Se revelan más detalles del triple secuestro de Cleveland, Ohio

Mayo 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de Agencias | Elpais.com.co
Se revelan más detalles del triple secuestro de Cleveland, Ohio

El padre de Gina Dejesus, secuestrada desde 2004, saluda a los medios mientras espera la llegada de su hija.

Las tres mujeres que permanecieron retenidas en una vivienda por diez años fueron violadas y obligadas a abortar, indicó la Policía de Cleveland. A Ariel Castro, principal sospechoso, le fueron imputados cargos por secuestro y violación.

Después de que las tres mujeres que habían sido secuestradas por diez años en Cleveland, Ohio, se reunieran con sus familias, empiezan a aparecer más luces sobre el caso.Los interrogantes surgieron al tiempo que la noticia conmocionó al mundo: ¿cómo era posible que tres mujeres permanecieran secuestradas durante diez años en una vieja casa de un vecindario latino? ¿Cómo era posible que nadie sospechara nada del presunto captor, Ariel Castro? ¿Eso sucede en un país en el que capturan a los autores del atentado de Boston en menos de cuatro días?Según la Policía de Cleveland, Gina Dejesus, Amanda Berry y Knight, habrían permanecido atadas con cadenas en el ático de la vivienda de la que huyeron el martes en la mañana. El lugar habría de permanecer bajo cerrojos la mayor parte del tiempo, aún para los familiares de Castro cuando iban de visita.Al respecto, Antonio Castro, hijo de Ariel Castro, principal sospechoso del secuestro, quien paradójicamente habría escrito un artículo sobre la desaparición de Gina Dejesus en 2004 para la Universidad y que luego fue publicado por The New York Times, afirmó que habían ciertos lugares de la casa de su padre a los que nadie podía acceder. “El ático y otras habitaciones estaban siempre sellados con cerrojos”.De modo que las tres mujeres permanecían en un cuarto oscuro y húmedo, atadas con cadenas y amordazadas y solo veían la luz cuando su captor llegaba hasta ellas para alimentarlas o violarlas. La Policía confirmó que, aunque no se han hallado cadáveres de fetos en el lugar, las mujeres fueron sometidas a violaciones sexuales y obligadas a abortar en repetidas ocasiones.De uno de esos embarazos, uno que no fue frustrado, nació una pequeña de seis años que fue encontrada junto a las tres mujeres y que sería hija de Amanda Berry. La pequeña fue vista varias veces salir con Castro a un parque cercano a jugar en la hierba. Hubo quienes le preguntaron al hombre por la niña. “Es la hija de mi novia”, respondía a la pregunta.Gina Dejesus fue dada por perdida en 2004, un día en que no regresó más del colegio. Amanda Berry fue reportada como desaparecida en 2001 y Knight en 2003. ¿Cuál es la verdadera historia de esos diez oscuros años? ¿Estuvieron encerradas por una década o acaso otros detalles más perturbadores se desconocen?Y dentro de toda esa oscura y atroz maraña que apenas empieza a aclararse, está Ariel Castro. Y con él, más preguntas.Días después de la desaparición de Gina Dejesus, en 2004, Castro repartió volantes con el retrato de Gina para ayudar en su búsqueda. Alguna vez tocó con su grupo de salsa para recoger fondos para esa misma causa.Sus vecinos cuentan que Castro tenía una motocicleta y una camioneta en la que paseaba a los niños del barrio. ¿Qué tipo de hombre pudo mantener secuestradas a tres mujeres, una de ellas, desde que era una niña? ¿Cómo era posible que saliera con la niña nacida en ese cautiverio a jugar a los parques? ¿Cómo fue posible que mintiera durante diez años a la familia de Gina, de quien era amigo?Los familiares de Castro concuerdan en que nunca tuvo problemas con ellos y que siempre fue un “buen hombre”. Fue en 2004, después de la muerte de su padre, el mismo año en que Gina se extravió, que el comportamiento de Ariel cambió.Su exesposa, Grimilda Figueroa, una mujer con quien rompió en 2005 después de golpearla de modo tan brutal que le rompió la nariz y varias costillas, llegó a quejarse de que Castro había tratado de raptar a sus dos pequeñas hijas. Así que Castro empezó una vida de encierro, adentro de la casa en que estarían las tres mujeres. Salía poco de su casa. Dejó de visitar a su familia. De hecho, por esa razón perdió su empleo en el grupo musical en el que era bajista.Antonio su hijo concuerda con eso. “Parecía que no podía salir de la casa. Siempre estaba en ella...”Castro fue judicializado con cuatro cargos por secuestro y tres por violación. De sus dos hermanos, Onill y Pedro, que fueron capturados con él, no se tiene suficiente evidencia para ser judicializados, afirmó la Policía de Cleveland. El miércoles las tres mujeres pudieron reunirse con cada una de sus familias mientras la Policía las sigue interrogando para continuar con la investigación. Ahora les queda el ejercicio doloroso de recordarlo todo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad