Rivalidades en Siria afectan el liderazgo del grupo terrorista Al Qaida

Rivalidades en Siria afectan el liderazgo del grupo terrorista Al Qaida

Abril 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

Grupos yihadistas critican al sucesor de Osama Bin Laden y afirman que se ha apartado de los mandamientos del Yihad.

Las profundas divisiones entre grupos yihadistas en Siria, antaño unidos bajo el estandarte de Al Qaida, comienzan a poner en entredicho el liderazgo de la red terrorista, estiman los analistas.Actualmente está sucediendo algo inimaginable hace apenas unos años. El sucesor de Osama bin Laden como jefe de la red extremista, Ayman al Zawahiri, es blanco de críticas en los foros yihadistas que le acusan de estar "viejo" y le llaman "príncipe de los jawarij", los que se desviaron del camino de la yihad.Desde el comienzo de enero, una lucha fratricida entre el Frente al Nosra, considerada la rama oficial de Al Qaida en Siria, y el ultraviolento Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL) , ha causado miles de muertos.El EIIL, surgido en Irak después de la invasión del país por una coalición encabezada por Estados Unidos en 2003, exasperó al resto de la rebelión en Siria debido a sus aspiraciones hegemónicas y a sus métodos brutales contra los civiles.Para Charles Lister, investigador del Brookings Centre de Doha, el liderazgo del movimiento islamista es uno de los asuntos en juego en la guerra en Siria."Esta disputa se concentra ahora en quién representa el verdadero movimiento yihadista, no sólo en Siria, sino en todas partes", explicó.En su opinión, la guerra entre Al Nosra y el EIIL "podría levantar una polvareda en la comunidad yihadista internacional" . "El conflicto en Siria ofrece oportunidades increíbles a los grupos yihadistas, y con oportunidades como éstas llegan las divisiones".En el último ataque, el portavoz del EIIL, Abu Mohamed al Adnani, acusó a los dirigentes de Al Qaida de haber traicionado la causa yihadista."Al Qaida ha dejado de ser una base para la yihad" , declaró en un comunicado colgado el viernes en foros yihadistas. Los "dirigentes de Al Qaida se han desviado del camino correcto (...) Han dividido en todas partes las filas de los muyahidines", lamentó.En una entrevista difundida el sábado, Zawahiri desmintió estas acusaciones y pidió unidad en la lucha contra el régimen sirio de Bashar al Asad."Nuestro método es concentrarnos en (...) Estados Unidos, sus aliados cruzados, y los sionistas y sus agentes traidores e incitar a la Uma (la comunidad musulmana) a unirse a la yihad contra ellos y a dejar de lado sus diferencias" , insistió en esta entrevista realizada entre febrero y abril, según el centro estadounidense de vigilancia de páginas islamistas SITE.Pero en internet, los anti Zawahiri multiplican las críticas."Zawahiri cayó (...). Ya no le haremos más caso. Al Qaida ha caído en el olvido", escribió Munasar al Mumineen, partidario del EILL, en su cuenta de la red Twitter.No es la primera vez en la historia de Al Qaida que surgen divisiones, matiza Alan Fraser, un especialista en Oriente Medio de AKE Group."Los yihadistas siempre han sido proclives a la división y a los conflictos internos, puesto que suele haber bastante más en juego que simples asuntos ideológicos", explica."Siempre ha habido tensiones entre los grupos y dentro de los grupos para saber hasta dónde podía llegar su extremismo y hasta dónde podían llegar para recaudar fondos e imponer sus creencias a las poblaciones locales", añade, recordando las disensiones entre los islamistas argelinos durante y después de la guerra civil de los años 1990.Pero estas divisiones benefician al régimen sirio, cuyo ejército, apoyado por el movimiento chiita libanés Hezbolá, obtuvo en los últimos meses varias victorias frente a los rebeldes, que sufren de falta de abastecimiento y de ausencia de una comandancia unida."Las divisiones alejaron a algunos grupos de su principal objetivo, la lucha contra el régimen de Bashar al Asad, como por ejemplo el Frente al Nosra, que ahora está completamente involucrado en combates" contra el EIIL, señala Lina Jatib, directora del Carnegie Middle East Center en Beirut."El régimen de Asad sale beneficiado de los combates entre yihadistas" , concluye.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad