Siete niños murieron por explosión de una bomba en Pakistán

Siete niños murieron por explosión de una bomba en Pakistán

Noviembre 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Siete niños murieron por explosión de una bomba en Pakistán

La explosión de la bomba, durante una procesión musulmana, causó la muerte de siete niños en Pakistán.

La bomba estalló cuando unos 100 chiíes se dirigían a una procesión en la ciudad de Dera Ismail Khan, según informó una fuente de la Policía local.

La explosión de una bomba provocó la muerte de siete niños e hirió a 30 personas el sábado, durante una procesión chií en el noroeste de Pakistán, informó la Policía, mientras la minoría religiosa se preparaba para observar el día sagrado del Ashura. La bomba estalló cuando unos 100 chiíes se dirigían a una procesión en la ciudad de Dera Ismail Khan, dijo el policía Rashid Khan, quien reportó la cifra de víctimas. Nadie se ha responsabilizado del atentado, pero la sospecha cayó en el Talibán paquistaní, que frecuentemente lanza este tipo de ataques. Los chiíes en Pakistán conmemorarán el domingo el Ashura, la muerte del imán Hussein, nieto del profeta Mahoma, ocurrida en el siglo séptimo. El cisma suní-chií en torno a quién es el heredero de Mahoma se remonta a esa época. El presidente Asif Ali Zardari condenó el ataque, que ocurrió cerca de la región tribal de Waziristán del Sur. "Este tipo de actos perversos no pueden impedir que la gente y el gobierno luchen contra el azote de las milicias" , dijo en un comunicado. Los extremistas suníes frecuentemente atacan chiíes por considerarlos herejes. Las ceremonias del Ashura son un blanco principal porque atraen a multitudes de chiíes en procesiones para honrar a Hussein. El miércoles un suicida, miembro del Talibán, atacó en una procesión chií en Rawalpindi, una ciudad cercana a la capital Islamabad, y murieron 17 personas. El mismo día el Talibán detonó dos bombas con minutos de diferencia en una mezquita chií en la ciudad sureña de Karachi, dejando un muerto y 15 heridos. El Talibán paquistaní se hizo responsable de los dos ataques. Qamar Abbas Zaidi, vocero del principal partido político chií, Tehrik-e-Nifaz-e-Fiqh Jafariya, prometió esta semana seguir adelante con las procesiones del Ashura en el país a pesar de los ataques. Las autoridades han desplegado miles de policías adicionales en todo el país para reforzar la seguridad en estas procesiones. También suspendió el servicio de telefonía celular en sus principales ciudades durante dos días como una medida para prevenir ese tipo de atentados, en los que se usan esos aparatos como detonadores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad