Todo listo en Venezuela para las elecciones presidenciales

Octubre 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Todo listo en Venezuela para las elecciones presidenciales

Ríos de personas acompañaron al presidente Hugo Chávez en su cierre de campaña en Carácas.

El próximo domingo 07 de octubre, el presidente Hugo Chávez y el candidato opositor Hnerique Capriles lucharán por la presidencia de Venezuela con dos proyectos políticos antagonistas en extremo.

Iniciando la tarde de este viernes estaban instaladas las máquinas electorales en Venezuela, en más de un 90% de las 39.018 mesas de votación que serán puestas a disposición de los más de 18 millones de votantes, que escogerán al nuevo Presidente de ese país, quien habrá de asumir el 10 de enero de 2013, por un período de seis años. Tal es el fervor de los venezolanos, que se estima que habrá un récord de votantes y que para esta consulta la abstención se reducirá drásticamente. En Venezuela, pese a que el voto es obligatorio, siempre hubo un alto porcentaje de abstencionistas que se ubicó entre el 25% y más. El padrón electoral del país es de 18 millones 802 mil 648 venezolanos. Tendrán a sus disposición 13.863 centros de votación, a los que se agregarán los 127 centros que fueron ubicados en el exterior, los cuales están ubicados en representaciones diplomáticas y consulares, para atender en 304 mesas a 100 mil 465 venezolanos que se inscribieron ante el Registro Electoral. En Venezuela el proceso está, desde hace cuatro años, totalmente automatizado y en la más lejana aldea, sin importar el número de electores, hay una mesa automática de votación. Dos modelos, dos estilosDos proyectos políticos, antagonistas en extremo, serán los modelos por los que el electorado venezolano sufragará para elegir este domingo al Presidente de la República: uno, el que gobierna en la actualidad y que ha venido radicalizando el socialismo del siglo XXI, se dispone a producir un más severo control económico estatal. Entre otros programas, Hugo Chávez Frías, propone: la Ley contra el Monopolio, que tendría un escenario político favorable, y las leyes del poder comunal que facilitarían la transferencia del poder regional a las comunas, con lo cual perderían su razón de ser gobernadores y alcaldes. Y un tercer aspecto, en lo económico, tiene que ver con el desarrollo comunal, con distintos mecanismos de organización, especialmente empresas familiares y cooperativas comunitarias. No habrá desmonte del sistema cambiario que seguirá ejerciendo control sobre las divisas y el mantenimiento de los subsidios a la gasolina, la electricidad y el transporte público. Con Chávez en la continuidad del poder, seguirá la guerra al latifundio, para lograr la soberanía alimentaria, que ha sido uno de los grandes dolores de cabeza de su gobierno, pues el país está lejos de autoabastecerse.Los opositores señalan que Venezuela vive una “economía de puertos”. Se plantea que habrá una consolidación de las misiones como instrumento de la revolución bolivariana, para Chávez es la ruta de profundizar en la construcción de la justicia social. Economía abiertaLas tesis programáticas del candidato opositor Henrique Capriles Radonski, apuntan hacia una economía de mercados y la restitución en Venezuela del Estado de Derecho que se vio diezmado en los últimos años. Capriles expone que es necesario volver a la separación de los poderes públicos, los cuales, según ha dicho, no pueden estar al servicio de una sola persona, sino del país. Capriles dice que no solamente debe haber respeto con los esfuerzos privados para hacer crecer el aparato productivo, sino que es necesario apoyarlos: “Gobierno y sector privado pueden constituir la alianza estratégica, que permita el desarrollo nacional, porque esa producción va en beneficio del pueblo”. El candidato de la Mesa de Unidad, ha adquirido un compromiso con la juventud, a la que garantiza el primer empleo, no es posible que egresen nuestros jóvenes universitarios a incrementar el ejército de desocupados que tenemos en el país. Capriles ha dicho que seguirá el modelo brasileño al que elogió y calificó de exitoso y precisó que solo con el esfuerzo del capital y una pulcra administración pública, será posible rescatar a Venezuela del infierno en que ha caído. Aseguró que no acabará con las misiones creadas por Chávez, pero dijo que hay necesidad de reformularlas, para que su objetivo sea provechoso. Expresó que se entenderá en las mejores condiciones con la Fuerza Armada, para que retomen su rol y anunció que respetará a los empleados públicos, a fin de garantizar su paz social y económica, “si estoy trazando una plataforma para crear empleo, no hay razón para botar a nadie”. Cuando se le preguntó de dónde va a Salir el dinero para la obra con la que se compromete, se limitó a responder: “la plata está aquí, lo que pasa es que no la regalaremos al exterior”. La campaña publicitara terminó, ahora los comandos se encargan de llamar telefónicamente a las personas, la molestia es que no hay reparo por la hora: 2, 3 o 4 de la madrugada. Pero existe un dejo de resignación. La expresión más pronunciada hoy es “la suerte echada”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad