"Seremos implacables para combatir grupo que asesinó a periodista": Obama

"Seremos implacables para combatir grupo que asesinó a periodista": Obama

Agosto 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

El presidente estadounidense, Barack Obama, reafirmó su lucha en Irak contra los yihadistas tras conocerse un video en el que es decapitado un periodista norteamericano.

El Presidente de Estados Unidos afirmó que seguirá combatiendo al grupo Estado Islámico, acusado de asesinar a James Foley.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó la ejecución del periodista James Foley, cuya muerte consternó a Estados Unidos. Acusó al Estado Islámico de torturar, violar y asesinar a miles de personas en "actos cobardes de violencia". Este miércoles, durante un discurso televisado, Obama además denunció como un "cáncer" al grupo Estado Islámico, que controla territorios en Irak y Siria, y afirmó que seguirá combatiéndolo a pesar de sus amenazas de matar a otro rehén. "Nos mantendremos vigilantes y seremos implacables", afirmó. "EIIL no habla en nombre de religión alguna", dijo el Presidente estadounidense, empleando una de las siglas del Estado Islámico para Irak y el Levante. "La abrumadora mayoría de sus víctimas son musulmanes, y ninguna fe enseña a la gente a masacrar a los inocentes. Ningún dios justo representa lo que hicieron ayer y hacen todos los días". Con sus declaraciones, Obama reafirmó que Estados Unidos no modificará su posición militar en Irak. Desde la aparición del video el martes, en el que el periodista estadounidense es decapitado por un yihadista, las fuerzas aéreas estadounidenses han atacado más de una decena de blancos del Estado Islámico en Irak. Obama dijo que habló por teléfono con los familiares de la víctima y que el país rinde homenaje a Foley por su trabajo al informar sobre Siria, donde lo capturaron hace dos años. "La vida de Jim Foley aparece en agudo contraste con las de sus asesinos", dijo Obama, quien habló desde Martha's Vineyard en Massachusetts, donde está de vacaciones con su familia. Foley, de 40 años y residente en Rochester, Nuevo Hampshire, desapareció en el norte de Siria en noviembre de 2012, donde trabajaba en forma independiente. Cuatro milicianos detuvieron su vehículo en una zona disputada por rebeldes sunitas y fuerzas del gobierno. Desde entonces no se tenían noticias suyas. El primer asesinato de un ciudadano estadounidense por el Estado Islámico desde el estallido del conflicto sirio en marzo de 2011 introduce un elemento nuevo en una guerra caótica y de aspectos múltiples. El asesinato probablemente dificultará la intervención estadounidense en Irak y los esfuerzos del gobierno de Obama para contener la expansión del grupo en Irak y Siria.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad