Se busca Papa: campaña electoral antes de entrar al Cónclave

Se busca Papa: campaña electoral antes de entrar al Cónclave

Febrero 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera y Hugo Mario cárdenas, reporteros de El País.
Se busca Papa: campaña electoral antes de entrar al Cónclave

En la celebración del miércoles de ceniza, el papa Benedicto XVI aseguró que su renuncia no se debe a problemas diferentes a su falta de fuerzas.

Mientras los ‘preferitis’ –candidatos con mayor opción– invocan la gracia del purpurado para elegir al mejor, los católicos de a pie se preguntan cómo debe ser el sucesor número 266 de Pedro.

Aunque el Papa lo elija el Espíritu Santo y el Señor como lo estipula la Constitución Vaticana, los cardenales hacen campaña electoral antes de entrar al Cónclave. Después está prohibido autopromocionarse, so pena de ser expulsado de esa reunión secreta.Mientras los ‘preferitis’ –candidatos con mayor opción– invocan la gracia del purpurado para elegir al mejor, los católicos de a pie se preguntan cómo debe ser el sucesor número 266 de Pedro. Sobre todo cuando el nuevo Pontífice se enfrentará a tres grandes retos: recuperar la moral de la Iglesia socavada por las denuncias de pederastia, detener el avance del secularismo, especialmente en Europa, y frenar el avance sostenido del Islam en el mundo, sobre todo, en África y Europa.Así lo ve Ricardo Zuluaga, catedrático de la Universidad Javeriana de Cali: “Los europeos están abandonando en masa la Iglesia Católica, y en América Latina, que Juan Pablo II consideró como el baluarte y el fortín católico, los fieles están dejando la fe para ir a las iglesias evangélicas”.En su relación con la sociedad, los mandamientos del nuevo Papa deben ser recuperar grandes sectores de la población que han migrado a otras iglesias, al ateísmo, al secularismo, a la línea agnóstica o están absorbidos por el Islam. También debe recuperar la relación de los laicos con la jerarquía de la Iglesia y establecer directrices en temas cruciales del siglo XXI. Zuluaga sostiene que la Iglesia Católica necesita de un Papa de una gran vitalidad y capacidad pastoral, un gran comunicador, un ser capaz de conectar con la comunidad y hablarle claro a la sociedad, pero a la vez, ser un hombre de gran autoridad.El padre José González, canciller de la Arquidiócesis de Cali, cree que el nuevo Pontífice “debe ser ante todo una persona santa, que entienda y atienda a todas las personas que necesitan y que abren su corazón a Dios, que conozca mucho del ser humano y de esta sociedad moderna, que exige y cambia rápido pero tiene sed de Dios, que sepa darnos no lo que queremos –no siempre lo que queremos es lo que hace falta– sino que nos sepa dar a Dios”.Según Zuluaga, podría ser al estilo de Juan Pablo II, pero con mucha más profundidad teológica, y menos conservador. “Juan Pablo II en sus 25 años de pontificado desarrolló una política estrictamente conservadora, que a largo plazo resultó altamente contraproducente. Por ejemplo, combatió con eficacia y fuerza la Teología de la Liberación en América Latina, casi que la exterminó, pero ¿cuál fue el resultado? que América Latina terminara en brazos de las iglesias evangélicas. Esa realidad en estos 30 años, es preocupante”, denuncia Zuluaga.El padre González, docente del Seminario Mayor Arquidiocesano San Pedro Apóstol de Cali, se inclina por un Papa que siga el itinerario que marcaron Juan Pablo II y Benedicto XVI y responda a los desafíos del hombre y el mundo de hoy. “Pedimos continuidad en cuanto al Evangelio, que es el mismo ayer, hoy y siempre. La Iglesia se equivoca cuando no presenta a Jesucristo; de pronto habría que cambiar estrategias, lenguajes, enfoques, métodos, pero es a Jesús que debemos presentar convirtiéndonos nosotros mismos”.Con relación a temas cruciales como anticonceptivos, las reclamaciones de la mujer y de la comunidad homosexual, la eutanasia, el celibato, entre otros, el sacerdote dice que el Papa elegido deberá enfrentarlos, pero “no se trata de contemporizar sino de dar herramientas para enfrentar estos desafíos”. “Así como los padres no le dicen sí en todo al hijo, el Papa tendrá que decirnos sí o no y nos dará razones, dice, pero la Iglesia quiere responder al hombre contemporáneo. Queremos lo mejor y por eso pedimos la luz del Espíritu Santo, para que nos dé un Papa que brinde directrices a quienes esperan respuestas de la Iglesia”.Para Zuluaga, debe ser un Papa de 60, 70 años, que pueda ejercer pontificado 10 o 15 años con la energía y rigor que la Iglesia requiere. O esta “terminará siendo un hecho anecdótico en la sociedad”.Perfil papalEl mundo, el hombre, la mujer, están sedientos de Dios y queremos un Pontífice que nos dé a Jesús, que nos dé a Dios: padre José González.“El Pontífice debe ser abierto al mundo, comprometido con los problemas que afronta la Iglesia y la humanidad”: Bogdan Piotrowski.“Se requiere un Papa muy fuerte, de gran vitalidad y con un gran sentido de gobierno, que se ocupe mucho de la estructura interna de la Iglesia, pero capaz de comunicar también profundamente con la sociedad”: Ricardo Zuluaga.Informe exclusivo parte I: ¿qué hay detrás de la renuncia del papa Benedicto XVI, tras ocho años de pontificado?Informe exclusivo parte III: benedictinos llegan al Cónclave con 57 votos

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad