Se agudiza crisis institucional en Venezuela tras instalación de Asamblea

Enero 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP
Se agudiza crisis institucional en Venezuela tras instalación de Asamblea

Los diputados del partido socialista Darío Vivas , Pedro Carreño y Víctor Clark llegan a la Corte Suprema de Justicia para interponer un recurso contra la coalición opositora Unidad Democrática.

Crece la tensión en el país. Este jueves se registraron ataques con explosivos a dos sedes del presidente del parlamento venezolano y diputados chavistas pidieron anular las decisiones de la Asamblea Nacional por supuesto desacato.

El conflicto que se mantiene entre el gobierno chavista de Nicolás Maduro y el parlamento opositor dirigido por Henry Ramos Allup, adentra a Venezuela en una crisis institucional. 

La tensión se mantenía este jueves en Venezuela, a un día de haberse instalado la Asamblea Nacional.

Diputados chavistas pidieron al Tribunal Supremo de Justicia, TSJ, declarar "nulas" las decisiones de la Asamblea Nacional por considerar que se cometió un "desacato" al juramentar el miércoles a tres legisladores opositores, cuya proclamación había suspendido el órgano judicial al admitir una impugnación del oficialismo.

"Si el Poder Legislativo está en desacato, al margen de la Constitución y del Poder Judicial, aquí lo que cabe es hacer caso omiso de las decisiones que tomen en este circo que han montado. Estamos ante un parlamento ilegal y por tanto sus decisiones son ilegales, nulas", advirtió el diputado Pedro Carreño en la sede del TSJ al presentar la demanda. 

En desafío al TSJ, al que la oposición acusa de servir al chavismo, la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, reivindicó con esa juramentación la mayoría calificada de dos tercios (112 de las 167 curules) que ganó en los comicios del 6 de diciembre, desplazando casi 17 años de dominio chavista en el Congreso.

"Nosotros no hemos incurrido en desacato, quienes incurren en desacato es quien desacata la voluntad popular recientemente después de las elecciones", refutó el presidente parlamentario Henry Ramos Allup, un experimentado diputado antichavista de 72 años.

Carreño también fustigó que la mayoritaria bancada de la MUD creara una comisión para revisar el nombramiento de 34 magistrados del TSJ, hecho por los oficialistas poco antes de dejar el control legislativo.

"Estamos en un proceso de transición muy especial. Hay una confrontación porque no había separación de poderes", precisó Mercedes Pulido, académica de prestigiosas universidades venezolanas.

El pasado martes, en la instalación del Legislativo, Ramos Allup planteó la hoja de ruta de la MUD: presentar en un plazo máximo de seis meses una vía legal para cambiar el gobierno y aprobar pronto reformas económicas y una amnistía para presos políticos, por la cual abogó este jueves la jerarquía de la Iglesia Católica

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, CEV, monseñor Diego Padrón, confió en que la Asamblea legislativa "tomará medidas que contribuyan a la distensión y la reconciliación, como será la amnistía para los presos políticos y la vuelta de los exiliados".

"El conflicto es inevitable. Dicen que nos dan seis meses de vida. Para un golpe de Estado se necesitan cojones. Vamos a ver si los tienen", afirmó el número dos del chavismo Diosdado Cabello, quien también retó a la MUD a aprobar la amnistía: ¿Quién les va a soltar a los presos?, cuestionó.

Ramos Allup denunció que dos sedes de su partido ubicadas en los sectores de La Florida y El Paraíso, en Caracas, fueron atacadas con "bombas", sin que se registraran víctimas o daños.

"Autoridades policiales iniciaron investigaciones", añadió el también secretario general de Acción Democrática, AD.

Bernabé Gutiérrez, dirigente de AD, dijo haber observado a unos hombres en motocicleta rondando una de las sedes del partido, lanzaron "una bomba que pegó contra el poste y luego cae a la avenida".

Aclaró que "afortunadamente" no hubo daños o lesionados, pero que militares de la Guardia Nacional decidieron retirar a las personas de los alrededores puesto que "se desconocía qué tipo de bomba podía ser". 

¡A Chávez no se le toca!

El oficialismo venezolano anunció este jueves que llenará los espacios públicos de Caracas con imágenes de Hugo Chávez y Simón Bolívar, como desagravio tras el retiro de las que ocupaban la sede del Parlamento por orden de la nueva mayoría opositora.

El presidente Nicolás Maduro expresó su "indignación" y llamó a "rebelarse" contra esas "manifestaciones neofascistas" y "antipatriotas".

[[nid:496887;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/01/manifestaciones_en_venezuela.jpg;left;{Partidarios del régimen chavista salieron a las calles de Caracas con el propósito de empapelar la ciudad con imágenes de Hugo Chávez y Simón Bolívar.}]]

"¡A Chávez no se le toca! Que nos respeten al pueblo, porque sino se van a arrepentir", gritaba un hombre con un retrato del expresidente en una concentración en la Plaza Bolívar, en el centro de Caracas.

"No ha habido ningún lenguaje peyorativo, lo que ha habido es restitución o reparación de un abuso", reaccionó Ramos Allup.

El nuevo presidente parlamentario dijo estar a la espera de que Maduro lo invite al Palacio Miraflores para dialogar. "¿Será que no quiere oír lo que le voy a decir?", preguntó con sarcasmo.

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, expresó este jueves al presidente Maduro la "absoluta lealtad" e "irrestricto apoyo" de la Fuerza Armada. "El presidente es la máxima autoridad del Estado y reiteramos nuestra absoluta lealtad e irrestricto apoyo", dijo Padrino al condenar el retiro de imágenes del fallecido exmandatario Hugo Chávez y el Libertador Simón Bolívar del Parlamento por parte de la mayoría opositora que asumió el pasado martes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad