Segunda fumata negra en la capilla Sixtina muestra que aún no hay nuevo papa

default: Segunda fumata negra en la capilla Sixtina muestra que aún no hay nuevo papa

A las 11:39 a.m., hora del vaticano, volvió a salir humo negro de la chimenea en la Capilla Sixtina, lo que indica que los 115 cardenales no llegaron a un consenso para elegir al sucesor de Benedicto XVI.

Segunda fumata negra en la capilla Sixtina muestra que aún no hay nuevo papa

Marzo 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE
Segunda fumata negra en la capilla Sixtina muestra que aún no hay nuevo papa

Humo negro se vio nuevamente en el segundo día del cónclave para elegir al sucesor del Papa Benedicto XVI.

A las 11:39 a.m., hora del vaticano, volvió a salir humo negro de la chimenea en la Capilla Sixtina, lo que indica que los 115 cardenales no llegaron a un consenso para elegir al sucesor de Benedicto XVI.

La segunda fumata, tras las dos primeras votaciones de este miércoles, fue también negra por lo que sigue sin haber papa.La fumata negra, el humo negro que anuncia al mundo que todavía los 115 cardenales no han elegido al suceso de Benedicto XVO, salió por la chimenea de la capilla Sixtina a las 11:39 a.m. hora local, en medio de una gran expectativa mundial.Al igual que ayer, en el primer día de cónclave, miles de fieles y curiosos se congregaron en la plaza de San Pedro, a la espera de ver en directo la deseada fumata blanca, la que anuncia al mundo que los más de 1.200 millones de católicos tienen un nuevo líder espiritual.El humo negro salió por la chimenea durante un buen rato, para que, al igual que ayer, no quedaran dudas de que era de ese color. Tras unos minutos, el humo negro volvió a salir otra vez.Es la señal que indica que ninguno de los votados logró los dos tercios de los sufragios, como contempla la normativa vaticana para ser elegido Papa en una primera etapa.La "fumata" se produjo tras las dos primeras votaciones de este miércoles. Esta tarde los cardenales volverán a votar y también están previstos otros dos escrutinios. Segunda fumata negra dejó perplejos a los fielesUna sensación de perplejidad y de tristeza ha invadido a los fieles y curiosos al contemplar la segunda fumata negra que se han acercado a la Plaza de San Pedro para ver de cerca las evoluciones del cónclave.La fumata ha salido negra antes de lo previsto, pues se esperaba que la quema de papeletas se hiciera pasado mediodía y, además, el humo con el pasar del tiempo se ha convertido en más claro lo que ha hecho dudar a algunos.La fumata ha podido verse en dos grandes pantallas situadas en los laterales de la Plaza de San Pedro que mantienen la imagen fija del techo de la Capilla Sixtina, con los dos metros de chimenea de cobre que sobresale y de la que ayer salió una densa humareda negra poco antes de las ocho de la tarde.Muchos de los fieles y turistas que se han acercado a la Plaza de San Pedro a pesar de las inclemencias del tiempo están convencidos de que hoy será el día en que los cardenales electores se pondrán de acuerdo para elegir al sucesor de Benedicto XVI.Esta tarde los purpurados volverán a encerrarse en la Capilla más bella del mundo, la Sixtina, para continuar con sus deliberaciones y votar dos veces más.El resultado quedará plasmado en otra nueva fumata negra o blanca, color que logran con las papeletas quemadas y paja mojada.La multitud congregada en la plaza ante la imponente Basílica proyectada por Bramante y rematada por Miguel Ángel no han podido esconder su decepción ante el nuevo desacuerdo entre los purpurados sobre quién debe ser el sucesor de Pedro y algunos han comenzado a abandonar la plaza para regresar esta tarde hacia las 18 horas local."No hay ningún candidato que de entrada parta como favorito, a pesar de todas las quinielas que se hacen en los medios de comunicación", dijo a la agencia Efe el padre Arturo López, de 41 años, de Autol (Logroño), estudiante de Liturgia"Se requiere tiempo para que un candidato concite los acuerdos, cuando todos los cardenales han entrado con un perfil más plano que el que tuvo en su día por ejemplo, Joseph Ratzinger", quien fue elegido en el segundo día."Dios sabe cómo hablar y cuando hablar, de manera que no nos toca más que esperar a que lo haga", añadió.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad