Sigue la conmoción mundial por el grupo radical Boko Haram

Mayo 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Diego Muñoz | Corresponsal de El País.
Sigue la conmoción mundial por el grupo radical Boko Haram

El secuestro de las estudiantes ha ocasionado marchas en Nigeria y otros países para exigir la liberación de las menores.

Boko Haram es una milicia islamista que lleva años luchando en Nigeria contra la occidentalización del país, es decir, busca imponer la sharia, o Ley Islámica en todo el territorio, los 36 estados del país.

Anouk Musa está sentado, rodeado de otras madres y padres como él. Lleva un sombrero negro, negro el pantalón, una camisa de tonos violetas cerrada hasta el último botón del cuello, y una mueca de profunda tristeza tallada en el rostro. Parece que escuchara las explicaciones que da una representante del Gobierno de Nigeria sobre los resultados de la búsqueda de las 233 niñas secuestrada por el grupo Boko Haram, entre ellas su hija Aishata Musa, de 15 años. Pero no escucha, solo recuerda. Por eso le enfoca la televisión francesa.Quizá también, como muchos nigerianos y el mundo entero, él se está preguntando cómo es posible que un grupo rebelde secuestre a más de dos centenares de niñas, se las lleve de su pueblo Chibok, al noroeste del país en el estado de Borno, y casi 25 días después nadie sabe nada de su paradero. O quizá también esté pensando, como muchos expertos en todo el mundo, por qué ha tardado tanto la reacción del Gobierno para tratar de rescatarlas. Anouk Musa está sentando esperando una respuesta. Por eso le vuelven a enfocar las cámaras.Nada hay claro hasta ahora. Sólo que las chicas han sido llevadas a la frontera al noroeste del país, que han viajado en canoas, que se han adentrado en la selva, que servirán algunas como mujeres de los rebeldes y que muchas han sido violadas. Así lo ha contado una de las 40 menores que lograron escapar, que además denunció que había sido violada 15 veces en un día. Fue entonces cuando el Gobierno del presidente Goodluck Jonathan activó las alarmas. Y la comunidad internacional a través de las redes, hizo suya la causa.Mientras Anouk escuchaba el informe que nada nuevo anunciaba sobre la suerte de las niñas, al otro lado del mundo Michelle Obama, la esposa del presidente de los Estados Unidos, publicaba en su cuenta de Twiter una foto suya sosteniendo un letrero escrito a mano: devuelvan nuestras chicas.No será fácil. Boko Haram es una milicia islamista que lleva años luchando en Nigeria contra la occidentalización del país, es decir, busca imponer la sharia, o Ley Islámica en todo el territorio, los 36 estados del país. Todo lo que huela a Occidente es declarado enemigo y objetivo militar. De hecho Boko Haram significa en idioma hausa “la educación no musulmana (occidental) es pecado”. El odio a Occidente es la razón del secuestro y de su guerra: atacaron una escuela cristiana.De acuerdo con el reverendo Matthew Owojiaye, antiguo presidente del Foro de Ancianos de los Estados del Norte de Nigeria, al menos 170 de las niñas son cristianas. “Esa es la razón por la cual eligieron el centro educativo de Chibok”, agrega.“Nos han llegado noticias -explica la directora del Internado, Asabe Kwambura- de que algunas de las niñas fueron obligadas a contraer matrimonio y otras van a ser llevadas a otras regiones y países como esclavas sexuales. Y ahora salen en la televisión alardeando de ello, vanagloriándose ante el mundo entero”.El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, grabó un video, difundido en todo el mundo, en el que asegura que va a vender a las chicas. Boko Haram fue fundado en 2002, no lejos de donde está hoy el internado de donde se llevaron a las niñas, en Maiduguri, por el carismático clérigo Ustaz Mohammed Yusuf. Yusuf fundó una escuela y construyó una mezquita, de ahí que el grupo estuvo conformado al comienzo por estudiantes, algunos venidos de otros países. La idea era difundir el Islam en toda la zona, al norte y noroeste, de gran mayoría musulmana, que desde la invasión del imperio británico, en 1903, no han aceptado la cultura occidental. En una entrevista para la BBC en 2009 Yusuf aseguraba que la tierra no era redonda y negaba la Teoría de la Evolución de Charles Darwin. Y esto se enseñaba en su escuela. Ese mismo año Mohammed Yusuk murió, cuando según el Ejército, intentaba huir después de haber sido capturado. Tras su muerte se desató una ola de violencia en todo el país. Desde entonces, el mando fue asumido por Abubakar Shekau, que continuó expandiendo la guerra contra occidente. En diciembre de 2011, debido a la ola de atentados, el presidente Goodluc Jonathan declaró el Estado de Sitio en cuatro de las regiones del Norte y centro, incluyendo Borno y Níger. Pero ha sido un rotundo fracaso. Por el contrario, poco a poco la guerra se ha ido extendiendo en este país de 170 millones de habitantes.Nadie se salva de la violencia. En lo que va del año, la cifra de muertos del conflicto asciende a 1.500 personas. El pasado 14 de abril, día en que se produjo el secuestro de las menores, el grupo hizo explotar una bomba en la principal estación de buses de Abuya, la capital, que dejó 71 muertos y 142 heridos.Un Ejército débilLos nigerianos comienzan a preguntarse si el Ejército tiene la capacidad suficiente para hacer frente a un grupo terrorista como este. La semana pasada los hombres de Boko Haram entraron en la población de Gamburu Ngala, en la frontera con Camerún, y durante horas estuvieron quemando casas y autos, y matando a los que no querían ayudarles. Los testigos afirman que hubo 300 muertos. También han liberado a varios de sus presos en cárceles de diversas ciudades. “Pienso que este será un secuestro largo, por cinco razones importantes: el Gobierno perdió el control en Borno, una zona de gente muy pobre que ha ingresado a las filas con la promesa de incentivos; la milicia islamista cuenta con el apoyo de hombres importantes de la política y religiosos; el secuestro le ha dado repercusión mundial; se han refugiado en una zona de muy difícil acceso, el bosque Sambísa entre Nigeria y Camerún; y porque se han apropiado de muchas armas provenientes del conflicto de Libia, que han logrado entrar a Nigeria”, dice la periodista Ana Toledo Mazrón, experta en terrorismo.El mundo entero tiene confianza de que el esfuerzo de varios gobiernos devuelva a las niñas a sus hogares. Mientras los días pasan, Anouk, el padre de una de ellas, seguirá navegando en sus recuerdos, hasta que haya una respuesta.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad