Sospechoso de atentados pretendía una revolución en Noruega, dice su abogado

Sospechoso de atentados pretendía una revolución en Noruega, dice su abogado

Julio 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP | EFE

La policía y el abogado dijeron que Breivik confesó haber cometido ambos atentados, pero no aceptó la responsabilidad penal. El manifiesto del autor del atentado de Oslo plagia escritos del 'Unabomber'.

El hombre acusado de atentar contra las oficinas del gobierno y una isla llena de jóvenes en Noruega dijo que actuó motivado por el deseo de provocar una revolución en la sociedad de su país, aseguro el domingo su abogado.Aunque el sospechoso le dijo a su abogado que actuó solo, la policía señaló el domingo que efectúa un operativo en un vecindario residencial en Oslo. El portavoz policial Anders Fridenberg no facilitó mayores detalles de la operación.Los sobrevivientes de la matanza dijeron que habían sido dos los agresores, y la policía afirmó que examina esos relatos y no descarta la existencia de un segundo sospechoso.Un manifiesto difundido en internet, que la policía examina y dijo que fue publicado el día de los ataques, despotrica contra los miembros de la elite europea, a los que califica de "multiculturalistas" y "propiciadores de la islamización" , y advierte que serían castigados por sus "actos de traición".La policía no ha confirmado que el sospechoso detenido, Anders Behring Breivik, de 32 años, haya escrito el documento, pero el abogado hizo referencia al texto y dijo que Breivik había trabajado en él durante años.Sin embargo, según el periódico noruego VG, partes de ese manifiesto publicado están literalmente copiadas de un texto del terrorista estadounidense Ted Kaczynski, conocido como el 'Unabomber'.El diario reproduce párrafos casi idénticos de los manifiestos del sospechoso noruego, en inglés y de 1.500 páginas, y del 'Unabomber', un terrorista que entre 1978 y 1995 mató a tres personas con el envío de hasta 16 bombas a objetivos diversos, como universidades y aerolíneas.La policía y el abogado dijeron que Breivik confesó haber cometido ambos atentados, pero no aceptó la responsabilidad penal. Los atentados cimbraron a Noruega hasta lo más profundo, rompieron la tranquilidad que caracteriza al país y se convirtieron en los hechos más sangrientos ocurridos en tiempos de paz en la nación.Enfrenta cargos de terrorismo y será acusado formalmente el lunes.En total, 93 personas murieron y 97 quedaron heridas en ambos ataques. Siete personas fallecieron en el estallido del viernes en Oslo y 85 en la matanza a tiros en un campamento de jóvenes en la isla de Utoya. Varias personas continúan desaparecidas en ambos lugares.Seis carrozas fúnebres llegaron el domingo a la playa del lago que rodea la isla en tanto que socorristas en botes continuaban la búsqueda de cadáveres en las aguas.Restos humanos continúan dentro del edificio que albergaba a la oficina del primer ministro y en el que fue detonada una bomba.Un servicio religioso se efectuó el domingo en la catedral de Oslo en memoria de los muertos.El rey Harald V y su esposa la reina Sonia asistieron al homenaje "por el dolor y la esperanza", en tanto que los dolientes colocaron flores y velas en la plaza afuera del templo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad