"Unas 50 personas están entre la vida y la muerte": François Hollande

"Unas 50 personas están entre la vida y la muerte": François Hollande

Julio 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP.

El presidente francés, François Hollande, dijo también que hay "muchos extranjeros" entre los 84 fallecidos y los heridos en el atentado en Niza.

El presidente francés, François Hollande, dijo este viernes que unas 50 personas están en estado crítico, "entre la vida y la muerte", tras el atentado del jueves en Niza, donde murieron al menos 84 personas arrolladas por un camión.

"En el momento en que hablo, 84 personas exactamente han muerto, y unas cincuenta se encuentran (...) entre la vida y la muerte", dijo el presidente en Niza desde la prefectura, tras visitar a los heridos en el hospital.

El vehículo de 19 toneladas, alquilado el 11 de julio, avanzó arrollando a su paso a la gente y el conductor disparó varias veces, hasta que fue abatido por las fuerzas de seguridad. "Cambió de trayectoria al menos una vez", según la policía, lo que significa que "claramente trató de causar un máximo de víctimas".

"Escuché un bum, me di la vuelta y vi el camión acelerando, y cuerpos que salían disparados", contó Najate, una vecina de Niza de 52 años que presenció la escena.

"Había gente triturada por las calles. Dos pequeños de 8 y 9 años murieron al lado de nosotros" ante los ojos de sus padres, explicó Bachir desde un hospital de Niza.

Un motociclista trató de detener el camión abriendo la puerta del conductor, pero finalmente fue arrollado, explicó por otro lado el periodista alemán Richard Gutjahr, que presenció la escena desde el balcón de un hotel.

Mohamed Lahouaiej-Bouhlel nació en la ciudad tunecina de Susa y era residente en Niza, "capital" de la Costa Azul.

Casado y padre de familia con tres hijos, este conductor transportista se encontraba en proceso de divorcio. En el barrio donde vivía, en el este de la ciudad, varios vecinos lo describieron como "solitario y callado".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad