Tensión en Venezuela por denuncias sobre control del Gobierno a medios

Mayo 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

La oposición venezolana rechazó el cierre de "espacios de comunicación con el pueblo" , en alusión al supuesto cambio en la línea informativa de Globovisión, y cuya nueva directiva "impone censura" a la información.

El ambiente en Venezuela por el control de los medios de comunicación por parte del Gobierno se torna de nuevo enrarecido después de que el líder opositor Henrique Capriles afirmara que los nuevos dueños del canal de noticias Globovisión están vinculados al oficialismo y que ordenaron limitar sus presentaciones en vivo en la televisora, señalamientos que fueron ratificados por uno de los conductores que fue despedido por oponerse a la nueva línea editorial. La directiva del canal negó el lunes por la noche en un comunicado que haya vetado a algún funcionario o dirigente político, e indicó que "la política editorial del canal consiste en ampliar su línea de información y de opinión a todas las voces del país, sin discriminación alguna"."Ningún medio de comunicación social está obligado a transmitir en vivo, ni más o menos tiempo, las declaraciones de un determinado dirigente político. Esa decisión le corresponde a los periodistas encargados de jerarquizar y tomar las decisiones que ellos consideren más apropiadas, según criterios éticos y profesionales" , señala el escrito. Uno de los directores y conductor de un espacio del canal, Leopoldo Castillo, desestimó el lunes los señalamientos de Capriles y dijo que "estos sitios están para cualquiera que haga vida política en el país".Sin ofrecer mayores detalles, Castillo expresó, al abrir su popular programa "Aló Ciudadano" , que "ha habido errores" y "precipitaciones" e indicó que "vamos a tenernos confianza y a no responder a segundas intenciones" . El directivo pidió disculpas "si ha habido un procedimiento no correcto o si ha habido una transgresión" y sostuvo que de detectar que eso se convierte en una política sistemática del canal lo denunciará. "El periodista no está para hacer propaganda del gobierno y el gobierno tiene que entender eso" , agregó. El periodista y productor independiente, Francisco "Kiko" Bautista, uno de los conductores del popular espacio nocturno "Buenas Noches" del canal, confirmó el lunes que fue sacado de la televisora por solidarizarse con el diputado opositor Ismael García, que fue retirado recientemente del medio, y por negarse a acatar la orden de que ya no se debían transmitir en vivo los eventos políticos de Capriles. "¿Cómo es que a un canal de noticias se le prohíbe transmitir en vivo la inmediatez de la noticia? ¿Qué tipo de periodismo es ese, por Dios" , dijo Bautista a la prensa al cuestionar la decisión. Sostuvo que "es mentira que el equilibrio es una forma de justicia. Esta no es más que una justificación para poner canales como Globovisión al servicio de la política oficial, que solo busca que aparezca la visión oficial de los problemas" .En relación al caso de García, la directiva expresó en el comunicado que la resolución del contrato del congresista se hizo de forma "amigable y no tiene relación con hechos políticos recientes" y que el canal seguirá abierto para el opositor. Respecto a la resolución del contrato de Bautista, los propietarios del canal indicaron que la decisión "fue la consecuencia de una preocupación expresada públicamente con relación al supuesto despido del diputado Ismael García, sin previamente haber buscado y solicitado la información sobre los hechos, como es el deber de todo periodista". "Ningún productor nacional independiente tiene derecho a ser consultado sobre las decisiones `administrativas' tomadas por la Directiva" , agrega el comunicado. Capriles dijo la noche del domingo en su cuenta personal de Twitter que los nuevos dueños de Globovisión, "son unos Enchufados" , como suele llamar a los altos dirigentes del oficialismo. "A más corrupción, mayor censura" , indicó el ex candidato presidencial, quien manifestó dudas sobre la forma como hizo su fortuna Raúl Gorrin, uno de los nuevos dueños del canal. "Los Enchufados están detrás de la compra de más medios de comunicación, así pretenden controlar el país" , agregó. Globovisión fue durante años el único canal crítico del gobierno y principal ventana de la oposición. En 2010, las autoridades lo obligaron a retirarse del servicio de cable alegando que no cumplía las regulaciones del sector. El dirigente opositor sostuvo que "la nueva directiva (del canal) ordenó que no salga más en vivo" al quejarse de que Globovisión, la única televisora privada crítica del gobierno, comenzó la semana pasada a limitar sus apariciones en vivo. Bautista expresó al portal de Noticias 24 que la nueva junta directiva de Globovisión "llegó a acabar con el canal y están a la orden del gobierno. Están actuando así después de la reunión con (el presidente Nicolás) Maduro. Ellos piensan que el canal fue un partido político". La AP solicitó infructuosamente el lunes a una vocera de Globovisión una reacción sobre los señalamientos de Capriles y la salida de Bautista del canal. Al referirse a la situación de Globovisión, Ricardo Antela, consultor jurídico del canal, dijo el lunes en su cuenta de Twitter que "hay demasiados rumores e intereses en el ambiente" y sostuvo que abogará por preservar un canal "libre que configure su línea editorial con independencia del gobierno y otros grupos de interés" . Durante la campaña por la elección presidencial del 14 de abril, Globovisión transmitió los mensajes de Capriles en vivo y también sus conferencias de prensa. Muchos de estos eventos fueron ignorados por la prensa oficial, la cual enfocó su atención en el candidato del partido gobernante Nicolás Maduro, quien ganó las elecciones. Capriles impugnó en el Tribunal Supremo de Justicia los pasados comicios presidenciales alegando un supuesto fraude y solicitó la repetición de la consulta. La nueva junta directiva del canal, integrada por los empresarios Juan Domingo Cordero, Raúl Gorrin y Gustavo Perdomo, accionistas mayoritarios de la televisora, asumieron a mediados de mes el control de Globovisión. Los tres directivos se reunieron la semana pasada con Maduro. Al concluir el encuentro, Cordero, presidente y director general del canal, dijo que Globovisión seguiría siendo un canal de noticias, "diciendo la verdad y contribuyendo eso sí con la paz de este país". Tinedo Guía, presidente de la mayor asociación de periodistas del país, afirmó el lunes que si Globovisión cambia su línea editorial "se acabó la democracia en Venezuela" porque eso implicaría que todo "va a ir por un solo camino". Guía dijo, tras reunirse con Cordero que el directivo le explicó que la salida del diputado García se debió a que quiere que el canal tenga una línea editorial de corte informativo y "no quería caer en un canal de corte político". En relación con la suspensión de las emisiones en vivo de los actos de Capriles, Guía expresó que el presidente de Globovisión le aseguró que el dirigente opositor no estaba vetado pero que ya no seguirían todos sus actos debido a que ya no es candidato presidencial. A raíz de anunciarse la semana pasada la salida del diputado García del espacio "Aló Venezuela" de Globovisión, un grupo de personas comenzó a promover durante el fin de semana en Twitter una campaña contra el canal, lo que provocó el retiro de más de 200.000 seguidores de la cuenta de la televisora, según reportaron medios locales. La salida de García de la televisora se concretó días después que difundió una grabación de una presunta conversación de un conductor de la televisión estatal con un supuesto funcionario de la inteligencia cubana donde se hacían señalamientos de corrupción y divisiones en el oficialismo. Además de Globovisión, en el país funcionan las estaciones privadas Venevisión, Televen, Canal I y La Tele, todas de tendencia neutra, mientras que el gobierno maneja de forma directa otros cuatro canales más la cadena regional de noticias Telesur. Globovisión fue creada en 1994 y cuenta con unos 500 empleados. Bajo la presión constante del Estado, la televisora recibió sólo negativas a sus pedidos de ampliar el alcance de su señal. Sólo en las ciudades de Caracas y Valencia el canal puede verse en señal abierta, mientras que en el resto del país llega mediante televisión por suscripción. Su concesión vence en 2015.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad