Sospechoso de matanza de 27 personas en Connecticut era hijo de maestra

Sospechoso de matanza de 27 personas en Connecticut era hijo de maestra

Diciembre 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de Agencias | Elpaís.com.co
Sospechoso de matanza de 27 personas en Connecticut era hijo de maestra

Múltiples muertes fueron reportadas en un tiroteo en una escuela primaria en EE.UU. Connecticut. Según las autoridades 27 personas habían muerto, entre ellas 20 niños.

El hombre que presuntamente mató este viernes a su madre y después asesinó a tiros a 27 personas en una primaria en Connecticut, donde su progenitora era maestra, al parecer sufría un trastorno de personalidad.

El hombre que presuntamente mató este viernes a su madre y después asesinó a tiros a 27 personas en una primaria en Connecticut, donde su progenitora era maestra, al parecer sufría un trastorno de personalidad, dijeron autoridades policiales. Adam Lanza tomó el vehículo de su madre tras quitarle la vida y se dirigió a la escuela primaria Sandy Hook con tres armas de fuego: dos pistolas y un rifle 223; perpetró la matanza y se suicidó, dijeron las autoridades. Los investigadores intentaban indagar lo más posible sobre Adam Lanza, de 20 años, e interrogaron al hermano mayor de éste, Ryan, quien según creen las autoridades no estuvo involucrado en la tragedia. Hasta el momento, las conjeturas de las autoridades sobre los motivos del ataque y testigos afirman que el agresor armado se mantuvo siempre en silencio. Adam Lanza y su madre, Nancy, vivían en un sector pudiente de Newtown, una próspera comunidad de unas 27.000 personas, unos 97 kilómetros al noreste de la ciudad de Nueva York. La abuela del individuo y madre de la profesora asesinada estaba muy desesperada para hacer declaraciones cuando se le llamó por teléfono a su casa en Brooksville, Florida. "No sé nada, no puedo hacer declaraciones en este preciso momento", dijo con voz temblorosa Dorothy Hanson, de 78 años, y comenzó a llorar. Dijo que no sabía nada de manera oficial sobre su hija y sus nietos. Se rehusó a continuar conversando y colgó el teléfono. El hermano mayor de Adam Lanza, Ryan, de 24 años y de Hoboken, Nueva Jersey, es interrogado, dijo un funcionario policial. Adam dijo a las autoridades que cree que su hermano sufría de un desorden de la personalidad y vivía con su madre en Connecticut, dijo la fuente, que solicitó el anonimato porque no estaba autorizado a hacer declaraciones sobre la investigación en curso. Ryan Lanza ha sido extremadamente cooperativo, no está arrestado ni detenido, aunque los investigadores le escudriñan las computadoras y su historial telefónico. Ryan dijo a la policía que no había tenido comunicación con su hermano desde 2010. Brett Wilshe, amigo de Ryan Lanza, dijo que le había enviado el viernes un mensaje por Facebook en el que le preguntaba qué había de novedad y si se encontraba bien. Según Wilshe, Lanza respondió con las frases: "Fue mi hermano. Creo que mi madre está muerta. Dios mío". Adam Lanza asistió a la secundaria Newton y en diversos recortes de prensa se le menciona entre los estudiantes del cuadro de honor de la escuela. En Newtown, Rhonda Cullens dijo que conoció a Nancy Lanza por las reuniones mensuales entre vecinas que se efectuaban hace algunos años para divertirse con bunco, un juego de dados. "Era una mujer muy agradable", manifestó Cullens. "Era como cualquier otra de nosotras en el vecindario, una persona ordinaria", apuntó. La matanza, que se produce a menos de dos semanas de la Navidad, es la segunda en número de víctimas que ocurre en el país, superada por el ataque de la universidad Virginia Tech donde murieron 33 personas en el 2007. Los padres llegaron en estado de pánico en busca de sus hijos a la escuela primaria Sandy Hook, en Newtown. La policía pidió a los alumnos cerrar los ojos cuando salieran del edificio. Los menores asisten en la escuela desde el jardín de niños al cuarto grado. Los niños, algunos llorando y asustados, hacían filas; unos sujetaban con la mano el hombro del compañero que iba adelante mientras eran retirados con la protección de policías por un estacionamiento. Palabras de Obama Secándose unas lágrimas durante una declaración televisada, Obama afirmó que la tragedia en la escuela Sandy Hook "ha destrozado los corazones" de los familiares de las víctimas, y pidió la unidad nacional."Como país, hemos atravesado esto demasiadas veces, ya sea en una escuela primaria en Newtown, un centro comercial en Oregon, un templo en Wisconsin, un cine en Aurora (Colorado) o una esquina cualquiera en Chicago", dijo Obama al enumerar algunas de las tragedias recientes."Estos vecindarios son nuestros vecindarios, y estos niños son nuestros niños, y tendremos que unirnos y tomar medidas significativas para prevenir más tragedias como ésta, sin importar la política", enfatizó.El gobernador de Connecticut, Dan Malloy, aseguró que "el mal visitó hoy a esta comunidad" , mientras que el teniente de la policía estatal, J. Paul Vance, dijo que las autoridades jamás habÍan visto algo semejante y tan "desgarrador".El cardenal Timothy Dolan, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU., denunció "la cultura de la violencia que infecta a nuestro país" y pidió trabajar "por la paz en nuestros hogares, nuestras calles y nuestro mundo, ahora más que nunca".Activistas a favor del control de armas lamentaron que EE.UU. lleva ya ocho masacres o graves actos de violencia en lo que va de 2012 y, pese a eso, el Congreso se muestra reacio a aprobar leyes para restringir el acceso a las armas de fuego.Kristin Rowe-Finkbeiner, directora ejecutiva del grupo MomsRising, preguntó directamente: "cuántas masacres más hacen falta para que nuestros líderes tomen acción?"."Urgimos al presidente Obama y a nuestros funcionarios elegidos en el Congreso a que respondan a esta crisis de violencia derivada de las armas que infecta a EE.UU., y trabajen para prevenir tragedias como ésta en el futuro", dijo Rowe-Finkbeiner, haciéndose eco de grupos opuestos a la libre venta de armas.Si bien esta "epidemia de violencia" tiene raíces tan profundas como complejas, ésta crece por la facilidad del acceso a las armas, que varía de uno a otro estado, aseguran los activistas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad