Residentes del Golfo de México quieren ver más eficiencia frente al derrame

Residentes del Golfo de México quieren ver más eficiencia frente al derrame

Junio 16, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencia AP
Residentes del Golfo de México quieren ver más eficiencia frente al derrame

Habitantes del Golfo de México, dicen que el derrame de petróleo ha afectado el turismo en la zona y, por ende, la economía.

Discurso del presidente Barack Obama sobre derrame de petróleo da pocas esperanzas a habitantes de la zona que viven del turismo y que han tenido pérdidas millonarias en las últimas semanas.

Regina Shipp, dueña de un restaurante en la costa de Alabama, estaba al borde de la desesperación antes del discurso del presidente Barack Obama el martes sobre la crisis del derrame petrolero en el Golfo de México.Los turistas han desaparecido, todas las mesas de su establecimiento junto al puerto lucen vacías y el negocio ha perdido 57.000 dólares luego de unas semanas tras el derrame.Después del discurso, Shipp se vio más esperanzada, aunque no mucho. En estos momentos, va a requerirse más que palabras de la Casa Blanca para mejorar la vida en la costa."El dice que va a hacer que BP pague, ¿pero puede hacerlo?", se preguntó Shipp, parada en medio de su negocio desierto, Shipp's Harbour Grill, el restaurante que posee junto con su esposo, Matt Shipp.Obama prometió "hacer que BP pague" y acusó al gigante petrolero de negligencia, en su primer discurso a la nación desde que el catastrófico derrame comenzase a destruir el modo de vida en la costa del golfo. Obama habló tras una visita de dos días a la zona, durante la cual se reunió con funcionarios y residentes para analizar la situación.Con las vidas sacudidas por el peor derrame petrolero en la historia del país, los residentes de la costa del golfo observaron el discurso presidencial del martes con una mezcla de temor y furia, tanto por el crudo como por una respuesta que a ratos parece casi cómica.Bebiendo una copa de vino en su casa en Empire, Luisiana, Mitch Jurisich decidió ver el discurso de Obama luego de no estar seguro siquiera de si iba a encender el televisor. El pescador de ostras ha estado sin trabajo desde que las zonas ostreras de Luisiana fueron cerradas hace dos semanas.Jurisich dijo que teme que una moratoria en las exploraciones petroleras martítimas vaya a aniquilar lo que queda de la economía en la costa de Luisiana. La pasividad que Obama dice que no va a tolerar no es el verdadero problema, según Jurisich."Hay mucha acción, pero en medio de confusión y caos, y eso está comenzando a dominar los esfuerzos para frenar este derrame", dijo el ostrero de 47 años. Sin embargo, a Jurisich le sorprendió el discurso de Obama."El no nos dio el mismo discurso de siempre. Me gusta lo que dijo acerca de destinar dinero (para compensar a los afectados), pero no importa cuánto dinero sea, no va a ser suficiente", dijo. "Ellos deberían congelar todos los fondos de BP y aún pudiera no ser suficiente".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad