Tragedia en Honduras: presidente Porfirio Lobo anunció una investigación

Febrero 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Masiva solidaridad con el gobierno hondureño tras la tragedia en la cárcel de Comayagua. Cifra de muertos podría superar los 300. El presidente Porfirio Lobo anunció una investigación para establecer responsabilidades.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, se solidarizó con los familiares de los más de 300 reos que se cree que murieron en el incendio de la Granja Penal de Comayagua, centro del país, y anunció que se investigará la tragedia con "total transparencia" y "observación internacional" . "Haremos toda la investigación para determinar qué fue lo que provocó esta lamentable e inaceptable tragedia y deducir las responsabilidades", indicó Lobo en un mensaje por cadena de radio y televisión.El gobernante indicó que "preliminarmente" ha instruido al secretario de Seguridad, Pompeyo Bonilla, para que suspenda de sus cargos a los funcionarios encargados de la cárcel, donde ocurrió el incidente.También quedarán en la misma situación los responsables de la administración a nivel nacional de las cárceles "para garantizar un proceso investigativo de total transparencia".El gobernante enfatizó que "este es un día de mucho dolor para Honduras, lamentamos profundamente lo sucedido y quiero expresar mi solidaridad con los familiares de los compatriotas que perdieron la vida en el centro penal de Comayagua". Cifra de muertos sigue en aumentoPese a que la cifra de muertos en el siniestro no es definitiva, se estima que sería de unos 357. Así lo anunció el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte, pero Bonilla, titular de Seguridad, indicó que la cifra confirmada es de 272.De igual manera se anunció que una mujer que realizaba una visita conyugal a su marido, también pereció en el incendio.Sin embargo, se sabe que más de 350 presos no se presentaron a un recuento hecho en la cárcel una vez controlado el incendio. Se cree que la mayoría están muertos, pero también que algunos pueden haberse fugado aprovechando el caos, según fuentes penitenciarias."De acuerdo a nuestras investigaciones, un reo habría causado el incendio al quemar su colchón. Algunos de sus compañeros de celda dijeron que él gritó 'aquí nos moriremos todos' y en cinco minutos todo ardió", dijo el director nacional del sistema penitenciario, Danilo Orellana.Se desconocen los motivos del prisionero para actuar de esa manera. La versión fue confirmada a periodistas por Leonel Silva, jefe de los bomberos de Comayagua.Las llamas se propagaron rápidamente al quemarse los colchones, ropa y sábanas de los reclusos. El edificio resultó parcialmente destruido."De repente alguien gritó 'fuego, fuego, fuego' y sentí miedo y comencé a pedir auxilio junto a mis compañeros de celda", relató a la emisora HRN uno de los prisioneros que se identificó como Silverio Aguilar.Agregó que "por un rato nadie nos hizo caso pero después de unos minutos, que se nos hicieron eternos, un guardia apareció y nos abrió el portón de la celda, que estaba con candado". En esa celda había más de 60 reos, señaló.El vocero de los bomberos de Comayagua, Josué García, calificó de "dantescas" las escenas que observó en el lugar cuando participó en las labores para extinguir el fuego. Relató que muchos reclusos perecieron en medio de la desesperación al no poder salir de sus celdas.Familiares llegaron a buscar a sus seres queridosCientos de familiares acudieron a toda prisa al Hospital de Santa Teresa para averiguar la situación de sus seres queridos.Unas 1.000 personas trataron de romper los candados de los portones de la prisión pero la policía lo impidió dispersando a la multitud con gases lacrimógenos. El canal 5 de televisión mostró imágenes de familiares de las víctimas arrojando piedras a los policías."Queremos ver el cuerpo de nuestro familiar", afirmó por teléfono Juan Martínez, padre de otro prisionero que falleció. Aseguró que "aquí estaremos hasta lograr nuestro objetivo".En la muchedumbre se pudo ver gran cantidad de niños y mujeres cargando a sus bebés en brazos. Orellana dijo que los familiares "deben entender que hay que cumplir la ley... y eso es lo que hacemos".Añadió que "todos ellos tendrán la oportunidad de ver los restos de sus seres queridos, pero en este momento los forenses hacen su labor de reconocer los restos de los reos muertos".Gobierno adoptará medidasEl ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, anunció que el gobierno adoptará medidas para mejorar los centros penitenciarios del país, que permanecen en malas condiciones estructurales desde hace 40 años y no han sido mejorados por falta de recursos."Este es un problema de Estado y en esa forma se resolverá", dijo Bonilla. Agregó que el gobierno suministrará los ataúdes a los familiares de las víctimas y les proporcionará todo lo que ellos requieran.En julio de 2010, el presidente Porfirio Lobo declaró un estado de emergencia en nueve de las 24 prisiones de Honduras. Su ministro de Seguridad consideró entonces que las prisiones eran "universidades del crimen" y estaban desbordadas por la superpoblación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad