Uruguay dice en la ONU que no es un modelo para nadie al legalizar marihuana

Uruguay dice en la ONU que no es un modelo para nadie al legalizar marihuana

Marzo 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | EFE

El prosecretario de la Presidencia y presidente de la Junta Nacional de Drogas, Diego Cánepa, aseguró que el problema de la droga tiene en Uruguay "su propia especificidad".

Uruguay no quiere ser un modelo para ningún otro país con su ley sobre la regulación de la producción, distribución y venta de marihuana, declaró este jueves en una reunión de la ONU en Viena el prosecretario de la Presidencia y presidente de la Junta Nacional de Drogas, Diego Cánepa.En un discurso pronunciado ante los delegados de más de 120 países reunidos hoy en la Comisión de Narcóticos de la ONU, Cánepa aseguró que el problema de la droga tiene en Uruguay "su propia especificidad"."No creemos, ni queremos, ser modelo para nadie", indicó Cánepa, al tiempo que negó que la experiencia que está desarrollando Uruguay con la legalización pueda ser imitada por otro país.Uruguay trata de "encontrar caminos alternativos que logren realmente la salud y el bienestar de nuestros compatriotas, manifestó el jefe de la delegación uruguaya, cuya intervención fue una de las más esperadas en la jornada de hoy.Cánepa defendió así la polémica legalización de la marihuana, que en opinión de la JIFE -el órgano de Naciones Unidas que vela por el cumplimiento de la normativa global sobre drogas- contraviene la legislación internacional.El objetivo de la ley uruguaya, señaló Cánepa, es "combatir el tráfico ilegal de marihuana, a la vez de preservar la salud pública de la totalidad de la población".Además de Uruguay, también los estados de Colorado y Washington en Estados Unidos han legalizado la marihuana para fines recreativos.El representante uruguayo destacó que desde 1974 no se penaliza el consumo de ninguna droga en su país, pero se da la paradoja de que los consumidores deben de acudir al mercado ilegal para abastecerse, lo que alimenta el narcotráfico."Los exponíamos (a los consumidores) a cometer una serie de actividades ilegales para realizar un acto legal", resumió Cánepa.Cánepa señaló hoy que el problema de las drogas "requiere de un enfoque múltiple, de una gran flexibilidad, de comprensión por realidades diferentes, aceptando la posibilidad de transformaciones de las legislaciones nacionales o de impulsar cambios en la legislación internacional".El representante uruguayo recordó que las Naciones Unidas aseguraron recientemente que debe de recuperarse el "espíritu original de los tratados (de drogas), que se centra en la salud"."Continuar con el diseño y la aplicación de instrumentos rígidos, inflexibles, nos aleja del cumplimiento del espíritu de las convenciones y nos arroja a una espiral de violencia sin fin", señaló Cánepa."Debemos de reconocer la evidencia de la realidad, que demuestra en nuestra opinión, el profundo fracaso de las políticas implementadas en las últimas décadas en esta materia", agregó el representante uruguayo.Dado ese fracaso, "no asumir el desafío y no actuar sería un error imperdonable que seguirían pagando los más débiles de nuestro mundo", concluyó.La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) ha repetido que la ley uruguaya vulnera las normas internacionales porque éstas permiten el uso de marihuana sólo para fines médicos y científicos, y no recreativos.El presidente de la JIFE, el belga Raymond Yans, reiteró hoy la vigencia de las convenciones internacionales sobre drogas y subrayó que habían "limitado el consumo" al "controlar la oferta" de estupefacientes."Quién asumirá la responsabilidad política si al hacer las drogas accesibles sin control médico creamos una generación incapaz de concentrarse en sus tareas elementales?", indicó Yans.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad