Rousseff tendrá mayoría absoluta en el Congreso si es elegida presidenta

Octubre 04, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co l EFE
Rousseff tendrá mayoría absoluta en el Congreso si es elegida presidenta

La candidata oficialista a la Presidencia de Brasil, Dilma Rousseff (i), y su fórmula para vicepresidente, Michel Temer (d), participan en una reunión con miembros del Partido de los Trabajadores (PT) y algunos gobernadores de la base del Gobierno, en Brasilia.

Por el contrario, si su opositor José Serra gana, enfrentará un Legislativo adverso.

La oficialista Dilma Rousseff tendrá una mayoría absoluta en el Congreso que asumirá en 2011 en caso de que sea elegida presidenta de Brasil, en tanto que el opositor José Serra, si gana, enfrentará un Legislativo adverso, según el escrutinio de las elecciones del domingo completado hoy.El nuevo balance de fuerzas en el Congreso quedó parcialmente configurado hoy con la conclusión del escrutinio en la mayor parte de los estados, pero la lista definitiva aún depende de decisiones judiciales, pues el Tribunal Superior Electoral (TSE) no divulgó la votación de candidatos que, pese a estar inhabilitados, eran favoritos del electorado.Los partidos que apoyan al Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva y que apoyaron la candidatura de Rousseff tendrán la mayoría absoluta tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, según los escrutinios.Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) con el 46,91% de los votos, y Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) , con el 32,61%, fueron los dos candidatos más votados en las presidenciales de ayer y disputarán una segunda vuelta el 31 de octubre.En la próxima legislatura, de los 81 miembros del Senado, 52 son de partidos que apoyan a Lula (64,2%), 23 son opositores (28,4%) y 6 son del Partido Laborista Brasileño (PTB) , que no está en la coalición oficialista pero cuyos senadores, entre ellos el ex presidente Fernando Collor de Melo, suelen apoyar las iniciativas del Gobierno.De los 513 miembros de la Cámara de Diputados elegidos ayer, 402 (78%), son de partidos que apoyan al Gobierno y 111 (22%) de la oposición, según proyecciones del portal especializado "Congreso en Foco" con base en los escrutinios.Eso significa que, en caso de que venza en la segunda vuelta, Rousseff tendrá el apoyo de ambas cámaras, incluso de los tres quintos que necesita para aprobar enmiendas constitucionales: al menos 49 senadores y 308 diputados.Según analistas, Serra, en caso de ganar, podría ampliar su base parlamentaria mediante una negociación con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) , la mayor fuerza electoral del país que hoy es el principal aliado del Gobierno de Lula pero que también lo fue del de Fernando Henrique Cardoso (1995-2003)."Si Dilma (Rousseff) es elegida tendrá una situación muy cómoda: el apoyo de dos tercios del Congreso y fuerza para aprobar enmiendas constitucionales", dijo a Efe Antonio Augusto de Queiroz, analista del Departamento Intersindical de Asesoría Parlamentaria (DIAP)."Serra tendría condiciones de formar una mayoría pero no los votos suficientes para aprobar enmiendas, por lo que tendría que negociar con sus opositores", agregó.De acuerdo con Queiroz, el PMDB podrá negociar su apoyo al Gobierno de turno a cambio de espacio en el Gabinete y en la máquina burocrática, como lo hizo con Cardoso y luego con Lula.Lula, quien sufrió en el Senado sus principales derrotas como presidente, se empeñó en apoyar en las elecciones a candidatos de su coalición de Gobierno para revertir esa situación.Los apoyados por el mandatario conquistaron 40 de los 54 escaños en juego ayer y redujeron significativamente la representación opositora. Los otros 27 escaños son de senadores que fueron elegidos en 2006 para mandatos de ocho años.Entre los senadores que no consiguieron la reelección están fuertes críticos de Lula, como Marco Maciel y Heráclito Fortes, ambos del partido Demócratas (DEM) , y Tasso Jereissati y Arthur Virgilio, del PSDB."El PSDB y el DEM habían elegido hace ocho años un número significativo de senadores y varios de ellos ejercieron una oposición muy ostentosa a un presidente muy popular. Los electores aceptaron la petición de Lula para no reelegirlos", según Queiroz.Las fuerzas con mayor representación en el Senado en la próxima legislatura serán el PMDB, que pasará de 18 a 20 escaños, y el PT, que subirá de 9 a 15. Los que más perdieron espacio fueron el PSDB, que pasará de 14 a 10 escaños y el DEM, de 14 a 8.En la Cámara de Diputados, en cambio, el PT será la primera mayoría, ya que aumentará de 79 a cerca de 88 sus asientos, y el PMDB caerá a la segunda al pasar de 90 a 79 diputados.La representación del PSDB encogerá de los actuales 59 escaños a unos 53 y la del DEM pasará de 56 a unos 43. Serra lanza elogios a candidata del Partido Verde y dice esperar "una aproximación" El candidato opositor a la Presidencia de Brasil, José Serra, lanzó hoy elogios a Marina Silva, del Partido Verde (PV), que fue la tercera más votada en las elecciones el domingo, y dijo esperar "una aproximación" para lograr su apoyo en la segunda vuelta."El Partido Verde siempre me apoyó, en la alcaldía y en el gobierno de Sao Paulo. Existen elementos de aproximación y espero que se produzca", dijo Serra a periodistas en la ciudad de Belo Horizonte.El abanderado del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que ayer recibió el 32,61% de los votos en la primera vuelta de las presidenciales, sólo por detrás del 46,91% de la candidata oficialista, Dilma Rousseff, se rasgó en elogios hacia Silva.Afirmó sentir "respeto y admiración" por la política ecologista y aplaudió sus buenos resultados entre "una porción importante de la juventud".Asimismo, detalló algunos proyectos de corte ecologista que ha elaborado en la gobernación de Sao Paulo en asociación con el PV y aseguró que el respeto al medioambiente "no es un apéndice" en su programa electoral.Un apoyo explícito de Marina Silva -que obtuvo el 19,33% de los votos- a uno de los candidatos podría suponer el desequilibrio de la contienda electoral en la votación del próximo 31 de octubre.Ni la candidata ni el PV se han pronunciado al respecto, pero un influyente líder de la formación política, el diputado Fernando Gabeira, le anunció hoy su apoyo personal a Serra.Gabeira era candidato a la gobernación de Río de Janeiro en las elecciones del domingo con el apoyo del PV y del PSDB, entre otros partidos, pero perdió en la primera vuelta contra el oficialista Sergio Cabral.Las declaraciones de Serra se produjeron después del velatorio de Aecio Cunha, padre de Aecio Neves, ex gobernador de Minas Gerais y senador electo en las elecciones del domingo.Neves, nieto del ex presidente Tancredo Neves, es un destacado político del PSDB que goza de altas cuotas de popularidad en el estado de Minas Gerais, el segundo colegio electoral del país y donde Serra obtuvo 16 puntos menos que Rousseff en las elecciones de ayer.El mal resultado de Serra en ese estado contrastó con la holgada victoria del gobernador Antonio Anastasía, también del PSDB y respaldado por Neves, que se impuso con un amplio 62,72% de los votos.Neves dijo que ayer mismo conversó con Serra y que se puso "a disposición" del candidato para trabajar con él.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad