Trump sugiere acabar con las ruedas de prensa

Trump amenaza con acabar las ruedas de prensa

Mayo 12, 2017 - 01:54 p.m. Por:
EFE / El País 
Donald Trump

Donald Trump, presidente Estados Unidos.

EFE/ El País

El presidente estadounidense, Donald Trump, propuso este viernes acabar con las ruedas de prensa y distribuir respuestas por escrito "en beneficio de la rigurosidad", después de las contradicciones sobre el despido del director del FBI.

Trump se lanzó de nuevo a su cuenta de Twitter a primera hora de la mañana para atacar a la prensa, que critica la confusión que él mismo ha generado sobre las razones del sorpresivo despido del director del Buró Federal de Investigación (FBI), James Comey.

Lea también: "Más le vale que nuestras conversaciones no estén filtradas a la prensa": Trump a Comey

"¿Quizá lo mejor sería cancelar todas las futuras conferencias de prensa y distribuir respuestas escritas en beneficio de la rigurosidad?", se preguntaba esta mañana Trump.

El mandatario aseguró que es un "presidente muy activo con muchas cosas pasando", por lo que no es posible para sus portavoces "colocarse en el podium (de las ruedas de prensa y hablar) con total rigurosidad".

Trump elevó aún más la confusión sobre las razones y procedimiento que desencadenó el despido de Comey al asegurar en una entrevista con NBC que lo hubiese destituido de todas formas, pese a que justo después del despido el martes y en los días posteriores sus portavoces aseguraron que todo se desencadenó por las recomendaciones del fiscal general adjunto, Rod Rosenstein.

Lea también: Trump firma orden que crea comisión para investigar supuesto fraude electoral

La Casa Blanca insistió en que el despido se debió a unas recomendaciones de Rosenstein en relación a la manera en la que Comey gestionó la investigación sobre el manejo de los correos electrónicos de Hillary Clinton, rival demócrata en las presidenciales de Trump, cuando era secretaria de Estado.

Según funcionarios gubernamentales, Rosenstein amenazó con dimitir después de que la Casa Blanca dijera que él fue quien impulsó el despido de Comey, y pidió a la Casa Blanca que se corrija, mientras que Trump ha rechazado la versión oficial de la mala gestión del caso de Clinton y ha reiterado que la investigación de Rusia, que Comey lideraba, debería dejarse de lado.

El caos comunicativo se completa con el mensaje oficial de la Casa Blanca de que Comey no contaba con el apoyo de sus subalternos, algo que ha negado el director del FBI en funciones, Andrew McCabe.


Esta mañana Trump volvió a decir que las historias sobre la posible coordinación de su campaña con representantes del Gobierno ruso es una invención de "medios falsos" y "una fabricación de los demócratas para excusarse por perder las elecciones".

McCabe dijo este jueves que la investigación sobre la influencia de Rusia en la campaña es un asunto serio que no van a permitir que se deje de lado.

Cambios en el equipo de prensa 


El presidente de EE.UU., Donald Trump, se plantea hacer cambios en el equipo de prensa del Gobierno por no haber sabido controlar la polémica sobre el despido del director del FBI, James Comey, informó este viernes The Wall Street Journal.

El diario, que cita como fuente a múltiples funcionarios de la Administración, apunta que el presidente no descarta reemplazar al portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, y que también está pensando en una reorganización de su equipo de comunicación y su estrategia.


El Journal apuntó asimismo que el pasado miércoles uno de los miembros del gabinete de prensa de Trump contactó a compañeros de un canal de televisión afín al Gobierno, que no citó, para analizar su interés en unirse al equipo de comunicación del mandatario.

Por otra parte, Trump aseguró en una entrevista, la cual será emitida por Fox News el sábado, que está considerando eliminar la rueda de prensa diaria que ofrece Spicer, y en su lugar acudir personalmente a una conferencia con los medios cada dos semanas.

En la misma conversación con Fox, de la que la cadena emitió un avance, Trump describió a Spicer como "un ser humano maravilloso", pero se negó a contestar si el secretario de prensa conservaría su puesto, según destaca el Journal.

La información sobre posibles cambios se produce después de varias semanas de fuertes polémicas del gobierno de Trump, que el pasado martes anunció el despido del director del FBI, algo que pilló por sorpresa al departamento de comunicación de la Casa Blanca.

A consecuencia de ello, el gabinete de prensa se vio obligado a cambiar hasta en tres ocasiones sus explicaciones sobre cómo había llegado Trump a la decisión de prescindir de Comey, que dirigía una investigación sobre las conexiones del equipo de Trump con Moscú durante su campaña electoral.

Otro empleado de la Casa Blanca habló a The Wall Street Journal sobre la frustración del equipo de comunicación de Trump, quien insiste en controlar su propia cuenta de Twitter pero luego espera que su gabinete de prensa controle la reacción de los medios a sus publicaciones "y los culpa cuando no son capaces de hacerlo bien".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad