Un sirio llevará la llama olímpica en un campo de refugiados de Atenas

default: Un sirio llevará la llama olímpica en un campo de refugiados de Atenas

Ibrahim Al-Hussein de 27 años, que es un deportista que padeció una amputación y es modelo de integración, llevará la llama el próximo martes a un campo de contenedores que alberga a unas 1.500 personas en un barrio industrial de Atenas.

Un sirio llevará la llama olímpica en un campo de refugiados de Atenas

Abril 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l AFP
Un sirio llevará la llama olímpica en un campo de refugiados de Atenas

La llama olímpica de Río de Janeiro se encendió en la antigua ciudad de Olimpia, en Grecia.

Ibrahim Al-Hussein de 27 años, que es un deportista que padeció una amputación y es modelo de integración, llevará la llama el próximo martes a un campo de contenedores que alberga a unas 1.500 personas en un barrio industrial de Atenas.

Ibrahim Al-Hussein, un sirio de 27 años, un deportista que padeció una amputación, y modelo de integración, realizará "uno de mis más grandes sueños" el martes, llevando la llama olímpica a través del campo de refugiados de Eleonas, en Atenas.

El Alto Comisariado de los Refugiados de la ONU dio algunos detalles este viernes del feliz elegido.

Tras su visita del 28 de enero a este campo de contenedores que alberga a unas 1500 personas en un barrio industrial de Atenas, Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, COI, había anunciado el deseo de un relevo de la llama por un refugiado, en este campo.

La llama fue solemnemente encendida el jueves en Olimpia, y sera llevada a Brasil desde el próximo miércoles tras una ceremonia en Atenas, antes de llegar el 5 de agosto al estadio Maracaná de Rio, para la apertura de los Juegos de Verano de 2016. Ibrahim Al-Hussein, originario de Deir Ezzor, había recibido en su país distinciones en natación y en judo.

[[nid:529120;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/afp_9u4v2.jpg;full;{En una ceremonia tradicional encendieron este jueves la llama de los Juegos Olímpicos de verano de Rio en la antigua ciudad de Olimpia; la antorcha recorrerá ahora miles de kilómetros durante cuatro meses por el país heleno antes de llegar a Brasil.Agencia AFP}]]

Tras haber perdido la mitad de la pierna derecha en un bombardeo, el joven electricista partió hacia Turquía, antes de llegar a Grecia hace dos años, a la isla de Samos, como más de un millón de personas desde entonces, en una barca neumática.

Llegado antes del enorme flujo del año pasado, obtuvo después asilo en Grecia, y pudo recibir una prótesis.

Trabaja en un café de Atenas, vive en un apartamento alquilado, y se entrena en baloncesto y natación, disputando partidos de baloncesto en silla de ruedas con su equipo en todo el país, además de nadar los 50 metros libres en 28 segundos, según la entrevista que ha dado al sitio internet del UNHCR.

Ibrahim Al-Hussein considera en esta entrevista que el relevo de la llama que tomará, el martes es "un honor, un viejo sueño de más de 20 años que se ha hecho realidad".

"Voy a llevar la llama por mí mismo, pero también por los sirios, por los refugiados del mundo entero, por Grecia, por el deporte, por mis equipos de natación y de básquet", afirma el joven, señalando que "mi objetivo es no abandonar nunca, de ir siempre hacia adelante, y eso el deporte me permite realizarlo".

El 28 de enero, Bach había anunciado también que un equipo de refugiados participaría en los Juegos Olímpicos de Rio, y está todavía en curso de constitución. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad