Se agudiza choque entre el Gobierno y el Grupo Clarín

Se agudiza choque entre el Gobierno y el Grupo Clarín

Agosto 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias

Conglomerado dice que se favorece compañías foráneas de internet. Ejecutivo sostiene que se violó la ley.

El enfrentamiento entre el Gobierno argentino y el Grupo Clarín por la cancelación de la licencia a una empresa de internet de ese conglomerado empresarial se agudizó ayer y las acusaciones van y vienen.La decisión del Ejecutivo de cancelar la licencia a la operadora Fibertel fue rechazada por el grupo empresarial, dueño de esa proveedora del servicio de internet, que afirmó que con la medida resultan favorecidas las compañías de capitales extranjeros Telefónica y Telecom. El Grupo Clarín -el conglomerado de medios de comunicación más importante de Argentina y uno de los mayores de América Latina- y el gobierno de la presidenta Cristina Fernández mantienen un fuerte enfrentamiento que se ha agudizado en los últimos dos años. La medida oficialista fue definida como “ilegal y arbitraria y un paso más en la brutal campaña de persecución, ataques y hostigamiento”, en una publicación que apareció ayer en el diario El Clarín y está firmada por Cablevision, la empresa dueña de Fibertel.Allí se agrega que con esta medida, “el Gobierno pretende anular la competencia en la prestación del servicio de Internet, favoreciendo sospechosamente a las compañías telefónicas de capitales extranjeros que ostentan un claro monopolio, en desmedro de una compañía nacional”. El gerente general de Cablevisión, Carlos Moltini, dijo que confía en que la Justicia revertirá esta decisión, que definió como “una locura”. Pero la Comisión Nacional de Comunicaciones puntualizó que la caducidad de la licencia de Fibertel “es una sanción ante la inexistencia de la persona física titular de la licencia”. Agregó que la empresa Fibertel se disolvió y fue absorbida por Cablevisión “sin autorización”. El diario de mayor tirada en Argentina advirtió en tanto que la administración de Fernández “avanzó en la consolidación del duopolio de Telefónica y Telecom en el mercado de conexiones a Internet”. Las principales empresas de telecomunicaciones en el país, Telefónica, de capitales españoles, y Telecom, con participación argentina e italiana, son las mayores competidoras de Cablevisión en el mercado de internet. La primera opera a través de Speedy y la segunda con Arnet. Los más de 1.055.000 de abonados de Fibertel tienen 90 días para cambiar de compañía, según se dispuso. Según el Gobierno, la disolución de Fibertel ocurrió en enero de 2009 y “desde esa fecha Cablevisión ha venido utilizando por edición propia una licencia que no estaba autorizado a usufructuar”.De igual forma, el Ejecutivo negó que los clientes de la operadora Fibertel pase a las empresas telefónicas. “No es cierto que el que deja de tener el servicio de Fibertel queda en manos de las telefónicas. Hay diferentes compañías, infinidad de cooperativas a lo ancho y largo del país. Hay 200 prestadores que dan el servicio en forma legal”, dijo el ministro de Planificación, Julio de Vido.Según alegó el funcionario, la medida fue aplicada porque Fibertel traspasó unilateralmente y sin la debida autorización previa sus servicios a Cablevisión, cuando se fusionaron ambas empresas controladas por el grupo Clarín. El Gobierno sostiene que pretende garantizar la competencia en la presentación del servicio de Internet y evitar la consolidación de monopolios, en alusión al Grupo Clarín. Esté último es generalmente crítico con las políticas de Cristina Fernández.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad