Se intensifican ataques a las tropas de Gadafi

Se intensifican ataques a las tropas de Gadafi

Marzo 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Resumen de agencias
Se intensifican ataques  a las tropas de Gadafi

El barco de la Marina estadounidense Barry DDG 52 lanza un misil Tomahawk en el Mar Mediterráneo como apoyo a la operación Odisea del Amanecer en la que la marina estadounidense y británica lanzaron 110 misiles a 20 radadares anti-aéros ubicados en la costa del Mediterráneo de Libia.

Tras una tensa jornada, el Ministerio de Exteriores libio pidió a la ONU una reunión urgente por considerar la intervención militar como una amenaza a la paz internacional.

Libia pidió este sábado una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU tras el inicio de una operación militar internacional contra el régimen de Muamar el Gadafi, dijo hoy el Ministerio de Exteriores en un comunicado difundido por la agencia oficial Jana."Libia, como un Estado independiente y miembro de las Naciones Unidas, ha pedido la celebración de una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU tras la agresión de Francia, Bretaña y Estados Unidos en su contra", afirmó el departamento de Exteriores.El comunicado considera que "se trata de una agresión que amenaza la paz y la seguridad internacionales" y aseguró que se han registrado víctimas civiles y daños en hospitales."Esta agresión aérea y marítima ha tenido como blanco varias regiones civiles del oeste del paÍs y ha dejado víctimas civiles y daños en hospitales, aeropuertos y carreteras, entre otros objetivos civiles", aseveró.Según el régimen libio, esa "agresión acaba (deja sin efecto) la resolución 1973 sobre la exclusión aérea".En ese sentido, consideró que los ataques de la fuerza aliada "dan a la Gran Yamahiriya rabe Popular Socialista (el nombre oficial de Libia) el derecho a usar su aviación militar y civil en acciones de autodefensa después de que Francia (con sus ataques) acabara con la exclusión aérea".Gadafi amenazó atacar la colisión internacionalEl líder libio, Muamar el Gadafi, amenazó hoy a las fuerzas aliadas con una respuesta militar y aseguró que el Mediterráneo y África del norte se han convertido en "una zona de guerra", en un mensaje de audio difundido por la televisión estatal.En un mensaje de apenas cuatro minutos, el líder libio anunció que los depósitos de armas libios "se abrirán inmediatamente para armar a la población con el fin de defender al país"."El pueblo libio llama a los pueblos de las naciones árabe e islámica, así como a los de Latinoamérica, Asia y frica a apoyar a loes héroes del pueblo libio", aseveró.Asimismo, dijo que tras los ataques llevados a cabo hoy por la coalición internacional, "de ahora en adelante estarán expuestos al peligro los intereses de los países", en supuesta referencia a los países miembros de la alianza que han acordado la intervención."Ésta es una agresión imperialista cruzada capaz de desatar una guerra cruzada generalizada", recalcó e insistió en que "hay que abrir todos los arsenales y armar al pueblo (libio) con todo tipo de armas para que defiendan a Libia y a su honor".Gadafi subrayó que Libia usará su derecho de autodefensa conforme al artículo 51 de la Carta de Naciones Unidas y resaltó que las operaciones aliadas son "injustificables" y "darán nacimiento a una guerra de religiones" .La breve intervención de Gadafi fue emitida de forma abrupta por la televisión libia, aunque la habÍa anunciado con antelación.El canal interrumpió su programación y difundió el mensaje de audio, con el fondo de una imagen del palacio de Gadafi en Trípoli destruido por la aviación estadounidense en 1986.Sólo después del mensaje el presentador dijo: "Éste era el líder... el señor de Libia".Odisea del AmanecerBarcos de guerra y submarinos de Estados Unidos y Gran Bretaña lanzaron 112 misiles de crucero Tomahawk contra los sistemas antimisiles libios y alcanzaron alrededor de 20 objetivos, según informó el Pentágono.El almirante estadounidense Bill Gortney informó en una rueda de prensa que las operaciones de Estados Unidos se han concentrado en esta primera fase en la parte occidental de Libia.Gortney declinó hablar sobre operaciones futuras, aunque insistió en que no hay desplegadas tropas estadounidenses sobre el terreno en Libia.Destacó que el objetivo de la operación es asegurar el alto el fuego en cumplimiento con la resolución 1973 aprobada el jueves por el Consejo de Seguridad de la ONU, que autorizó el uso de la fuerza para proteger a la población civil libia de los ataques de las fuerzas del régimen de Muamar el Gadafi."El alto el fuego abarca el este y el oeste del país", destacó Gortney, quien insistió en que la operación que acaba de arrancar tendrá "varias fases" y podría prolongarse durante "horas o días".Desde Brasil, el presidente de EE.UU., Barack Obama, confirmó que había dado la autorización a las Fuerzas Armadas para que atacaran los sistemas antimisiles de Libia.Horas antes de la intervención internacional, Gadafi, en un claro desafío a la comunidad internacional y a la resolución de la ONU, lanzó sus fuerzas al asalto de Bengasi, bastión de los rebeldes y símbolo de la insurrección contra el régimen de Trípoli. La Televisión estatal libia señaló que los ataques se han realizado en las ciudades de Trípoli, Mesrata, Zouara y Benghasi.Un portavoz de las fuerzas armadas gubernamentales libias confirmó estas informaciones a la agencia oficial Jana y afirmó que en Trípoli el ataque tuvo por objetivo zonas residenciales y que unos misiles han caÍdo en el hospital Bir El Asta Mylad.Aunque aún no hay información sobre posibles daños, ambulancias han sido enviadas a las zonas atacadas para evacuar a eventuales víctimas, dijo.Afirmó también que otro ataque tuvo por blanco unos depósitos de carburante de Mesrata (ciudad a unos 150 kilómetros al este de la capital) y de sus inmediaciones.La cadena de televisión qatarí Al Jazeera afirmó, por su parte, que misiles americanos "Cruze" fueron disparados sobre Trípoli.La ciudad de Mesrata, que está bajo control de los rebeldes, es, desde hace varios días, escenario de una ofensiva de las fuerzas armadas fieles a Gadafi que utilizan blindados y artillería pesada.Según testigos citados por la cadena de televisión qatari Al Jazeera, los combates en Mesrata han causado al menos 26 muertos entre los rebeldes en las ultimas horas.Rechazan intervención en LibiaLa comisión designada por la Unión Africana (UA) para hallar una solución a la crisis en Libia rechazó ayer "toda intervención militar extranjera, cualquiera que sea su forma" en ese país.El presidente de Mauritania, Mohamed Uld Abdelaziz, hizo pública esta posición al comenzar anoche en Nuakchot el encuentro de los cinco jefes de Estado africanos (Mauritania, Mali, Sudáfrica, Uganda y República Democrática del Congo).Cualquier solución a la crisis "debe ser conforme a nuestro compromiso con el respeto de la unidad y la integridad territorial de Libia", aseguró Mohamed Uld Abdelaziz, quien exhortó a unir esfuerzos para llegar a un arreglo rápido de esta crisis.Entre tanto, los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Bolivia, Evo Morales, condenaron la intervención militar en Libia y consideraron que el objetivo de esta acción es apoderarse del petróleo de ese país.Chávez manifestó que la ONU violó sus principios al haber respaldado la zona de exclusión aérea para Libia e indicó que las potencias extranjeras están inmiscuyéndose erróneamente en el "conflicto interno" de Libia y lo calificó de ser algo triste y asqueroso.Bengasi, entre temor y muerteLos trabajadores de un hospital en Bengasi, ciudad en manos de rebeldes, mostraron ayer cadáveres en la morgue de la institución en tres grupos: soldados que trataban de tomar la ciudad para Moamar el Gadafi; rebeldes que intentaban impedirlo, y civiles que murieron en el fuego cruzado.Para los residentes de esta población el día de ayer estuvo lleno de temor, combates y la preocupación de que las fuerzas internacionales habrían actuado demasiado tarde para impedir que Gadafi recupere la ciudad.Ayer en la mañana, tanques y artillería del gobierno atacaron el extremo sur de Bengasi, y posteriormente tropas paramilitares y combatientes leales a Gadafi trataron de avanzar hasta el centro de la ciudad. Los rebeldes los combatieron para impedirlo utilizando ataques de guerrilla urbana con fusiles de asalto AK-47 y bombas incendiarias, dijeron residentes.A media tarde, por el bombardeo y el combate en los suburbios del sur de la ciudad se comenzó a llenar el depósito de cadáveres del hospital Jalaa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad