró para coordinar las acciones gubernamentales en torno al derrame, el almirante Thad Allen, de la Guardia Costera, dijo que los sensores serían enviados el domingo y comenzarán a tomar mediciones de la presión para validar los cálculos, los cuales han sido efectuados hasta la fecha en base a lecturas de sonar y a las tomas enviadas por una cámara de video que opera permanentemente junto al pozo.Algunos días después de que comenzara el derrame, las autoridades gubernamentales le dijeron al público que el pozo roto a 1,6 kilómetros (una milla) de profundidad en el Golfo de México estaba arrojando 159.000 litros (42.000 galones) diarios. Luego indicaron que en realidad esa cifra era cinco veces mayor. Ese cálculo tampoco duró mucho tiempo.Y no se sabe a ciencia cierta cuánto petróleo comenzó a fugarse después de que el tubo fue cortado el 3 de junio, un paso que tanto BP como las autoridades dijeron podría incrementar el flujo en 20%. Era necesario cortarlo para colocar un capuchón sobre el pozo.BP dijo el domingo que dicho capuchón capturó aproximadamente 2,4 millones de litros (631.680 galones) de petróleo el sábado, evitando así que esa cantidad se esparciera en el océano. El sistema ha recolectado más de 19 millones de litros (cinco millones de galones) hasta la fecha.Mientras tanto, la Casa Blanca y al menos dos estados con costas en el Golfo de México exigieron que BP abra cuentas bancarias especiales donde aparte dinero para pagar las crecientes demandas relacionadas con el derrame.Obama desea que una tercera parte independiente administre las cuentas de depósito en garantía y compense a los que hayan presentado demandas "legítimas" de daños, dijo el domingo David Axelrod, el principal asesor político del mandatario. En las conversaciones esta semana entre la Casa Blanca y BP se analizará la cantidad de dinero a ser apartada, pero Axelrod señaló que debería ser "sustancial" ."Estamos al tanto de la solicitud" , dijo Sheila Williams, portavoz de BP en Londres. No quiso hacer más comentarios.Algunos estados con costas en el Golfo de México también están presionando a la empresa. El secretario de Justicia de la Florida y el tesorero estatal en Luisiana desean que BP coloque un total de 7.500 millones de dólares en cuentas de depósitos en garantía, con el fin de compensar a los estados y a sus habitantes por los daños actuales y futuros en medio de conversaciones sobre la posibilidad de que la petrolera pudiera declararse en bancarrota.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad