Una mujer gobernará al país más poderoso de Surámerica

Una mujer gobernará al país más poderoso de Surámerica

Noviembre 01, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Una mujer gobernará al país más poderoso de Surámerica

Elecciones. Los seguidores de la candidata del oficialista Partido de los Trabajadores, Dilma Rousseff, se volcaron anoche a las calles a celebrar el triunfo.

La candidata oficialista Dilma Rousseff fue elegida ayer como la primera mujer en llegar a la Presidencia de la República de Brasil, luego de imponerse con más del 55% de los votos a José Serra, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña, quien obtuvo el 44%.

La candidata oficialista Dilma Rousseff fue elegida ayer como la primera mujer en llegar a la Presidencia de la República de Brasil, luego de imponerse con más del 55% de los votos a José Serra, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña, quien obtuvo el 44%.En sus primeras declaraciones, la Mandataria electa de Brasil se comprometió a garantizar las libertades de prensa y religiosidad y a promover la “igualdad entre hombres y mujeres”, asegurando que son todos estos “principios esenciales de la democracia”.“Refuerzo el compromiso fundamental que mantuve por la erradicación de la miseria y la creación de oportunidades para todos”, declaró en su discurso ante simpatizantes y allegados en un hotel de Brasilia. “No podemos descansar mientras haya brasileños con hambre, familias en la calle y niños abandonados a su suerte”.También hizo un llamado a los “empresarios, trabajadores, iglesias, a la prensa y a todas las personas de bien del país” a colaborar con un Gobierno que será “para todos, sin exclusión”.A la oposición, encarnada por el candidato José Serra, dijo Rousseff que pretende “extenderle la mano” sin “discriminación”, porque será “la Presidenta de todos, respetando diferencias de opinión”.Se comprometió también con la lucha contra las drogas y con la promoción de un orden internacional “más justo”, en “un momento en que las grandes economías del mundo están golpeadas” por la crisis.“Será muy importante tener nuestras propias políticas, nuestro propio mercado y nuestras propias decisiones económicas”, pero eso estará “lejos de decir que cerraremos el país al mundo”, afirmó.Finalmente, hizo un recuento de sus intenciones de gobierno y agradeció, con la voz cortada, el apoyo decidido y activo de Luis Inácio Lula, el mandatario más popular de la historia reciente de Brasil.“Agradezco especialmente y con emoción al presidente Lula. Tener el honor de su apoyo, el privilegio de su convivencia, aprender de su sabiduría son cosas que se guardan para la vida”, manifestó con un nudo en la garganta. Pero Lula, decidió no sumarse a los festejos de la vitoria de Dilma, porque “este día es de ella”Habló la oposiciónDurante un breve discurso, en el que aceptó la derrota, el candidato José Serra felicitó por su triunfo a la Presidenta electa de Brasil y le deseó que “haga bien” al país y anunció el “comienzo de la lucha” de los próximos cuatro años de oposición.“Apenas estamos comenzando una lucha de verdad. Vamos a dar nuestra contribución al país, en defensa de la democracia, de la libertad, del derecho de todos a ser oídos y de la justicia social”, afirmó Serra desde Sao Paulo.Visiblemente desconcertado, Serra aseguró que no se despide de su carrera política, sino que dice apenas un “hasta luego”, después de perder en su segundo intento de aspirar a la Presidencia.“Quiso el pueblo que no fuese ahora”, dijo Serra, que antes que estas elecciones, disputó las de 2002 en las que perdió ante el hoy presidente Luiz Inácio Lula da Silva, reelegido luego en 2006.El candidato del Psdb agradeció el apoyo a los 43,6 millones de brasileños que le votaron, así como a sus correligionarios y compañeros de campaña.DesafíosUno de los primeros retos de la Presidenta electa será conseguir un acuerdo con los partidos de la alianza que la llevó al poder para repartirse en la próxima legislatura, las presidencias del Senado y de la Cámara de Diputados.Otro de los desafíos es mantener el rumbo de la economía y seguir con los programas sociales de Lula, pero al mismo tiempo tendrá que encontrar la forma de cumplir ese compromiso sin deteriorar la situación fiscal del país, para lo que tendrá que hacer un ajuste al gasto público. ReaccionesUna vez conocida la elección de Dilma Rousseff los mensajes de felicitaciones empezaron a llegar de todo el mundo. El Jefe de Estado de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, se mostró seguro de que el mandato de Dilma constituirá “una renovada oportunidad” para profundizar las relaciones entre los dos países”.El presidente venezolano Hugo Chávez, a través de su programa ¡Aló, Presidente!, mandó una felicitación y un beso a Dilma Rousseff por su victoria. “Bienvenida al club”, dijo Chávez. Los gobiernos de Argentina y España también felicitaron a la Mandataria electa de Brasil.La 11 de América Dilma Rousseff es la mujer número 11 que llega al poder en América Latina. Actualmente ejercen Cristina Fernández, en Argentina; Laura Chinchilla, en Costa Rica, y en Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar.Michelle Bachelet, de Chile; María E. Martínez de Perón, en Argentina; Lidia Gueiler, en Bolivia; Violeta Chamorro, en Nicaragua; Rosalía Arteaga, de Ecuador; Ertha Pascal, en Haití, y Mireya Moscoso, en Panamá, la antecedieron.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad