Siria asegura que derribo de avión militar turco no fue un acto hostil

Siria asegura que derribo de avión militar turco no fue un acto hostil

Junio 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE
Siria asegura que derribo de avión militar turco no fue un acto hostil

Guardacostas turcos rastrean el mar después de que un caza turco fuera derribado por Siria en Hatay (Turquía).

Autoridades de Damasco reiteraron que la aeronave violó el espacio aéreo sirio, por lo que su respuesta fue legal.

Las autoridades de Damasco dijeron este lunes que el derribo de un avión militar turco el pasado viernes por las defensas antiaéreas sirias "no fue un acto hostil" y reiteraron que el aparato había violado el espacio aéreo sirio y que, por lo tanto, su respuesta fue legal."Siria actuó según sus derechos y como un Estado soberano. Lo que sucedió fue un accidente y no una agresión como algunos dicen, porque el avión fue derribado por una batería antiaérea sin radar con un alcance máximo de 2,5 kilómetros", explicó Yihad Maqdisi, portavoz del Ministerio sirio de Exteriores.El responsable sirio tachó de "mentiras" las declaraciones del ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, que aseguró que el avión militar turco derribado por Siria fue alcanzado en el espacio aéreo internacional."Fue una agresión clara de Turquía del espacio aéreo de Siria, según la legislación internacional, sin importar que fuera un vuelo de entrenamiento o no", apuntó Maqdisi.Según las leyes internacionales, el espacio aéreo de un país se extiende 12 millas náuticas (unos 22 kilómetros) desde su línea de costa, lo que se corresponde con el límite de sus aguas territoriales.Además, Maqdisi precisó que el avión turco estaba solamente a cien metros de altura sobre el nivel del agua y se movía a una velocidad de 700 a 800 kilómetros por hora, por lo que -indicó- podía verse a simple vista.El portavoz sirio agregó que la búsqueda de los pilotos desaparecidos aún está en marcha y que su país ha propuesto la creación de un comité militar conjunto para estudiar el caso sobre el terreno.Maqdisi admitió que existe tensión política entre los dos países, pero destacó que Siria no tiene "intenciones hostiles" contra los turcos y acusó a Ankara de dañar las relaciones bilaterales.Turquía, uno de los países de la región que ha condenado la represión de las protestas por parte del régimen sirio, anunció ayer que notificará el incidente tanto a la Otan como al Consejo de Seguridad de la ONU, lo que podría elevar la tensión en la zona.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad