Una ‘cruzada’ sangrienta de extremistas contra cristianos

Una ‘cruzada’ sangrienta de extremistas contra cristianos

Enero 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Diego Muñoz | Corresponsal de El País España

Tras las guerras de Iraq y Afganistán los ataques contra los cristianos han aumentado.

El domingo 17 de septiembre del 2006 dos atacantes irrumpieron en el hospital materno de la Fundación SOS Mogadiscio en Somalia, se dirigieron hasta la sala donde se encontraba atendiendo a unas pacientes la monja italiana Leonela Sgorbia, de 65 años, y le dispararon delante de todos. Las autoridades somalíes concluyeron la investigación señalando que se trató de uno de los muchos atentados contra religiosos cristianos ocurridos en este país.En los últimos años, tras las guerras de Iraq y Afganistán los ataques contra los cristianos en países musulmanes han sido más continuos y sangrientos, como los ocurridos para fin de año en Egipto y Nigeria o el año pasado en Bagdad, donde terroristas volaron una iglesia cristiana, provocando la muerte de 52 personas. Cinco días antes de la muerte de la monja italiana, en su conferencia de aquel entonces titulada “Fe, razón y la Universidad: memorias y reflexiones”, el papa Joseph Ratzinger, ex profesor de teología, dio unas criticadas declaraciones sobre el mundo islámico.Las reacciones no se hicieron esperar, desde el propio Vaticano que se apresuró a pedir disculpas hasta los líderes religiosos que aprovecharon la ocasión para extender el odio hacia los cristianos.El propio Al Qaeda amenazó con una guerra santa contra los devotos de la Cruz hasta “la derrota de Occidente”. Desde Bangladesh hasta Marruecos, la ola de indignación se extendió como una mecha de pólvora encendida y no se calmó a pesar de las excusas y las lamentaciones del pontífice romano. Aumenta el miedoAyer la ONU pidió a los gobiernos determinación para combatir la violencia por motivos religiosos y planteó que se deje sin efecto cualquier ley que resulte discriminatoria, así como las prácticas que puedan afectar a las minorías que profesan determinados credos.“Los terribles ataques contra grupos religiosos en varios países han sido perpetrados por grupos extremistas y está claro que este aumento del fanatismo acarrea problemas a los estados”, declaró la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.Los casos de Nigeria y Egipto han hecho que crezca el temor entre las minorías cristianas en países de mayoría musulmana. La secta radical Boko Haram se hizo responsable de los atentados en Nigeria con bombas y de muchos más llevados a cabo contra iglesias y grupos reducidos, que han dejado en los últimos meses al menos 86 muertos.“Oh naciones del mundo, -dijo la secta - quedáis informadas de que los ataques en Suldaniyya (Jos) y Borno en la víspera de Navidad fueron llevados a cabo por nosotros Jama'atu Ahlus-Sunnah Lidda'Awatu Wal Jihad, bajo la dirección de Abu Muhammad, Abubakar bin Muhammad Shekau”.Los cristianos en Egipto conforman uno de los mayores grupos religiosos en países musulmanes, de unos 15 a 20 millones de personas, la mayoría de ellos pertenece a la rama de los coptos. Casi todos los años, los coptos sufren alguna clase de atentados.“La Iglesia Católica en muchas partes del mundo, no sólo en los países musulmanes se siente acosada y asediada -dice el sacerdote Jorge de la Roca, en Madrid-. En 2009, un total de 37 hermanos fueron asesinados. Los cristianos son perseguidos en Marruecos, Palestina, Egipto, Líbano, Argelia, Pakistán, Siria, Sudán, Tailandia, Turquía, China, Laos, Sri Lanka, Nigeria, Arabia Saudita, Indonesia, India e inclusive en la propia Europa cuna del cristianismo”.Samuel Allan, un pastor cristiano de origen australiano, que vivió doce años en Nigeria, asegura que en ese país el acoso de los musulmanes contra los cristianos ha sido “terrible”.“No sé cuántos han muerto allí, pero han sido muchos en los últimos años. Unos han muerto por machetazos, otros por disparos hechos por extremistas musulmanes. Los cristianos hemos tenido que huir, abandonar las iglesias, abandonar a los fieles, que son también víctimas de estos odios. En otros países han sido silenciados de muchas maneras, la cristianofobia ha aumentado y no va a parar de crecer. Lo triste es que el mundo se queda también en silencio”.Para el ministro de Asuntos Exteriores de la Santa Sede de Roma, Dominique Joseph Mamberti, la palabra ‘cristianofobia’, utilizada por primera vez en el 2003, describe la intolerancia y la discriminación sufrida por ciudadanos cristianos, la violencia y la persecución.“Muchos musulmanes radicales –dice el historiador Kalel Al Hammad- no separan a Occidente del cristianismo, y ven a los gobiernos y a los soldados de Estados Unidos y de los países de la coalición, también como representantes de la cristiandad. Por eso, la cristianofobia ha crecido a pasos agigantados en los países musulmanes, tras la Guerra del Golfo. Pero también ha crecido el odio hacia los musulmanes desde los atentados de las Torres Gemelas, los trenes de Madrid y los del suburbano de Londres perpetrados por Al Qaeda”.Desde el 2003, cuando la invasión de Iraq, comenzaron los hostigamientos contra la comunidad cristiana, unos 500.000, que conformaban el 3% de la población, fueron identificados por los musulmanes como “colaboradores” de las fuerzas de ocupación. La guerra también acentuó el extremismo de muchos grupos. Al Qaeda y algunos chiítas, comenzaron los ataques contra los cristianos, a quienes señalaron como blancos de los combatientes musulmanes al tiempo que aseguraban que su presencia en Oriente era equivalente a la invasión por parte de los cruzados. La mitad de los cristianos huyó de Iraq en el 2003 hacia Siria, Jordania o Francia. Los que se quedaron han sufrido persecuciones y muerte.De acuerdo con Acnur (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados) los cristianos en los países musulmanes tienen grandes impedimentos para acceder a las universidades, al Ejército, a los cargos públicos, o para construir sus iglesias.Según datos de El Vaticano, los cristianos un siglo atrás constituían el 20% de la población del Medio Oriente, pero hoy en día sólo llegan al 5%.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad