Suspenden el rescate de 20 víctimas de deslave por causa de las lluvias

Suspenden el rescate de 20 víctimas de deslave por causa de las lluvias

Noviembre 04, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Ap l Elpais.com.co

La reanudación de las lluvias obligó el jueves a los rescatistas a suspender la remoción de escombros, lodo y piedras en busca de víctimas de una correntada que arrasó con un poblado cerca de la capital costarricense, de donde habían ya rescatado 20 muertos.

La reanudación de las lluvias y el anochecer provocaron el jueves que rescatistas suspendieran la remoción de escombros, lodo y piedras en busca de víctimas de una correntada que arrasó con parte de un poblado cerca de la capital costarricense, de donde ya habían rescatado 20 muertos. La tragedia fue considerara la peor de este tipo en los últimos años, por lo que la presidente Laura Chinchilla decretó que el viernes y sábado se observará duelo nacional. Según el último reporte de la Cruz Roja, hay 14 personas más desaparecidas por el desastre en la calle Lajas de San Antonio de Escazú, a unos 10 kilómetros al oeste del centro de San José. La Cruz Roja también indicó que solo uno de los tres desaparecidos en San Marcos de Tarrazú, a unos 35 kilómetros al sur de San José, por un derrumbe que sepultó una vivienda, fue hallado muerto hasta ahora. Las persistentes lluvias que desde el martes azotan a Costa Rica han causado afectaciones en otras localidades, como en la zona de Jacó, en el litoral Pacífico, donde un río crecido arrastró a dos personas que están desaparecidas. En el sur de la capital, varias viviendas fueron destruidas por una correntada. En Parrita, a unos 60 kilómetros al sur de la capital y también en el litoral Pacífico, unas 200 casas estaban inundadas y la región incomunicada porque el puente que la conecta había sido destruido por la corriente, según testimonios de vecinos a la prensa local. "Lo más importante es atender el rescate sobre todo en Escazú y generar las líneas de abastecimiento para zonas aisladas en el Pacífico Central" , dijo Chinchilla, quien aseguró que las autoridades cuentan con al menos 7.000 millones de colones para atender las emergencias (unos 14 millones de dólares) . La presidenta firmó un decreto de emergencia nacional que facilita el acceso a recursos económicos y humanos. La presidenta de la CNE Vanessa Rosales dijo que 1.500 personas están en albergues porque corrían peligro en sus hogares. El servicio de agua potable está suspendido a casi un millón de personas debido a daños en las tuberías, en tanto la Refinadora Costarricense de Petróleo dejó de bombear productos por daños en su poliducto. Vecinos de la calle Lajas dijeron a la AP que poco después de la medianoche y luego de dos días de copiosas lluvias, despertaron por el ruido que causaba la crecida de un pequeño río que pasa cerca de las viviendas. "Siempre que llovía se crecía un poco pero no pasaba nada, pero esta vez nos despertó como si estuviera un avión aterrizando" , relató Rodrigo Araya, de 50 años de edad. En el lugar del desastre quedaron piedras, árboles, agua. En la noche "se oía gente pidiendo ayuda pero no se podía ver nada" , dijo Araya. El agua seguía corriendo y en algunos sitios el cúmulo de piedras alcanzaba tres metros de altura. Las autoridades explicaron que por la intensa lluvia se formó una laguna, que colapsó provocando la tragedia. "Conozco gente que vivía ahí... eran como 20 familias. Algunas muy humildes que se habían asentado casi a la orilla del río" , comentó a la AP Flory Quintero, quien vive desde hace 15 años en Calle Lajas junto a su esposo e hijos de 9 y 4 años. Forenses del Organismo de Investigación Judicial, decenas de socorristas y seis unidades caninas participaron en la búsqueda de sobrevivientes o de cuerpos soterrados hasta que debió ser suspendida en virtud de que las lluvias arreciaban y existía la amenaza de una nueva correntada. Varios geólogos evaluaban la estabilidad de los terrenos a fin de determinar si habrá necesidad de evacuar a más vecinos, manifestó a la AP Javier Castro, oficial del Cuerpo de Bomberos. Entre los cuerpos recuperados resaltó el de una madre, quien al parecer intentó escapar de su casa en un vehículo junto a sus hijos, pero la avalancha los alcanzó, según relataron rescatistas a la televisión local. Casi todo el país ha sufrido los embates de fuertes aguaceros generados por un sistema de baja presión que se sumó a los efectos de la tormenta tropical Tomás y que provocó daños además en muchas carreteras, que se mantienen cerradas. El ministerio de Educación suspendió las clases.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad