Tras el desbordamiento de un río se inundó una ciudad en Japón

Septiembre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co | AFP
Tras el desbordamiento de un río se inundó una ciudad en Japón

La ciudad japonesa de Joso ubicada a 50 km del noreste de Tokio se inundó cuando el río Kinugawa desbordó, destruyendo casas y automóviles que se encontraba a su paso.

El tifón Etau causó el desbordamiento de un río en la ciudad de Joso, localizada en la Prefectura de Ibaraki en Japón. En la ciudad de Joso, las casas y los vehículos fueron arrastrados junto con algunas líneas de electricidad.

Una ciudad del este de Japón sufrió este jueves inundaciones tras el desbordamiento de un río que destruyó casas y autos, a la vez que residentes desesperados pedían ayuda, según imágenes de TV difundidas en directo.

Las dramáticas escenas de la cadena pública NHK mostraron una gigantesca ola de agua fangosa procedente del río Kinugawa irrumpiendo en la ciudad de Joso, de 65.000 habitantes.

El desbordamiento se produjo a raíz de las lluvias torrenciales de esta semana en el país. Al parecer, varias personas están desaparecidas mientras que los socorristas trataban de rescatar a la gente en medio de las zonas ampliamente inundadas a causa del tifón Etau.

[[nid:462094;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/tifon-etau-734_0.jpg;full;{}]]Las intensas lluvias empeoraron un problema ligado a las aguas contaminadas de la central nuclear de Fukushima al haber provocado el desbordamiento de las bombas de drenaje del sitio, vertiendo agua contaminada con radiación al océano.  

"Este diluvio es de una escala que nunca habíamos vivido antes", declaró la meteoróloga Takuya Deshimaru en una conferencia de prensa de urgencia.

El primer ministro Shinzo Abe declaró que el gobierno estaba en alerta máxima.  "El gobierno permanecerá unido y hará todo lo que pueda para lidiar con este desastre... fijándose como máxima prioridad las vidas de la gente", dijo a los periodistas.

En Joso, las casas y los vehículos fueron arrastrados junto con algunas líneas de electricidad, mientras personal del ejército llegaba al área para llevar a cabo labores de rescate.  "Por favor, continúen pidiendo ayuda. Por favor, no pierdan la esperanza", dijo un presentador de la NHK en un mensaje supuestamente dirigido a los habitantes de la zona.

Etau, que irrumpió en Japón el miércoles, se desplazó hacia el mar de Japón hacia el final del día, pero las intensas lluvias continúan azotando al país.

Más de una docena de personas han resultado heridas, incluyendo una mujer de 77 años que se rompió la pierna al caer a causa de los fuertes vientos, informaron los periodistas locales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad