“Sí hay un golpe, pero al estómago de los venezolanos”: esposa de Antonio Ledezma

“Sí hay un golpe, pero al estómago de los venezolanos”: esposa de Antonio Ledezma

Febrero 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Olga Lucía Criollo | Reportera de El País

Mitzy Capriles, esposa de Antonio Ledezma, dice que su país ha vivido una pesadilla de más de 16 años por cuenta del chavismo. “ Maduro tiene mucho miedo. Sabe que fracasó”, sostiene la cónyuge del detenido Alcalde de Caracas.

Son las 7:00 de la noche del viernes en el centro de Caracas. Frente al que llaman Palacio de Justicia, guardias, ciudadanos y periodistas conforman una marea humana. Y, allí, detrás de la primera barricada que impide el acceso al interior del edificio donde le están imputando “quién sabe qué cargos” a Antonio Ledezma, ha permanecido inmóvil durante cinco horas el alma de Mitzy Capriles, su esposa. Lea también: Gobierno de Maduro, una dictadura cada vez menos disimulada El alma, porque la mente ya ha respondido casi 60 entrevistas para contarle al mundo que su esposo, elegido alcalde de esa capital por más de 800.000 votos, es inocente y que en su país sí se está produciendo un golpe, pero “a la angustia y al estómago de los venezolanos”.“Maduro tiene mucho miedo”. “Maduro sabe que fracasó”, dice con la misma contundencia con la que asegura que Ledezma, Leopoldo López, Henrique Capriles, Julio Borges y María Corina Machado seguirán en las calles, luchando contra la “dictadura” imperante hoy en su país, pero enarbolando la bandera de la democracia.Por eso implora que la comunidad internacional “siga pendiente de lo que pasa en Venezuela” y confía en el apoyo del presidente Santos: “Entiendo perfectamente su posición... No sacó el perro, pero mostró el hueso, y a buen entendedor, pocas palabras”.¿Sabe por qué su esposo, el alcalde Antonio Ledezma, está siendo acusado por el Gobierno de su país?De lo que pretenda acusar Nicolás Maduro a Antonio Ledezma es absolutamente falso, como son falsas las supuestas acciones de Leopoldo López al que no le han podido demostrar nada en el largo año que ya lleva preso y como son falsas las acusaciones que no van con el talente democrático de Capriles, Borges o María Corina. Tenemos fe, por supuesto, en Dios, pero estamos conscientes de que en Venezuela no hay separación de poderes y que todos están genuflexos al gobierno de Maduro.Usted estaba con él el jueves en la tarde, al momento de la detención, ¿cuándo lo pudo volver a ver?Solo a la 1:00 de la mañana del viernes y por 12 minutos. Después del violento asalto a su oficina y de su secuestro, porque pasaron siete horas, que a mí se me hicieron como siete siglos, sin que los venezolanos supiéramos dónde estaba. Antonio Ledezma está siendo juzgado por delitos que obedecen a la calenturienta y angustiante mente de un presidente que sabe que sí hay un golpe, claro, pero a la angustia a los venezolanos, un golpe por falta de comida en el estómago. Estamos sometidos a un régimen totalitario e incongruente que irrespeta los derechos fundamentales que tenemos los venezolanos, pues evidentemente los hemos perdido. ¿Qué cree que va a pasar con su esposo, teniendo en cuenta el antecedente de Leopoldo López, quien ya cumplió un año de injusta prisión?Maduro tiene mucho miedo. Está consciente que el modelo económico, para nada democrático, no le funciona. De que hay un pueblo que tiene hambre, que está descontento e inconforme, por más que le den unos cuantos bolívares, a costa de unas misiones que tendrían que haber venido acompañadas de salud y educación para el venezolano, a partir de la inversión que debía recibir por cuenta del petróleo. Maduro sabe que fracasó, que siendo un clon del difunto Hugo Chávez, ya no tiene para dónde agarrar. Está violando los derechos humanos y los derechos humanos no prescriben.¿Qué llamado le hace a la comunidad internacional frente a esa situación?A la comunidad internacional no podemos sino darles las gracias por estar pendientes, que tengan la plena seguridad que López, Capriles, Borgia, Machado y los estudiantes que tienen presos y torturados en sótanos de la Policía Militar aquí en Venezuela, van a seguir luchando. Que Antonio, con gran entereza, cuando lo pude ver anoche, me dijo que siguiéramos en la calle, que siguiéramos luchando.En Colombia, algunos afirman que el presidente Santos asumió una posición tibia frente a lo sucedido con el alcalde Ledezma, ¿qué opina?Yo entiendo la posición del Presidente de Colombia. Nosotros, en nuestro país decimos que más claro no canta un gallo y decimos también, me disculpa lo coloquial de la expresión, que no dijo perro, pero enseñó el hueso. Al buen entendedor, pocas palabras.¿En algún momento pensaron en salir del país para evitar la persecución por parte del régimen?De manera muy íntima, quiero contarle que, hace tres semanas y media, Antonio Ledezma fue perseguido por policías del Sebin mañana, tarde, noche y de madrugada. Personas afectas a él le dijeron que mejor se resguardara, que se retirara un poco de la parte pública y que no diera pie a que lo fueran a meter preso. Pero él tomó una decisión de vida, en ningún momento pensó en esconderse o en irse del país, sino que era vox populi que Antonio estaba en Caracas y por eso lo encontraron en su oficina, donde no opuso resistencia cuando llegaron muchos hombres a llevárselo. Pero parecería que no hay muchas opciones para el Alcalde, López y los otros presos políticos de Venezuela...Toda lucha con visos democráticos ha conducido, en cualquier país, a la consecución del norte del Estado. No podemos ser pesimistas, no podemos permitir que la intencionalidad de este desgobierno desvíe el talante democrático que ha tenido Venezuela siempre. Esta ha sido una pesadilla de 16 años y más, porque no podemos olvidar que el difunto Chávez fue un golpista y llegó justamente por lo contrario de lo que se le está haciendo aquí a Leopoldo, Antonio o María Corina porque, habiendo democracia, se le respetaron sus derechos fundamentales y, luego, producto de una terrible equivocación de muchos, se llegó a ese accidente histórico político en nuestro país, y digo accidente porque su modelo económico fracasó.El 18 de enero pasado, el Alcalde Ledezma le dijo a El País que “un golpe es malo, venga de dónde venga...”, resulta paradójico que a esa misma persona la estén acusando ahora de golpista... Perdóneme los adjetivos, pero qué se puede esperar de quien es capaz de decir que habla con pajaritos o que la semana pasada, por cadena nacional, salió desesperado a decir que había llamado muchísimas veces al Presidente de Colombia porque con un (avión) Tucano iban a volar esto y aquello en Venezuela, para después contradecirse y afimar que los tucanos estaban fuera de servicio, evidenciando que ese avión salió solo de la mente de Nicolás Maduro. Mire, esto causa una vergüenza internacional muy grande. Yo personalmente, no como esposa de Antonio Ledezma, como ciudadana venezolana de a pie, le digo que me causa estupor tener que aclarar ante el mundo entero estas loqueras que se le ocurren desatinadamente a Nicolás Maduro.Al escucharla a usted pareciera que esta crisis hizo aflorar una nueva líder de la oposición venezolana...En ningún momento he deseado ser líder sino de mi propia conciencia y sentir que como madre, como esposa y como ciudadana he cumplido con mi deber. Se lo digo desde lo más profundo de mi corazón, que con que haya un líder, un político y un hombre como Antonio Ledezma en mi hogar es más que suficiente para las necesidades espirituales, morales, éticas y de principios de mi familia. No tengo en este momento ninguna otra aspiración que la de que prime la verdad y la justicia, no solamente sobre Antonio sino sobre todos los que están absurdamente enjuiciados en nuestro país. A propósito, el viernes en la tarde circuló el rumor de que también iban a capturar a María Corina Machado...En Venezuela primero lo meten preso a usted y después le arman un juicio. Aquí sabemos que en estas mentes calenturientas hay inventos de toda clase y naturaleza. El Presidente de la República nos tiene humilladamente acostumbrados a toda clase de fábulas y de inventos, a decir que aquí se goza de una total democracia, cuando él sabe que es embuste y que no obedece a la realidad.¿Cómo siente a los venezolanos comunes y corrientes frente a toda esta crisis?Estoy convencida de que cada día que pasa es un día menos de este oprobioso Gobierno para el pueblo venezolano. No es invento, créame, en este momento que hablamos, hay una cantidad enorme de gente, en Caracas y en el interior de Venezuela, haciendo cola. ¿Por qué? Porque mujeres y hombres tienen que hacer enormes colas para cubrir sus necesidades más sentidas. Esto no es mentira y eso responde su pregunta.¿Ha hablado de la situación del Alcalde con Lilian Torini, esposa de Leopoldo López?Durante el último año, Lilian y yo hemos hablado casi a diario. Ella y yo nos tenemos un profundo afecto y nos mueve la pasión enorme que nuestros maridos sienten por Venezuela.¿Qué cree que piensa su esposo sobre el revuelo que se ha generado tras su detención?Él sabe que estamos aquí, que mi solidaridad es infinita, que todos estamos conscientes que de lo que lo acusan es absolutamente falso y de que es un pote de humo más que el gobierno de Nicolás Maduro lanza sobre el verdadero golpe que sí se está dando, que es un golpe al estómago del venezolano.¿Hasta dónde piensa llegar para lograr la liberación de su esposo?Sería casi imposible haber hablado con más medios internacionales. Creo que hay una profunda motivación y conocimiento del horror que está viviendo Venezuela. Le diría, sin exagerar, que no he tenido menos de 50 o 60 entrevistas. Mi teléfono siempre ha estado ocupado, porque todos están verdaderamente angustiados con lo que pueda pasar con Antonio Ledezma.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad