Retrato de una 'Lady'

Retrato de una 'Lady'

Julio 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

ara vivir en nuestro tiempo, hay que saber quién es Lady Gaga, la estrella pop que amenaza con enviar a buen retiro a Madonna.

Si en los años 60 era casi una obligación saber de Los Beatles, hoy, Lady Gaga es tema obligado en el ámbito musical. Con sólo dos discos en el mercado, esta neoyorquina de 24 años, ha batido récords en ventas y popularidad al punto de convertirse en una amenaza para Madonna.Y hasta el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha visto pasos de gigante, pues la diva lo supera en popularidad en Facebook, al alcanzar los 11,2 millones de amigos, mientras él cuenta con 10,1 millones de seguidores.En abril de este año el video de Gaga ‘Bad Romance’ se convirtió en el más visto de la historia de la página YouTube, al superar las 200 millones de visitas. Gaga también es la primera artista en la historia en tener tres sencillos con más de 4 millones de copias vendidas cada uno. Hasta la fecha, ha vendido más de 15 millones de álbumes, y 40 millones de sencillos.Pero todo ello no sucedió en un abrir y cerrar de ojos de la diva. Aunque su talento solo salió a la luz pública en el 2008 en la gala de coronación de Miss Universo de ese año, Stefani Joanne Angelina Germanotta (su nombre de nacimiento) aprendió a tocar el piano desde los 4 años y escribió su primera canción a los 13. Hija única de Joseph Germanotta, un empresario de internet, y Cynthia, asistente de telecomunicaciones, consiguió ingresar a la edad de 16 años a la Escuela de Arte Tisch de la Universidad de Nueva York. Allí estudió música y mejoró sus habilidades como compositora, escribiendo ensayos e investigaciones sobre arte, religión y política.Tres años después abandonó la escuela y firmó con Def Jam Recordings, luego de que el productor musical de esta disquera, L. A. Reid la escuchó por los pasillos de su oficina. Sin embargo, Gaga asegura que nunca llegó a reunirse con él y tuvo que abandonar el sello discográfico sin grabar ninguna canción. Su nombre artístico se lo debe al productor musical Rob Fusari, quien la ayudó a componer algunas de sus primeras canciones. “Cada vez que Stef venía al estudio, en lugar de decir ‘hola’, me cantaba ‘Radio Ga Ga’, canción del grupo Queen. Entonces cambié el ‘radio’ por ‘lady’. Al oír el nombre me dijo: “no me llames nunca más Stefani”. Ese día cambió su nombre legalmente e hizo que sus padres y todo el mundo la llamaran Lady Gaga.Aunque nadie duda de su talento, el éxito que alcanzó prematuramente la artista se debe a la visión comercial y a la confianza artística de Akon, cantante y productor musical de origen senegalés, fundador del sello discográfico Konvict Muzik y Kon Live Distribution.Al escucharla cantar junto a la artista performance Lady Starlight en el festival musical estadounidense Lollapalooza de 2007, Akon decidió contratarla como compositora de artistas consagrados como Fergie, Pussycat dolls, Britney Spears y New Kids on the Block. Pero tras oírla cantar en uno de los coros, le propuso trabajar en un disco propio.Su álbum debut ‘The fame’ salió al mercado musical el 19 de agosto de 2008, con el que recibió críticas positivas y ocupó el puesto número uno de los discos más vendidos en Austria, Reino Unido, Canadá e Irlanda, y el cuatro, en Australia y Estados Unidos.Siendo testigo del éxito de su protegida, hoy Akon asegura que: “Gracias a ella, prácticamente, puedo retirarme. Fue definitivamente una bendición. Llegó en el momento justo”.Y por su parte, Gaga, en la más reciente edición de la revista Rolling Stone, asegura que no se habría convertido en la estrella internacional que es hoy sino hubiera pasado por su ruptura con su ex pareja Luke, un baterista de heavy-metal, que la inspiró. “Yo no habría tenido tanto éxito sin él. Nunca he querido a nadie, yo lo amaba. Y esa relación realmente me formó. Me convirtió en una luchadora”.Pero así como aún hay personas que se sorprenden con el éxito prematuro de Lady Gaga, son muchos más los que aún no entienden el vestuario que la estrella pop luce en el escenario y en cada evento al que es invitada. “Si no me entienden, están ignorando mi existencia creativa”, manifiesta cada vez que se siente intimidada por las preguntas de los periodistas que intentan descifrar sus excéntricos trajes.Y si la prensa no ha logrado descifrar la creatividad de Gaga, Polaroid, la marca de cámaras fotográficas, sí. El pasado 7 de enero la nombró directora creativa de una línea de productos. “Estoy trabajando para llevar la cámara de película instantánea de nuevo como parte del futuro”, dijo.El pop hecho arteLos que vivieron intensamente los años 80 recuerdan a Cindy Lauper, ícono pop de mallas rotas, melena esquizofrénica y maquillaje estrafalario a quien le debemos éxitos entrañables como ‘Girls just wanna have fun’, las chicas sólo quieren divertirse, que se convirtió en símbolo de una época. Pues justamente a la legendaria Cindy Lauper le encargaron la misión de escribir el perfil de Lady Gaga en la más reciente edición de la revista Time, donde esta última fue elegida como la artista más influyente del mundo y tuvo el privilegio de salir en portada al lado del ex presidente Bill Clinton. Según Lauper, la gente olvida lo joven que es Lady Gaga: “Apenas tiene 24, mucho más joven de lo que yo era cuando me volví famosa... No puedo esperar a ver cómo crece y cuál será su próximo paso. Sólo ha lanzado dos álbumes, pero ya está inspirando a otros artistas”, escribe sobre la estrella a la que conoció durante una entrevista a la que Gaga llegó con una escultura en la cabeza. “Estando a su lado sentí que me sacudían el polvo”, confiesa también.Pero si Lauper no se reserva ningún elogio para Lady Gaga, todo lo contrario ocurre con Madonna, quien ha acusado a la joven estrella de plagiar su estilo, pues los recientes videos de Gaga incluyen crucifijos y coreografías insinuantes asociadas a escenas religiosas con un aire a ‘Like a prayer’.Los críticos creen que más que plagiar, lo que busca Gaga es rendirle homenaje a Madonna, tomar las banderas de la estrella de 54 años y presentarse como su relevo generacional. Con esto está de acuerdo el cineasta caleño Jorge Navas, director de ‘La sangre y la lluvia’.Según Navas, “detrás de los videos de Lady Gaga hay un gran equipo de profesionales que no deja nada al azar. Con Madonna comparte la teatralidad, la energia y la habilidad para correr riesgos”. Se trata de videos futuristas, con encuadres casi cinematográficos, coreografías fantásticas y alto contenido sexual que acompañan letras retadoras como “quiero tu fealdad, quiero tu enfermedad” (Bad romance) o “bang, bang, somos bellos, sucios y ricos” (Beautiful Dirty Rich), que se ha convertido en himno de la nueva generación MTV. Navas añade que la conexión que Gaga logra con los jóvenes y el público gay, “también la tuvo Madonna en su momento, pero los tiempos han cambiado, las sociedades han abierto la mente y Lady Gaga ha sabido cómo explotar de forma novedosa y decidida este interesante filón”. Por el contrario, para el crítico de música Jorge Fresquet, Lady Gaga ni siquiera merece la comparación con Madonna. “Si la lista Forbes ubica a Gaga por encima de Madonna y la nombra una de las más influyentes del mundo, es sólo porque esa publicación no se preocupa por lo artístico, sino por las ventas”.De Lady Gaga, el experto caleño sólo reconoce su vanguardismo y su capacidad para sintonizarse con la moda, pero añade que “no hay forma de comparar una carrera de 40 años, como la de Madonna, con una niña que sólo lleva 2 años en el mercado”. Cosa muy distinta sostiene Carlos Omar Saldarriaga, crítico musical y director de la emisora La X, 96,5 FM, quien admira a Lady Gaga desde que vio su presentación en Miss Universo 2008.“Lady Gaga es una artista tan extraordinaria, que la Academia de Artes y Ciencias que concede los premios Grammy modificó sus requisitos para que estrellas como ella puedan recibir el premio a Artista Revelación, aunque hayan hecho colaboraciones previas con artistas ya establecidos”, dice. “El año pasado ella fue la revelación del año, pero no pudo ser nominada porque había hecho colaboraciones menores con otros artista y eso la excluyó”, explica Saldarriaga, quien considera que Lady Gaga y Madonna tienen demasiado en común, como su origen italiano, su espíritu contestatario y su conciencia de la moda. Sin embargo, reconoce que la propuesta de Gaga no es del todo original, sino una buena reinterpretación de fórmulas que funcionaron en los años 70, 80 y 90. “Cuando uno oye canciones de Lady Gaga como ‘Alejandro’, detecta de inmediato el parecido con una canción de ABBA llamada ‘Fernando’ y con el estilo discotequero de Ace of Base. El mérito de Gaga es haber reciclado bien estos y otros ingredientes del pasado y presentarlos de forma muy atractiva para el público joven, que no tiene ni idea de quiénes son Abba y Ace Of Base, y que incluso ignora la larga trayectoria de Madonna”, explica Saldarriaga. Entretanto, Time define a Gaga como la mujer que convirtió el pop en arte, en performance.Una dama en la camaElla lo dice: sus seguidores la quieren sin importar si es hombre, mujer, gay, transgénero, transexual o hermafrodita. Claro que Lady Gaga, quien ya había proclamado ser bisexual, confesó ser hermafrodita. Lo hizo después de que en un concierto, en junio de 2009, en el Festival de Glastonbury, un mini-vestido de latex le jugara una mala pasada y dejara al descubierto un bulto sospechoso entre sus torneadas piernas. Presionada por el escándalo que suscitó la imagen del impase, la cual se volvió de dominio público en Internet, Gaga rompió el incómodo silencio. “No es algo de lo que me tenga que avergonzar. Simplemente sí, tengo ambos genitales, pero yo me considero sólo hembra”, aclaró. Y fue aún más explícita: “Se trata de un pequeño pene que, en realidad, no interfiere en mi vida cotidiana. Además el ser bisexual y poseer dos órganos, enriquece la relación. Si no había hablado de ello hasta ahora es porque no es un asunto importante para mí”. Su declaración le ha generado suculentas ofertas para que pose desnuda, a lo que Gaga no ha dicho que sí, pero tampoco que no.Antes de su confesión, hubo quienes salieron a defenderla: “Lady Gaga no tiene pene”, dijo su amigo Mika, quien pretendió acabar con el debate sobre el sexo de la intérprete de ‘Paparazzi’. “Un día vino a mi casa en ropa interior –Ella puede salir así, ella sabe lo que está haciendo– y ahí no había ningún indicio de pene”. El solidario amigo la califica además como una mujer que no tiene un pelo de tonta, muy brillante y “un buen modelo para las mujeres”. Pero además revela que su amiga “juega con la sexualidad y la vuelve asexual a propósito”.“Ella se da el lujo de ese juego, al pertenecer al mundo del espectáculo, que todo lo permite”, dice el sexólogo y psicólogo clínico Fernando Calero de la Pava. Aunque él mismo asegura que puede tratarse de una pose y se atreve a decir que “ni el diez por ciento de los hermafroditas se sienten satisfechos plenamente con su condición. Si la cultura es abierta, pueden llegar a ser excéntricos e incluso, llevar una vida de gran placer. Pero no deja de haber cierta discriminación”. De la Pava dice que “algunos puede llevar una vida normal, tranquila. Pero la mayoría viven en tormento, porque deben asumir la sexualidad con muchas represiones, propias de las culturas y religiones monoteístas”.A Gaga pareciera no afectarle su condición, al punto de que juega con esa doble cara, como lo que hizo en una sesión fotográfica para la edición japonesa de la revista Vogue, en la que sacó a relucir su lado más masculino. Allí interpretó a un hombre sofisticado y muy varonil. Su propia estilista, Nicola Formichetti, se encargó de la transformación que inmortalizó con su cámara fotográfica Nick Knight.Se dice que fue Nicola quien publicó fotos de esa sesión en la web, las etiquetó con el nombre del modelo masculino, Jo Calderone, pero ella misma levantó los rumores de que se trataba de Gaga.Es ese juego de roles lo que la convertido en objeto de idolatría, pues esa fascinación que esta lady siente por sus seguidores, a quienes llama “compañeros de habitación” –porque le dan la sensación de protección– es la que dicen sentir por ella la actriz Megan Fox, que asegura estar “obsesionada” con Gaga, y Britney y Rihanna, quienes se la disputan para tenerla en sus videoclips.Mientras algunas mujeres la idolatran, ella, aún sintiéndose una de ellas, les lanza dardos: “El sexo debe ser divertido, bello, colorido, pero las mujeres siempre lo hacemos mal. Estamos dispuestas sólo a recibir. No podemos hablar sobre el sexo ni cantar sobre sexo”.Cada declaración suya es una provocación. La última fue una invitación al celibato. “He elegido estar soltera porque no tengo el tiempo para conocer a alguien. Está bien no tener sexo. Soy célibe, el celibato está bien”, dijo. En cuanto al amor, ella dice que ha sido su mayor sacrificio: “Solo he estado enamorada una vez y tuve que caminar lejos porque tenía que poner primero mi carrera. Él quería que me quedara en casa y estuviera siempre con él, quería estar en el escenario. Fue una gran lección para mí, pero también fuente de tristeza”.No se sabe si se refería a su ex, el baterista Luke o a Matthew Williams, su consejero de estilo. Con este último se había dado ya una segunda oportunidad, después de salir con un empresario de Los Ángeles, llamado ‘Speedy’, pero el segundo intento no funcionó.Al que Gaga no quiere ver ni en pintura es a otro ex novio y ex manager, Rob Fusari, y que ahora la demandó ante el tribunal de Nueva York por US$35 millones. Esa cifra es poca para lo que, según él, debería cobrar como copropietario de entre el 15 y el 20 por ciento de la compañía Team Love Child, fundada por él, por Gaga y el padre de ésta.El que fuera su pareja de 2006 a 2007 se queja también de haber recibido de Stefani US$209.000, una suma que le parece ínfima frente a lo que la diva le adeuda: el nombre artístico, la composición de canciones como ‘Beautiful, Dirty, Richi’ y ‘Paparazzi’ y la firma del contrato con una disquera. Mejor dicho, dice que de no ser por él, Gaga no habría llegado donde está.Hace algunos meses, a pesar de sus insinuantes coreografías, convidó a sus seguidores a la monogamia, en una campaña de prevención del sida: “Ser cool no es tener sexo todo el tiempo, sino ser fuerte e independiente”.La cosa va más allá. Gaga prohibe tener sexo a sus bailarines. De acuerdo con una fuente citada por el portal británico Daily Mail tal restricción obedece a que prefiere que gasten sus energías con ella en sus coreografías llenas de movimientos explícitos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad