Sigue tensión entre el gobierno de Nicolás Maduro y el Parlamento opositor

Sigue tensión entre el gobierno de Nicolás Maduro y el Parlamento opositor

Abril 03, 2017 - 12:10 a.m. Por:
EFE/ El País
Nicolás Maduro

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

EFE/ El País

El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó ayer a sus opositores de “golpistas”, al tiempo que insistió en su disposición de continuar en el proceso de diálogo, luego de la escalada de tensión que se generó tras las controvertidas sentencias del Tribunal Supremo de Justicia, TSJ, contra el Parlamento.

Para el Mandatario, “la derecha nacional rompió todas las reglas de juego constitucional, político, no tiene reglas de juego, no quieren dialogar, no quieren paz, no quieren independencia, no quieren respetar la constitución”, porque, a su juicio, “su ADN es golpista, intervencionista”.

En su programa ‘Domingo con Maduro’, aseguró que ha llamado a sus opositores “un millón de veces para un diálogo constante, con agenda, con resultados” y que estos no han aceptado tener un diálogo público pero sí han participado “escondidos” durante “todo el mes de marzo” con “diferentes voceros” del Gobierno y el chavismo.

De igual forma, dijo que el presidente del Parlamento, Julio Borges, está histérica, necesita psiquiatra, ayer estaba histérico, llamando a la calle y se fue para Bogotá de vacaciones... tremendo presidente de la República que quiere ser Julio Borges. Vas a llegar a presidente el día del carajo”.

El Mandatario aseguró que los opositores no volverán al Palacio Presidencial de Miraflores “más nunca” y que si llegaran a entrar lo harán “como invitados al diálogo político” y agregó que lleva “llamando” desde hace una semana a su homólogo de Uruguay, Tabaré Vázquez, para hablar sobre la “actitud” de “ataque” de su Cancillería en contra de Venezuela.

Mirada internacional

“Voy a hablar y aclarar todo con el presidente Tabaré Vázquez y que él pase a la historia como el presidente que detuvo la agresión contra Venezuela en todos los espacios en donde el imperialismo norteamericano presiona porque se agreda, se intervenga a Venezuela”, afirmó Maduro.

También señaló que no puede entender por qué el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, “agrede a Venezuela, coordina con el Departamento de Estado las posiciones contra Venezuela, coordina con la embajadora de Estados Unidos en Montevideo la agresión contra Venezuela, y guarda silencio de las masacres en otros países”.

En este sentido, consideró “extraño” que durante la reciente reunión de cancilleres del Mercosur -que se realizó, dijo, para “continuar su campaña de linchamiento político de acoso, agresión e intervención contra Venezuela”- no se hablase de los “graves acontecimientos” de Paraguay.

Justo ayer, la ministra de Relaciones Exteriores de Argentina -país que ejerce la presidencia temporal del Mercosur-, Susana Malcorra, se reunió de forma urgente con sus pares de Brasil, Aloysio Nunes; de Paraguay, Eladio Loizaga, y de Uruguay en Buenos Aires para discutir la situación de Venezuela.

La reunión se produjo para analizar la decisión que anunció la noche del miércoles el Tribunal Superior de Justicia y que motivó a que los cancilleres de Mercosur instaran a Venezuela a garantizar la separación de poderes, liberar a los “presos políticos” y respetar el cronograma electoral.

Sin embargo, ayer Maduro reiteró que “la controversia” que surgió por la decisión del “TSJ autónomo e independiente” fue resuelta “luego de intensas conversaciones” con el Poder Ciudadano, con el presidente del Supremo, Maikel Moreno, con el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y con representantes de su gobierno.

Llaman a protestar

El primer vicepresidente del Parlamento venezolano, el opositor Freddy Guevara, convocó a sus partidarios a acompañar a los diputados mañana en el proceso para remover de sus cargos a los magistrados del Tribunal que, aseguró, perpetraron un “golpe de estado”.

“A las 10:00 a.m., en Plaza Venezuela, la gran convocatoria para la Asamblea Nacional, este martes en la que acompañaremos a todos los diputados a iniciar el procedimiento para la destitución de los magistrados y restituir el orden constitucional”, dijo en una declaración en el Parlamento.

Justamente la Asamblea celebró ayer un evento que reunió a varios representantes de la sociedad civil, gremios, académicos, sindicatos, con el objetivo de formar “un frente” para “restablecer el orden democrático”.

Revelo de magistrados

Según se indicó, los parlamentarios insistirán en el relevo de los dirigentes de la Justicia venezolana, pese a que el TSJ suprimió ayer algunas partes de las dos polémicas sentencias con las que asumía las competencias de la Asamblea y delimitaba su inmunidad.

Los opositores no han explicado cuál es el objetivo o el alcance del acto del Parlamento contra los magistrados que integran la Sala Constitucional, dado que la Asamblea está en “desacato” desde hace más de un año, y sus actos son “nulos” y por tanto inválidos.

Guevara llamó a sus partidarios a demostrar que no van a “obedecer a esta tiranía” y aprovechó la ocasión para aplaudir la posición de la fiscal general, Luisa Ortega, que calificó la decisión del Supremo como una “ruptura del orden constitucional”.

Con anterioridad, el presidente del Parlamento, Julio Borges, había acusado a los magistrados en una entrevista televisiva de haber cometido delitos de “lesa humanidad” y aseguró que la justicia venezolana y la del mundo irá contra quienes atentaron contra los derechos de los ciudadanos de su país.

“El Tribunal Superior de Justicia pretende maquillar un muerto, pero ya dio un golpe de Estado que no puede corregir. Que no crea que tachando una palabra en esa sentencia corrigen el muerto, la sentencia es la culminación de un golpe de Estado que han venido dándonos desde años”, agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad