Trump y Clinton ganan primarias en Florida, mientras Rubio se retira de la aspiración

Trump y Clinton ganan primarias en Florida, mientras Rubio se retira de la aspiración

Marzo 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

Sin embargo, el magnate estadounidense sufrió una derrota en Ohio en manos de John Kasich. Clinton también venció en Carolina del Norte y Ohio.

Donald Trump dio un salto superlativo en su marcha hacia la Casa Blanca y sepultó las aspiraciones de Marco Rubio, al conquistar este martes las primarias republicanas de Florida, un estado que también cayó en manos de la demócrata Hillary Clinton. Lea también: ¿Puede ganar Donald Trump las primarias republicanas?

Trump, el magnate inmobiliario de retórica beligerante contra los inmigrantes latinos clandestinos, debería ganar con contundencia en Florida, según las primeras proyecciones, y de esa forma se quedaría con los 99 delegados del partido en ese estado del sureste estadounidense con una fuerte población de origen latinoamericano.

Rubio, el senador de origen cubano por ese estado, inmediatamente anunció su retiro de la carrera, sin que su discurso optimista pudiera conquistar los votos de un electorado iracundo con la clase política.

"Quiero felicitar a Donald Trump por su victoria, una gran victoria en Florida" , dijo Rubio ante un entristecido grupo de seguidores en Miami, anunciado que su "campaña está suspendida" .

"Gracias Florida" , reaccionó Trump en Twitter. El hombre de negocios de Nueva York, por el que nadie apostaba un centavo hace nueve meses, se lleva los 99 delegados de ese estado y se acerca un poco más a su objetivo: portar los colores del partido Republicano en las presidenciales del 8 de noviembre.

Trump sin embargo sufrió una derrota en Ohio en manos de John Kasich, el gobernador de ese estado industrial del norte estadounidense, que dio así un necesitado impulso que lo mantiene con vida en la campaña.

En el lado demócrata, Clinton obtuvo claros triunfos sobre el senador Bernie Sanders en Florida y Carolina del Norte, conquistando, como ha hecho en todo el Sur, el importante voto de la comunidad negra. La exsecretaria de Estado también conquistó Ohio.

Electores estadounidenses de cinco estados votaron en un nuevo 'supermartes' de primarias camino a las nominaciones de los partidos Republicano y Demócrata para elegir al sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca.

Al fin de la jornada, los dos grandes partidos de Estados Unidos habrán escogido a más de la mitad de todos sus delegados necesarios para decidir la nominación en las convenciones nacionales de julio.

Aunque ningún candidato amanecerá el miércoles con la nominación de sus partidos, los favoritos deberían terminar con una idea de cuándo podrían alcanzar la meta.

Los republicanos tienen en juego 358 delegados, que en algunos estados se entregan en su totalidad al ganador. En cambio los demócratas distribuyen sus 691 delegados en un sistema proporcional.

En Florida, Rubio no tenía otra alternativa que una victoria para continuar con vida. Este martes en Miami no se registraban grandes aglomeraciones ante los puestos de votación, donde había instalados carteles indicativos en inglés, español y créole haitiano, los tres idiomas más hablados de la ciudad.

El cubano-estadounidense Peter Fleitas, de 65 años, se presentó a votar en una iglesia luterana del moderno barrio de Brickell portando un marco de fotografía en las manos, en señal de apoyo a Rubio, a quien definió como "un candidato muy excepcional".

Si la jornada sepultó a Rubio, para Kasich su primer triunfo de la contienda fue un esperado soplo de aire a sus aspiraciones. Este gobernador y excongresista desde el inicio apostó todas sus fichas a una victoria en Ohio que lo mantuviera en la disputa partidaria.

Pero Kasich tendrá dificultades en las próximas primarias, y el senador ultraconservador Ted Cruz espera pacientemente que acompañe a Rubio en la puerta de salida para buscar capitalizar el voto antiTrump en el interior del campo republicano.

Un video producido por dirigentes republicanos y que compila frases pronunciadas por Trump en esta campaña con fuerte contenido misógino y sexista pasó a dominar las discusiones políticas desde el lunes, volviendo a dejar al millonario en el centro de la polémica. El presidente Barack Obama denunció de nuevo, sin nombrarlo, a Donald Trump y el tono de la campaña electoral.

"Hemos escuchado una retórica vulgar y divisiva orientada a mujeres, minorías o personas que no se parecen a nosotros o que no rezan como nosotros" , dijo. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad