Siria rechaza la acusación de la ONU de cometer crímenes contra la humanidad

Febrero 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co / EFE

El Ministerio sirio de Exteriores rechazó las acusaciones de la ONU donde se acusa a Siria de haber cometido "crímenes contra la humanidad" desde que se dio inicio a las revueltas en contra de este régimen. El departamento encabezado por Walid al Mualem, acusó al Alto Comisionado de los Derechos Humanos de falta de neutralidad y objetividad.

El Ministerio sirio de Exteriores rechazó hoy categóricamente las acusaciones vertidas por la ONU de que el régimen sirio ha cometido "crímenes contra la humanidad" desde el inicio de la revuelta en marzo pasado.En una nota difundida por la agencia oficial de noticias Sana, el departamento encabezado por Walid al Mualem, acusó al Alto Comisionado de los Derechos Humanos de falta de neutralidad y objetividad."El Alto Comisionado se ha convertido en un instrumento en las manos de algunos países que tienen como objetivo Siria y que ignoran los crímenes terroristas que perpetran los grupos armados", subrayó.El régimen sirio de Bachar al Asad acusa desde el comienzo de la revuelta a una "conspiración extranjera" y a "grupos terroristas" de estar detrás de la crisis en el país.El Ministerio de Exteriores añadió que al tiempo que Siria intentaba ofrecer información sobre la situación real en el país, el Alto Comisionado les ignoró y prefirió mantener su postura a pesar de contar con "pruebas obvias" que contradecían sus alegatos."El deber de ese órgano es condenar el terrorismo y llamar al diálogo para que Siria salga de su crisis, así como apoyar las reformas que harán que Siria sea un país unido y avanzado", agregó el comunicado.La alta comisionada para los Derechos Humanos, Navy Pillay, pidió ayer en la Asamblea General que la comunidad internacional actúe "urgentemente" para proteger a la población civil en Siria de los ataques "sistemáticos" del régimen de Al Asad.Pillay denunció "innumerables atrocidades, campañas masivas de arrestos, la detención arbitraria de miles de manifestantes y activistas y el uso sistemático y extendido de torturas", entre otros ataques.Desde el inicio de las protestas, más de 5.400 personas han muerto, según los datos de la ONU ofrecidos en enero pasado, aunque desde entonces el organismo no puede calcular una cifra fiable.La oposición siria estima que las víctimas civiles superan las 6.000 e incluso hay países, como Arabia Saudí, que hablan de más de 7.000 muertos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad