Sylvester Stallone reunió a viejas glorias del cine de acción en ‘Los Mercenarios’

Sylvester Stallone reunió a viejas glorias del cine de acción en ‘Los Mercenarios’

Agosto 17, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción y agencias
Sylvester Stallone reunió a viejas glorias del cine de acción en ‘Los Mercenarios’

De izquierda a derecha. Los actores Sylvester Stallone, Jet Li, Randy Couture, Terry Crews y Jason Statham en una escena de 'The Expendables', que se estrenó el 13 de agosto de 2010 en Estados Unidos. Stallone dirige, escribe y protagoniza esta película en la que se acompaña de Bruce Willis, Arnold Schwarzenegger y Mickey Rourke.

Protagonizado y dirigido por Stallone, esta película hace de un género viril un divertidísimo ejercicio de decadencia con altos índices de cirugía plástica. Bruce Willis, Arnold Schwarzenegger, Mickey Rourke y Jet Li aceptaron la invitación y hoy son los rudos de la taquilla.

El bótox no sólo está reservado para las actrices, así queda comprobado en ‘The Expendables’, película que responderá a muchos espectadores aquella pregunta ¿Y, qué fue de la vida de...?Protagonizado y dirigido por Sylvester Stallone, ‘Los Mercenarios’, nombre con el que esta película llegará a las salas de cine latinoamericanas, hace de un género viril un divertidísimo ejercicio de decadencia con altos índices de cirugía plástica.Stallone, de 64 años, el hombre cuyo prestigio empezó alto con ‘Rocky’ y fue descendiendo hasta las fronteras con la caricatura, vuelve a las andadas con su inexpresividad llevada al punto máximo y tomando las riendas de este proyecto de celebración.Para ello, llama a sus compañeros: Bruce Willis, de 55 años, quien hace años que no huele el éxito, y el ahora gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, de 63 años, que incluso hace chistes con su ambición para la Presidencia de Estados Unidos.Y aún más, contrata a otros tres héroes en horas bajas: al reencauchado pero esplendoroso Mickey Rourke, al todavía ágil pero deslucido Jet Li y al imposible Dolph Lundgren, quien diera la réplica a Stallone en ‘Rocky IV’ antes de convertirse en ‘He-Man’ y quien ahora hace sospechar, por lo deformado de sus facciones, que nunca usó doble en las escenas de riesgo.‘Los mercenarios’ funciona como las grandes películas de acción de los ochenta. Los diálogos son entre nostálgicos e irreverentes. Las situaciones premeditadamente inverosímiles. Y aún así, los fans se sentirán satisfechos por ver los jirones de sus telas favoritas y los demás espectadores no podrán negar el encanto de tan sano ejercicio de autoparodia.Detrás del encuentro de viejas glorias del cine -también están Jason Statham, Terry Crews, el ex luchador profesional Steve Austin y el campeón de Ultimate Fighting Randy Couture.-, tampoco se puede negar a Stallone su buen hacer para el entretenimiento, a pesar de lo absurdo de la trama: ‘Los Mercenarios’ tienen que salvar a un país iberoamericano indefinido -tan indefinido que ni su dictador habla castellano con fluidez- de las garras de un ambicioso magnate, interpretado por el actor que faltaba: Eric Roberts.Puestos a creer, ‘Los Mercenarios’ consigue convencer incluso de que es una película amena y divertida. Hay que decirlo en voz baja, para que nadie más se lance a hacer secuelas en los años sucesivos. Pero entendiéndola como un repunte atípico en las carreras de estos legendarios actores, hay que reconocer que es digna como pocas y divierte como casi ninguna.No pierden vigenciaLos músculos, las peleas e incluso los tatuajes que se ven en la película son reales. “Todos meten miedo, de verdad. Saben cómo lastimarte. El público no ha visto tipos que pueden atravesar una pared y partirte como un pretzel, de verdad”, aseguró Stallone sobre el reparto de ‘Los Mercenarios’.Y cómo no asegurarlo si él mismo sufrió las consecuencias: se rompió el cuello y se desgarró el hombro mientras rodaba una escena de lucha con Austin. “Todavía me quedan dos operaciones para el hombro”, añadió el actor.La historia de ‘Los Mercenarios’ comenzó como una historia más intelectual, pero Stallone desechó la mitad del guión y se enfocó en un relato cargado de acción de unos hombres en una misión para salvar a una chica, su pandilla y sus propias almas. Quiso traer de vuelta a los clásicos personajes duros y las verdaderas peleas de la gran pantalla que fueron populares antes de la llegada de los efectos generados por computadora y los músculos de látex.Y exhortó a su reparto a no contenerse. “Les dije, ‘Muchachos, tenemos que hacer algo con mucha acción y sin efectos generados por computadora que sea interesante de ver. Y todos quisieron hacerlo”, contó Stallone.Incluso los dobles para las escenas más peligrosas lo dieron todo junto a los famosos luchadores. “Eran peleas en serio, de la vieja escuela. Se ve realista y gran parte fue real”, agregó el actor Steve Austin, parte del elenco.Según Stallone, todos trataban de superarse mutuamente en el set, agregando que todos tenían miedo de luchar con Randy Couture.“Randy hizo añicos a un par de individuos. Hubo unos pocos que salieron en camilla”, dijo Austin, quien al igual que Dolph Lundgren confesó que elevó su nivel de entrenamiento para poder lucir más grande y malo en la película. Couture todavía mantiene un nivel competitivo.“No son unos jóvenes actores que se hacen los duros, sin ofender a nadie. Estos son tipos duros de verdad”, manifestó Austin .Aunque todos los actores tienen más de 40 años (Terry Crews es el más joven, con 42), la edad no salta a la vista en el filme.Y en cuanto al propio Stallone... “Me veo como un chico de 18 años con artritis”, dice. “Sé que nos llamaron ancianos y dijeron que nuestra mejor época ya pasó, pero yo digo, “esperen a que vean esto”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad