Sin un ganador claro terminó último debate entre Trump y Clinton en el camino a la Casa Blanca

Sin un ganador claro terminó último debate entre Trump y Clinton en el camino a la Casa Blanca

Octubre 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co| AFP
Sin un ganador claro terminó último debate entre Trump y Clinton en el camino a la Casa Blanca

Donald Trump y Hillary Clinton en último debate en el camino a la Casa Blanca.

El debate, realizado en la Universidad de Nevada en Las Vegas, arrancó, como en el segundo duelo el 9 de octubre, sin un apretón de mano entre los dos rivales que buscan llegar a la Casa Blanca.

Hillary Clinton y Donald Trump protagonizaron en la noche de este miércoles el tercer y último debate de la campaña electoral estadounidense, en una discusión sobre temas de fondo (Corte Suprema, armas, aborto e inmigración), que incluyó asperezas, pero no golpes bajos. Clinton defendió su postura a favor del matrimonio igualitario y el derecho al aborto, vistos con desdén en el mundo conservador.  Trump respondió señalando que de ser presidente desginará magistrados conservadores al máximo tribunal estadounidense, actualmente en un empate 4-4 entre jueces progresistas y conservadores.  El magnate de 70 años también respaldó la Segunda Enmienda de la Constitución, que protege el derecho a poseer armas, y que a su juicio “está bajo asedio”.  Aunque también apoyó el derecho a las armas, Clinton dijo que eso “no está en conflicto con una regulación de sentido común” para controlar su acceso, acusando a Trump de estar en el bolsillo del lobby armamentista.  “Tenemos las leyes más duras y una enorme violencia con armas de fuego”, replicó Trump.  El contraste de posturas continuó en el tema migratorio, inyectado desde el inicio en la campaña especialmente por Trump que propone construir un muro en la frontera con México y deportar a los 11 millones que viven clandestinamente en Estados Unidos.  “Estamos recibiendo las drogas, y ellos el dinero. Necesitamos fronteras más fuertes”, dijo el empresario. “Tenemos algunos hombres malos y vamos a sacarlos”, señaló.  Clinton, que defiende el intento del presidente Barack Obama por pasar una reforma migratoria, defendió la regularización de indocumentados. “Así los empleadores no pueden explotarlos y reducir los salarios de los estadounidenses. Y Donald sabe mucho de eso”, dijo.   Más del cara a cara Trump, quien pasó varios días dedicando actos de campaña a denunciar que las elecciones estaban siendo “manipuladas”, evitó comprometerse a aceptar el resultado de los comicios, como es una práctica fundamental de todos los candidatos. Al ser consultado si estaba dispuesto desde ahora a aceptar el resultado de la elección, Trump sorprendió al responder: “Lo veré en el momento oportuno. Y lo que he visto hasta ahora es muy malo”.   En respuesta, Clinton dijo sentirse “horrorizada” de ver que un aspirante a la Casa Blanca no confía en el sistema electoral como para evitar comprometerse a aceptar el resultado de una elección.  En el debate, los escándalos que involucran a Trump desde hace una semana por comportamiento indecente con mujeres, volvieron a la agenda. Trump afirmó no conocer a las mujeres que ahora afirman haber sido manoseadas por él, pero además sugirió que Clinton y equipo podrían estar por detrás de las denuncias.  “Yo creo que ella incitó a estas personas a dar el paso adelante”, dijo Trump apuntando un dedo a Clinton, acusándola de organizar “una campaña sucia” basada en denuncias que son “mentiras”.  En un momento de discusión más acalorada, Clinton sugirió que en la Casa Blanca Trump sería “una marioneta” del presidente ruso, Vladimir Putin.  En el intercambio, Trump dijo que Putin “no tiene ningún respeto” por Clinton o el presidente Barack Obama, a lo que ella respondió que la razón es que él “prefiere tener una marioneta como presidente de Estados Unidos”.  “No, tú eres una marioneta”, respondió Trump secamente. Clinton también recordó que Rusia invadió correos electrónicos estadounidenses y repasó esa información al sitio WikiLeaks. Por eso, desafió a Trump a condenar la iniciativa rusa, pero el millonario dijo que, aunque condenaba invasiones de correos electrónicos, “ella no tiene idea si fue Rusia, o China o alguien más”.  Los dos rivales se enfrentaron también   en  temas como la  economía  y el Estado Islámico, entre otros.  Pero el debate, moderado por Chris Wallace, periodista de Fox News, preveía una atmósfera más agria.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad