Trump protagoniza nueva controversia por supuesta injerencia de Rusia en su campaña

Julio 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP
Trump protagoniza nueva controversia por supuesta injerencia de Rusia en su campaña

Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos.

El presidente Barack Obama despertó el debate sobre la presunta responsabilidad de Rusia en la filtración de correos electrónicos de altos responsables del partido demócrata. Kremlin desmintió cualquier injerencia en la campaña electoral.

Una nueva polémica rodea al candidato republicano por la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, luego de que el presidente Barack Obama alertara sobre la presunta injerencia de Rusia en la campaña del magnate. 

"Todo es posible", dijo Obama en una entrevista con la cadena NBC News que será transmitida este miércoles, frente a una pregunta sobre la responsabilidad de Rusia en la filtración de correos electrónicos de altos responsables del partido demócrata.

Estos correos, divulgados por Wikileaks, pusieron en evidencia que varios responsables del Partido Demócrata intentaron menoscabar la campaña de Bernie Sanders, contrincante de Hillary Clinton en las primarias.

Expertos en seguridad informática contratados por la campaña de Clinton dieron a entender que Rusia era la responsable de la filtración, considerando que con ello pretendía favorecer a Donald Trump.

Obama no se pronunció sobre los posibles objetivos de este pirateo aunque sí recordó los precedentes comentarios de Trump sobre Rusia.

"Donald Trump ha expresado su admiración por Vladimir Putin en varias ocasiones", declaró Obama. "Y creo que Trump se ha beneficiado de una cobertura más bien favorable en Rusia".

"Lo que sabemos es que los rusos piratean nuestros sistemas. No sólo los del gobierno, sino también de sistemas privados", dijo.

También advirtió este miércoles a sus correligionarios demócratas que todo es posible en las elecciones de noviembre, y les pidió que se "mantengan preocupados hasta que todos los votos estén contados".

"Como alguien que ha estado en cargos electivos en diferentes niveles por unos 20 años, he visto que suceden toda clase de cosas locas, y pienso que todos los que vayan a una campaña y no compitan asustados pueden terminar perdiendo", dijo Obama, quien será el orador principal este miércoles en la Convención Nacional Demócrata.

"Mi consejo a los demócratas --y no tengo que darle este consejo a Hillary Clinton porque ella lo sabe bien -- es que se mantengan preocupados hasta que todos los votos estén depositados y contados, porque uno de los peligros en una elección es esa gente que no toma el desafío seriamente, que se queda en casa y terminamos obteniendo otra cosa", añadió.

Por su parte, el Kremlin desmintió cualquier injerencia en la campaña electoral en Estados Unidos.

"El presidente Putin ha dicho varias veces que Rusia no ha interferido nunca y no interferirá en los asuntos internos (de un país), sobre todo en un proceso electoral", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Si uno quiere hablar de sospechas contra otro país, hace falta un mínimo de concreción y precisión. Enunciar hipótesis denota una falta de enfoque constructivo", denunció el portavoz del Kremlin, destacando que Moscú pone "mucha atención en evitar cualquier acción, cualquier palabra que pueda ser considerada como una injerencia directa o indirecta en la campaña electoral".

Pero, las acusaciones también vinieron de parte del equipo de campaña de la candidata presidencial Hillary Clinton.

"Debe ser la primera vez que un candidato presidencial activamente impulsa a una potencia extranjera a conducir espionaje contra su oponente político", dijo Jack Sullivan, asesor de Clinton en la campaña electoral.

El caso, añadió, "pasó de ser un asunto curioso, a una cuestión política, a una cuestión de seguridad nacional".

Trump sugirió este miércoles a Rusia que ayude a encontrar correos que fueron borrados de los servidores que Clinton usó para sus mensajes electrónicos cuando era secretaria de Estado.

El FBI llegó este mes a la conclusión de que Clinton y su equipo fueron "extremadamente descuidados" en el trato de material reservado en sus servidores privados de correo, pero no recomendó la presentación de cargos formales contra ella.

Para los republicanos, la desaparición de esos correos es fuertemente sospechosa.

"Rusia, si están escuchando esto, espero que sean capaces de encontrar los 30.000 correos que están faltando", dijo Trump en una conferencia de prensa.

"No tengo nada que ver con Rusia"

Donald Trump negó tener lazos con Moscú y rechazó las insinuaciones de que Rusia está influenciando su campaña.

"No tengo nada que ver con Rusia", dijo el candidato republicano en una conferencia de prensa en Miami. El presidente ruso Vladimir Putin "dijo una cosa agradable de mí, dijo que soy un genio, pero nunca lo conocí".

Trump respondió a las acusaciones de que Rusia está detrás de una filtración de miles de correos electrónicos que puso en apuros al Partido Demócrata.

Según el magnate neoyorquino, su única vinculación con Rusia ocurrió cuando vendió una casa por 100 millones de dólares a un ruso en Palm Beach, Florida.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad