Temores por Ucrania ensombrecen reuniones del FMI y el Banco Mundial

Abril 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP
Temores por Ucrania ensombrecen reuniones del FMI y el Banco Mundial

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Durante la reunión se afirmó que hay temor porque una escalada en Ucrania pueda afectar la economía mundial.

Los líderes financieros del mundo se reunieron este jueves en Washington en un clima complejo por la crisis en Ucrania, que suscita nuevas tensiones entre Estados Unidos y Rusia, y temores a que una escalada afecte la economía mundial.Los ministros de Finanzas de los países industrializados del G7 discutieron "la situación en Ucrania" y "las necesidades de financiamiento" del país, al borde de la asfixia financiera, durante un breve encuentro al margen de la asamblea de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.Estados Unidos, por su parte, lanzó una clara advertencia a Rusia. El secretario del Tesoro, Jacob Lew, alertó a su contraparte rusa, Anton Siluanov, durante una reunión en Washington, que su país esta dispuesto a adoptar más sanciones en caso de que Rusia "continúe la escalada" en Ucrania.Más tarde, el presidente Barack Obama dijo a la canciller alemana, Angela Merkel, que Estados Unidos y sus aliados deben preparar nuevas sanciones contra Rusia si mantiene la escalada en la crisis con Ucrania."El presidente subrayó la necesidad de que Estados Unidos, la Unión Europea y otros socios globales se preparen para enfrentar otra escalada rusa con sanciones adicionales", anunció la Casa Blanca en un comunicado.El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, advirtió además que de prolongarse la crisis, la economía rusa podría contraerse. Más temprano, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde reiteró que la institución evalúa su plan de ayuda a Kiev, que incluiría un préstamo de 14.000 a 18.000 millones de dólares completado con créditos bilaterales.La crisis en Ucrania, a la que Moscú amenazó el jueves con cortar el suministro de gas, se espera que también quede reflejada en el comunicado del G20 (las veinte mayores economías desarrolladas y emergentes), previsto para el viernes.Las reuniones de primavera de las dos instituciones financieras globales se iniciaron en Washington con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, llamando a tomar medidas "sólidas" para superar los graves peligros que enfrenta la economía mundial.A pesar de las señales de recuperación, indicó Lagarde, el menor crecimiento de las economías emergentes, la amenaza de deflación en la zona euro, unido a la situación ucraniana, la ponen en riesgo.La recuperación de la economía "es todavía demasiado débil y demasiado lenta (...). Son necesarias acciones sólidas", dijo Lagarde. "Algunos, a pesar del hecho de que el crecimiento se está fortaleciendo, no lo están sintiendo. Todavía tenemos 200 millones de personas desempleadas", agregó.A pesar de los riesgos, hay algunas señales positivas, por ejemplo el éxito este jueves de una emisión de deuda del país más problemático de la zona euro, Grecia, fuera de los mercados financieros desde 2010. "Grecia marcha en la dirección correcta" y su retorno a los mercados "está en el horizonte", señaló Lagarde.El bajo nivel de inflación en Europa también es prioritario en los debates. Si la tendencia se agudiza hasta transformarse en deflación (baja prolongada de los precios al consumo), podría frenar la actividad y aumentar el peso de la deuda sobre las todavía frágiles finanzas públicas europeas.Este jueves, el FMI volvió a presionar al Banco Central Europeo (BCE) para que implemente medidas "no convencionales" -inspiradas en la Reserva Federal de Estados Unidos- para sostener los precios."Creo que ahora será una cuestión de tiempo", pero "mejor temprano que tarde", dijo Lagarde, arriesgándose a provocar al BCE, que no toma muy favorablemente "los generosos consejos" del Fondo, según una expresión irónica de su presidente, Mario Draghi.Los países del G20 también abordarán el objetivo fijado en su reunión en Sidney a finales de febrero de aumentar el crecimiento global en dos puntos porcentuales adicionales de aquí a 2018.La tarea se presenta difícil. El FMI prevé una actividad "débil" en Europa y teme que el potencial de crecimiento de algunos países emergentes haya "disminuido" a causa de debilidades estructurales.El G24, que reúne a países en desarrollo y emergentes, llamó a los países avanzados a "hacer más para estimular la demanda internacional", y advirtió contra los cambios monetarios "abruptos".Dirigiéndose en particular a los dirigentes de los países "que emiten monedas de reserva" --en clara referencia a las autoridades monetarias estadounidenses (Fed) y europeas (BCE) --, el G24 pidió en un comunicado que tomen "medidas coordinadas".La organización de lucha contra la pobreza Oxfam se quejó de que no se aborden lo suficiente en estas reuniones las inequidades en el mundo.Tanto el FMI como el Banco Mundial "han admitido los peligros de una explosión de las desigualdades, pero no muestran ninguna señal concreta de tratar el problema", criticó este jueves en un comunicado Nicolas Mombrial, que dirige la filial de Oxfam en Washington.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad