Rey de España llama a asegurar orden constitucional, tras referendo en Cataluña

default: Rey de España llama a asegurar orden constitucional, tras referendo en Cataluña

Felipe VI calificó como una "deslealtad inadmisible" y "conducta irresponsable" la intención independentista de Cataluña. Además de acusar a esa región de querer quebrantar la unidad del país.

Rey de España llama a asegurar orden constitucional, tras referendo en Cataluña

Octubre 03, 2017 - 05:20 p.m. Por:
Agencia EFE
Rey Felipe VI España

El Rey Felipe VI dirige un mensaje a los españoles dos días después del referéndum organizado sobre la independencia de Cataluña.

Agencia EFE

El Rey de España advirtió este martes  que, ante la situación "de extrema gravedad" en Cataluña, los "legítimos poderes del Estado" deben asegurar "el orden constitucional", la vigencia del Estado de derecho y el autogobierno de esa región, "basado en la Constitución y en su Estatuto de Autonomía".

En un discurso a los españoles ante el desafío secesionista en Cataluña, el Rey aseguró que las autoridades de esa región "han pretendido quebrar la unidad de España y la soberanía nacional", y de una manera "clara y rotunda" se han situado "totalmente al margen del derechoy de la democracia".

Lea también: 'Cataluña asegura que 90 % de votantes dijo sí a la independencia'.

Felipe VI calificó el comportamiento del Ejecutivo catalán de "deslealtad inadmisible" y "conducta irresponsable" y señaló que "de una manera clara y rotunda, se ha situado totalmente al margen del derecho y de la democracia".

Según el Rey, el incumplimiento del ordenamiento jurídico se ha hecho de una manera "reiterada, consciente y deliberada" y "todos los españoles han sido testigos" de los hechos que se han ido desarrollando en Cataluña, "con la pretensión final de la Generalitat (Gobierno catalán) de que sea proclamada ilegalmente la independencia de Cataluña".

A los cargos institucionales independentistas les acusó de "haber quebrantado los principios democráticos de todo Estado de derecho" y socavar "la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana, llegando, desgraciadamente, a dividirla".

"Hoy la sociedad catalana está fracturada y enfrentada", lamentó el jefe del Estado español.

"En definitiva, todo ello ha supuesto la culminación de un inaceptable intento de apropiación de las instituciones históricas de Cataluña", dijo Felipe VI, tras recordar que el Estatuto (catalán)es la ley que "reconoce, protege y ampara las instituciones históricas y el autogobierno" de la región.

El Rey reconoció que España atraviesa momentos muy difíciles, pero quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a todos los españoles y de manera específica a los catalanes, a los que dijo que no están solos. "Son momentos difíciles, pero los superaremos", aseguró.

Felipe VI señaló que es consciente de que en Cataluña "también hay mucha preocupación y gran inquietud con la conducta de las autoridades autonómicas".

"A quienes así lo sienten, les digo que no están solos, ni lo estarán; que tienen todo el apoyo y la solidaridad del resto de los españoles, y la garantía absoluta de nuestro Estado de Derecho en la defensa de su libertad y de sus derechos", señaló.

Además: 'Gobierno catalán pedirá al Parlamento regional que proclame la independencia'.

Y al conjunto de los españoles, que "viven con desasosiego y tristeza estos acontecimientos", también les transmitió un mensaje de tranquilidad, de confianza y de "esperanza".

Según el Rey, los principios democráticos de España "son fuertes, son sólidos", y lo son "porque están basados en el deseo de millones y millones de españoles de convivir en paz y en libertad".

"Así hemos ido construyendo la España de las últimas décadas", subrayó, para añadir que debe seguirse ese camino, "con serenidad y con determinación".

"En ese camino, en esa España mejor que todos deseamos, estará también Cataluña", constató.

El mensaje del Rey cerró una jornada de huelgas, paros y concentraciones multitudinarias en varias ciudades de Cataluña en protesta por la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado durante la consulta ilegal del pasado domingo, que había sido suspendida por el Tribunal Constitucional español.

Desde el domingo, los agentes de la Policía y la Guardia Civil españolas han sido objeto de insultos y escraches por parte de activistas independentistas, que les han obligado incluso a abandonar los hoteles donde estaban alojados los agentes.

Por esas acciones, el Gobierno español acusó al Ejecutivo catalán de alentar el acoso y los actos de "odio" hacia los policías nacionales y los guardias civiles desplazados a Cataluña y avisó de que dichos actos "tendrán la correspondiente respuesta jurídica".

También la Fiscalía anunció hoy que ha puesto en manos del servicio especial de Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona lo ocurrido en las últimas horas, como las expulsiones de miembros de ambos cuerpos de los hoteles catalanes en los que se alojaban.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad