Tarqui, el barrio de Manta que desapareció con la tragedia

Tarqui, el barrio de Manta que desapareció con la tragedia

Abril 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Marcos Vaca | Enviado especial de El País, Manta, Ecuador.
Tarqui, el barrio de Manta que desapareció con la tragedia

A la hora del terremoto, el Centro Comercial Navarrete estaba con muchos clientes que compraban la lista de útiles escolares de los niños.

En las 20 cuadras de la parroquia Tarqui murió la actividad comercial con el terremoto del 16 de abril en Ecuador.

Manta era una ciudad activa. Su sustento viene del puerto, de la pesca de atún y del turismo. Dicen los lugareños que el sector de Tarqui era una de las zonas más comerciales. El sábado en la tarde, la gente había salido a comprar útiles escolares; se acercaba en inicio de clases en la Costa. El Centro Comercial Navarrete era uno de los sitios para comprar, por sus precios económicos. Así lo recuerda Roberto Zamora, un vendedor de periódicos.   Había mucha gente ahí -relata con algo de tristeza-. Sí, del sitio los rescatistas han extraído 150 cadáveres. Y por ese número de víctimas mortales se ha denominado a Tarqui como la “zona cero”, del mismo modo que algún día se le dijo al sitio del desastre del World Trade Center en Nueva York. Sin saberlo a ciencia cierta, Zamora concluye que muchas de esas víctimas deben ser madres de familia y niños.

Entre los escombros grises resaltan papeles de colores, de esos que les piden a los niños en las listas de útiles. Eber Arroyo es el comandante del Cuerpo de Bomberos de Quito y ayer anticipó que ya no encontrarán más sobrevivientes en el sitio. Sus grupos de rescatistas ya peinaron el lugar dos veces y han utilizado sonares para buscar rastros de vida. 

Las calles de acceso a Tarqui están cerradas con cintas amarillas. La Policía Nacional y los  Bomberos deben vigilar que la gente no ingrese  a la zona. Pero -en un descuido- los curiosos se acercan a los edificios destruidos, sacan fotos. Para los bomberos esto es un problema porque las estructuras están muy dañadas y pueden desplomarse.

Son alrededor de 20 cuadras afectadas. No hay luz, las autoridades vigilan que no ocurran desmanes incluso para evitar que se saqueen cosas. Los edificios más afectados deberían ser derribados; la tarea no se ha hecho aún. En Tarqui, junto al  Navarrete estaba una agencia bancaria y eso ha evitado a que procedan a la demolición porque, según Arroyo, los funcionarios del banco deben verificar las cajas de seguridad y los cajeros. 

Los curiosos llegan porque se relatan decenas de historias de las víctimas y se pasan de boca en boca. El miércoles se contaba la noticia de la recuperación del cuerpo de una joven estudiante alemana que había llegado a Manta hace un año. Nené Breidench estaba de intercambio en la casa de la familia Tixilima López. La familia buscaba a los padres, tres hijos y la joven alemana por redes sociales; sin respuesta rastrearon el vehículo vía GPS y lo encontraron en Tarqui.

 Mientras los grupos de rescatistas ecuatorianos e internacionales trabajan, en la misma parroquia Tarqui se vive otro drama: las familias de menos recursos económicos buscan alimentos para sobrevivir. En los últimos días se han visto inmensas filas de personas que claman por ayuda. Han esperado hasta 24 horas. Les duele lo que ocurre en la ciudad, pero ahora deben buscar la forma de salir adelante. 

En Tarqui, frente al mar, durante el día aumenta la actividad. Más gente viene, más camiones con ayuda aparecen en el sitio. En otros puntos de la urbe, que ha sido  considerada la cuarta más grande de Ecuador, se retoma de a poco la normalidad. Pero es difícil conseguir comida en restaurantes. No todos los comercios tienen a la venta agua o gaseosas. Se debe tener vehículo propio para buscar en las zonas más alejadas del centro, porque el transporte público también escasea.

[[nid:528749;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/000_9s9x5.jpg;full;{Voluntarios y rescatistas de diferentes países del mundo pasan horas entre los escombros con la esperanza de encontrar algún sobreviviente del sismo que se llevó centenares de vidas en Ecuador.Fotos: AFP, Bomberos Quito, Marcos Vaca.}]]

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad