Túnez conmemora su independencia enlutado por el atentado

Marzo 20, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP.
Túnez conmemora su independencia enlutado por el atentado

Javier Camelo Martínez, Myriam Martínez y el general retirado José Arturo Camelo. Fotografía tomada en el viaje realizado a Túnez.

En el marco de la celebración de la independencia, un centenar de personas se manifestaron en la mañana del viernes "contra el terrorismo".

Túnez conmemoró este viernes su independencia en medio de un duelo de dos días tras el sangriento atentado contra turistas en el museo del Bardo en la capital, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El presidente Beji Caid Essebsi se dirigió a la nación con motivo del 59º aniversario de la independencia, tras haber prometido una lucha "sin clemencia contra el terrorismo" y asegurado que el sistema democrático estaba "bien asentado" en el país.

Según constataron periodistas de AFP, un centenar de personas se manifestaron en la mañana del viernes "contra el terrorismo" en el centro de la capital tunecina y varios centenares lo hicieron en Djerba (sur), un lugar de gran afluencia turística.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, afirmó a su llegada a Túnez que "todos los que buscan mantener [...] nuestros valores de libertad, de tolerancia y de convivencia tienen que saber que estaremos juntos en este combate contra todas las formas de barbarie, de terrorismo".

Reivindicado por el Estado Islámico, este ataque sin precedente desde la revolución de enero de 2011 que echó del poder al dictador Zine El Abidine Ben Ali, costó la vida el miércoles a 20 turistas extranjeros de distintas nacionalidades, entre ellos, dos españoles y dos colombianos (uno, con doble nacionalidad y pasaporte australiano), así como a un policía tunecino.

Por otro lado, y para rendir homenaje a las víctimas, CLIA, la asociación francesa que reagrupa a las compañías de crucero anunció el viernes que aplazará su semana de promoción, prevista del 23 al 30 de marzo, para otra fecha todavía por definir.  

Los dos atacantes, que dispararon con kalashnikov contra los turistas cuando estos descendían de sus autocares a la entrada del museo, se habían formado en el manejo de armas en Libia, explicó el viernes el secretario de Estado tunecino encargado de asuntos de seguridad, Rafik Chelly.

Según él, se trataría de "dos elementos extremistas salafistas takfiris que abandonaron clandestinamente el país el pasado diciembre y fueron a Libia, donde se formaron en el uso de armamento" antes de volver a Túnez, explicó a la televisión privada. 

El término "takfiri" significa literalmente "el que lanza anatemas" contra quienes no comparten sus creencias, pero en general es utilizado para designar a grupos yihadistas o islamistas radicales sunitas.

Los dos asaltantes, abatidos por las fuerzas de seguridad en el ataque, eran "elementos sospechosos" de formar parte de "células durmientes", señaló Chelly, precisando que uno de ellos, Yassine Abidi, ya había sido arrestado antes de partir a Libia.

Además, según informó a AFP la policía y la familia del otro asaltante, Jabeur Khachnaoui, el padre, los dos hermanos y la hermana de este último fueron detenidos, aunque se desconoce si estos arrestos forman parte de las nueve detenciones anunciadas el miércoles por las autoridades.

El Estado Islámico reivindicó la operación del miércoles a través de un mensaje de audio publicado en internet, en el que amenazó a Túnez con más ataques.  

En respuesta a cuestiones sobre un eventual regreso al autoritarismo en el marco de la lucha antiterrorista, el presidente Essebsi aseguró el jueves que "el proceso de entrada en vigor de un sistema democrático ya está bien implantado, bien asentado. No habrá vuelta atrás".

El jefe de Estado tunecino alabó "la rapidez con la que las fuerzas del orden llegaron al lugar y evitaron una catástrofe", recordando que se encontraron sobre los atacantes "explosivos terribles que no tuvieron tiempo" de utilizar. Pero al mismo tiempo, el jefe del gobierno, Habib Essid, admitió "fallos en todo el sistema de seguridad".

El vicepresidente del Parlamento, Abdelfattah Mourou, precisó este viernes a la AFP que en el momento del atentado sólo había cuatro guardias encargados de la seguridad de la cámara, de los cuales dos estaban "en el café, el tercero comía y el cuarto no se presentó".

"Fue un gran error", apostilló. Se trata de la primera operación reivindicada por el Estado Islámico en Túnez, pero este grupo cuenta con cientos de combatientes tunecinos en sus filas. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad