Uganda amenaza con derrotar a rebeldes sursudaneses si rechazan alto el fuego

Uganda amenaza con derrotar a rebeldes sursudaneses si rechazan alto el fuego

Diciembre 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Uganda amenaza con derrotar a rebeldes sursudaneses si rechazan alto el fuego

Gente desplazada se reúne alrededor de un camión repartidor de agua para llenar sus contenedores en un complejo de las Naciones Unidas, donde miles de personas se han refugiado del conflicto.

El presidente de Uganda dio un ultimátum de 24 horas a los rebeldes, bajo la amenaza de que los países de África se unan para combatir a los insurgentes.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, dio hoy un ultimátum de 24 horas al exvicepresidente de Sudan del Sur Riak Mashar para que respete el alto el fuego y evite así que los países del Este de África "vayan por él para derrotarlo"."Nos veremos obligados a derrotar a Mashar si se niega a mostrar su apoyo al alto el fuego", dijo Museveni en declaraciones a los periodistas en Yuba, retransmitidas por la televisión sursudanesa.Musevini dio esta amenaza tras reunirse con su homólogo sursudanés Salva Kir, aunque no detalló qué medidas adoptarían para frenar a los insurgentes. Kir se comprometió hace tres días a cesar sus hostilidades con los rebeldes en una reunión en Nairobi con los países africanos de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD, en sus siglas en inglés).Los miembros de la IGAD acordaron dar un plazo de cuatro días, que expira mañana, para que Mashar responda a la propuesta de alto el fuego y se celebre una reunión cara a cara entre los dos rivales políticos.Durante la cumbre, también advirtieron de que si no se produce este encuentro entre Kir y Mashar antes del 31 de diciembre la IGAD estudiará "nuevas medidas, aunque éstas no quedaron concretadas.El presidente Kir ya se comprometió el jueves pasado a dialogar con Mashar esta semana en Etiopía para intentar encontrar una solución a la crisis, que comenzó el pasado día 15 con un intento de golpe de Estado, del que las autoridades acusan al exvicepresidente.La IGAD está formada por Etiopía, Sudán, Kenia, Uganda, Somalia y Yibuti, y considera que una "solución militar interna" es inviable ya que, en un actual contexto situado al borde de la división étnica, conllevaría "una ruptura profunda de los lazos políticos y sociales".El ministro de Exteriores de Etiopía, Tadros Adhanu, llegó hoy a Yuba, al haber sido designados su país y Kenia mediadores entre las partes en conflicto en Sudán del Sur y organizadores de una ronda de negociaciones entre ambas.Estos esfuerzos mediadores y advertencias coinciden con el avance hacia Bor, capital del estado de Jonglei, de miles de rebeldes partidarios de Mashar que tienen intención de atacar la urbe.Miles de personas han muerto y más de 100.000 se han visto obligadas a desplazarse huyendo de los enfrentamientos, que han ido adquiriendo un cariz cada vez más étnico, entre las tribus Dinka (de Kir) y Lou Nuer (de Mashar).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad